Facebook planea eliminar durante las próximas semanas el reconocimiento social de la plataforma tras el cambio de nombre de la firma a Meta, según Salvador Rodríguez en CNBC.

La red social, cuya empresa matriz ahora se llama Meta, dijo que eliminará más de mil millones de plantillas de reconocimiento facial individuales como resultado de este cambio. La compañía dijo en una publicación de blog que más de un tercio de los usuarios activos diarios de Facebook, o más de 600 millones de cuentas, habían optado por el uso de la tecnología de reconocimiento facial.

Facebook ya no reconocerá automáticamente las caras de las personas en fotos o videos, dijo la publicación. Sin embargo, el cambio también afectará a la tecnología automática de texto alternativo que utiliza la empresa para describir imágenes para personas ciegas o con discapacidad visual.

«Hay muchas preocupaciones sobre el lugar de la tecnología de reconocimiento facial en la sociedad, y los reguladores aún están en el proceso de proporcionar un conjunto claro de reglas que rijan su uso», dijo la compañía. «En medio de esta incertidumbre constante, creemos que es apropiado limitar el uso del reconocimiento facial a un conjunto reducido de casos de uso».

Terminar con el uso del sistema de reconocimiento facial es parte de “un alejamiento de toda la empresa de este tipo de identificación amplia”, dijo la publicación.

Meta, que presentó su hoja de ruta la semana pasada para la creación de un mundo virtual masivo, dijo que aún considerará la tecnología de reconocimiento facial para casos en los que las personas necesiten verificar su identidad o para prevenir el fraude y la suplantación de identidad. Para usos futuros de la tecnología de reconocimiento facial, Meta «seguirá siendo pública sobre el uso previsto, cómo las personas pueden tener control sobre estos sistemas y sus datos personales».

En 2012, Facebook adquirió la empresa israelí Face.com por menos de 100 millones de dólares, contratando a un equipo de desarrolladores que se centraron en el reconocimiento facial para aplicaciones móviles. El acuerdo se produjo pocos meses después de que Facebook adquiriera Instagram, el mayor esfuerzo del CEO Mark Zuckerberg en ese momento para trasladar el negocio a los dispositivos móviles.