En contraste, aquellas acciones representativas del capital de la llamada moda de gran consumo no han tenido un desempeño tan favorable, ya que los consumidores de las grandes superficies se han visto presionados por la crisis del coste de la vida y se han vuelto más cautos en sus gastos. Entre estas compañías tenemos a Inditex, H&M, Next o Zalando. Su desempeño hubiese sido peor de no ser por su capacidad de innovación en plazos muy cortos, el desarrollo de la venta online con tecnología de vanguardia y, del lado macroeconómico, unos aumentos salariales que han contrarrestado las presiones inflacionarias, devolviendo algo de poder adquisitivo a los consumidores en medio de la crisis del coste de vida.

El desempeño del sector de lujo ha estado liderado por gigantes franceses como LVMH, la mayor cotizada de Europa, y Hermès, con incrementos del 177% y 304% respectivamente en los últimos cinco años. La británica Burberry ha quedado algo atrás en esta carrera de la excelencia. En cuanto a los minoristas de la moda gran consumo, el panorama está dominado por Inditex y H&M, pero hemos observado que los resultados más sorprendentes provienen de compañías más pequeñas, desde el minorista online del Reino Unido ASOS, con un descenso del 86%, hasta MAVI de Turquía, con un impresionante aumento del 1.374%.

Para ofrecer una visión clara del panorama, eToro ha analizado por segundo año consecutivo dos índices de igual peso de los diez mayores minoristas de moda de lujo y otro con las del mercado de moda de gran consumo del Reino Unido y Europa. Estos índices reflejan no solo el desempeño financiero, sino también la capacidad de adaptación y la innovación dentro de un sector en constante evolución.

Así las cosas, algunas de las conclusiones a las que podemos llegar son:

    Valor a largo plazo del lujo: El sector de artículos de lujo tiene una trayectoria de crecimiento estable debido a su exclusividad y capacidad para adaptarse a los cambios del mercado y las necesidades de los consumidores globales.

  • Exclusividad y fidelidad a la marca: Las marcas de lujo ofrecen una experiencia y un estatus únicos, manteniendo su relevancia y demanda en el tiempo.
  • Adaptación y expansión global: Las estrategias de expansión en los mercados emergentes y digitales han fortalecido la presencia global del sector de artículos de lujo.
  • Resiliencia a la incertidumbre económica: las marcas de lujo se recuperan más rápido y son menos susceptibles a las fluctuaciones económicas, gracias a los clientes que tienen un alto poder adquisitivo y la capacidad de mantener márgenes de beneficio.
  • Diversificación de la cartera: incluir valor de alto nivel en las carteras puede ayudar a equilibrar el crecimiento con la protección contra la volatilidad y actuar como una cobertura potencial durante las recesiones.

Este contenido tiene fines informativos y educativos únicamente y no debe considerarse como un asesoramiento de inversión o una recomendación de inversión. El rendimiento pasado no es una indicación de los resultados futuros. Los CFDs son productos apalancados y conllevan un alto riesgo para su capital.

Estrategias de Inversión