Audrey Beadle, especialista en inversiones de renta fija de Federated Hermes Limited

La sorprendente victoria electoral del partido Nuevo Frente Popular (NFP) ha reverberado en el mercado esta semana. Los mercados esperaban que la Agrupación Nacional obtuviera la mayoría de los escaños, con el NFP en segundo lugar y el partido de Macron en tercer lugar, por lo que se trata de un resultado inesperado, pero desde el punto de vista de los inversores, hemos evitado el peor escenario posible de una mayoría de extrema derecha que ponga sobre la mesa políticas de gasto más costosas.

En última instancia, las consecuencias son efectivamente las mismas que las que habríamos tenido con una mayoría relativa de RN, es decir, un Parlamento indeciso. Actualmente no hay ninguna coalición a la vista y es probable que entremos en un periodo prolongado de inestabilidad política y opacidad política.

La corrección del mercado en el diferencial entre la OAT y la deuda soberana alemana no ha sido muy significativa esta semana en comparación con lo que vimos hace un mes, lo que indicaría que la mayor parte de esto ya estaba descontado. Los mercados siguen centrándose en el déficit y el presupuesto de septiembre. Macron necesita nombrar un nuevo primer ministro a corto plazo, pero es difícil ver cómo Francia puede hacer los recortes presupuestarios necesarios para controlar su déficit. Cada vez es más probable que la deuda francesa vuelva a ser rebajada.

Lewis Grant, gestor principal de cartera de Renta Variable Global de Federated Hermes Limited

Tras las revolucionarias elecciones francesas, los mercados se han mostrado moderados. El electorado francés se unió para luchar contra la Agrupación Nacional, de extrema derecha y que aumenta el déficit. Finalmente, el Nuevo Frente Popular (NFP) se ha hecho con el mayor número de escaños, aunque muy lejos de la mayoría. El NFP se presentó con un programa de cambios radicales, que incluía límites a los precios de los alimentos y la energía y subidas de impuestos a los más ricos, pero carece de mandato para llevarlo a cabo.

Los activos franceses sufrieron fuertes pérdidas tras las elecciones europeas de principios de junio, en las que la Agrupación Nacional arrasó, pero no han logrado recuperarse. Un parlamento indeciso con un presidente centrista da cierta esperanza de que un moderado del PNF sea nombrado primer ministro y que las políticas extremas se reduzcan, al menos por ahora. Entonces, ¿por qué, después de conjurar el escenario de pesadilla, los mercados se han mostrado benignos? ¿Dónde está el rally de alivio que siguió a la primera vuelta de las elecciones?

La esperanza de que se haya evitado lo peor no se traduce automáticamente en optimismo de cara al futuro, y puede que los inversores estén ahora en modo «esperar y ver». Las expectativas de que la situación se estabilice hasta las elecciones presidenciales son ilusorias. De momento, el trabajo consiste en formar un Gobierno centrado en las escasas políticas comunes. Puede que el desdén por la Agrupación Nacional sea suficiente para que el centro y la izquierda se unan en una coalición inestable, pero esperamos que cualquier Gobierno de este tipo se vea empujado a sus límites por la reforma interna y la política exterior en torno a Israel y Gaza. Cualquier cuestión que envíe a los votantes de nuevo a las urnas creará volatilidad, lo que creemos que tendrá un efecto negativo en el euro, la renta variable y los bonos.

Filippo Maria Alloatti, Jefe de Finanzas para Crédito en Federated Hermes Limited

A corto plazo, es probable que en Francia haya un Parlamento indeciso. Parece haber acuerdo sobre quién no quiere gobernar, pero no sobre quién debería hacerlo. La presión del partido ganador, el Nuevo Frente Popular, se centrará en aumentar el gasto y revertir las reformas, uno de los temores iniciales de la mayoría del Partido de la Agrupación Nacional.

Los diferenciales de los valores financieros franceses ya habían descontado las primas de riesgo por este acontecimiento. El camino de menor resistencia es un poco más amplio a corto plazo, al menos mientras no esté claro el resultado de lo que suceda a continuación.

Dado el volumen bien documentado de la deuda francesa, una situación fiscal difícil sin margen de mejora durante el próximo año y el crecimiento de los partidos de la periferia, es probable que el papel francés obtenga peores resultados. Pero dado que se ha evitado el gobierno de «ala izquierda», es poco probable que se produzca un estallido inmediato más amplio.

Dicho esto, el mercado ha absorbido tres operaciones subordinadas de compañías de seguros francesas esta semana, todo un logro.

TE INTERESA

Si quiere aprender a invertir y gestionar su patrimonio, Estrategias de Inversión ha desarrollado un curso on.line para que aprenda a invertir a corto, medio y largo plazo con nuestro curso on.line para aprender a invertir en bolsa y fondos de inversión con dedicación de 15  minutos al día aprendera tanto Análisis Tecnico, Análisis Fundamental , Macroeconómico u operativa con fondos de inversión y ETFs para aplicarlo a sus inversores

Cualquier inversor puede formarse con uno de nuestros cursos más globales para invertir. Más información AQUÍ 

En estrategias de Inversión llevamos más de 20 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión