Uno de los rasgos característicos en la estrategia de Banco Santander es la diversificación geográfica y de negocios, que permite aprovechar su escala global y ser una sólida base para crecer y ser más resiliente, sobre todo en momentos de incertidumbre. Así se ha puesto de manifiesto una vez más en la última presentación de resultados del grupo financiero, correspondientes al primer semestre del año. En esta ocasión es Europa la que gana músculo e impulsa los resultados del banco: Santander ha obtenido un beneficio atribuido de 5.241 millones de euros, un 7% superiores al mismo periodo de 2022, gracias al fuerte crecimiento de los ingresos, especialmente en Europa, que ha permitido neutralizar el aumento interanual de las provisiones en Norteamérica y Sudamérica.

Europa representa el 43% del beneficio del grupo: 2.536 millones de euros, un 40% más.  La región incorpora todos los negocios realizados en España, Reino Unido, Portugal y Polonia, excepto los incluidos en Digital Consumer Bank (que engloba el negocio de

La entidad está acelerando la transformación de su modelo de negocio con el objetivo de obtener un mayor crecimiento y un modelo operativo más eficiente. Destaca el despliegue de productos y servicios compartidos, entre los que se incluye una app de banca móvil común en varios mercados. “El año pasado hicimos progresos significativos en los resultados financieros y en los proyectos de transformación. Este año aceleraremos con el objetivo de convertirnos en el mejor banco de cada país, apoyándonos en la combinación de nuestro liderazgo local con nuestros negocios paneuropeos y globales”, explican desde el banco.

Para ello, trabaja en varios frentes que están permitiendo un crecimiento sostenible y una mayor rentabilidad y creación de valor para los accionistas:

  • Foco en el cliente: incrementar la base de clientes activos mejorando el servicio y la experiencia del cliente.
  • Simplificación y automatización: mejorar la eficiencia a través de un modelo operativo común para la región.
  • Conectividad: aumentar los ingresos de los negocios globales incrementando la conectividad en la región.
  • Actividad: aumentar la vinculación de clientes a través de una propuesta de valor para particulares y pymes.
  • Asignación de capital: mejorar las políticas de fijación de precios y gestión de riesgos.

Toda esta labor se ha reflejado en un aumento del número de clientes, que crecen un 2% interanual y rozan ya los 49 millones en Europa. Especialmente en España, que cuenta con 14,68 millones al cierre del mes de junio, un 5% más que un año antes. En total, el grupo tiene 163,75 millones de clientes (nueve millones más en los últimos doce meses), de los que más de 99 millones son activos.

Principales áreas

Así, en España el banco avanza en la mejora de la calidad de servicio, automatizando y digitalizando procesos, y desarrollando una propuesta de valor más sencilla para particulares y especializada para segmentos de alto valor. Además, está potenciando la colaboración entre segmentos tanto a nivel local como global. El país ha obtenido en el primer trimestre un beneficio atribuido de 1.132 millones de euros, con un aumentó del 74%. “Estamos avanzando en el proyecto de One Transformation, obteniendo un impacto positivo en los indicadores digitales o las decisiones basadas en datos”, señalan en el Santander. También en Reino Unido, que obtuvo 818 millones (+16%) el programa de transformación está permitiendo mejorar la eficiencia a través de la automatización y digitalización de procesos.

En el caso de Portugal, el beneficio creció un 43% en términos anuales, hasta alcanzar 321 millones, con una estrategia enfocada en crecer en los segmentos más rentables y aumentando los clientes activos y digitales, así como la calidad del servicio. Y la misma cifra de resultados obtuvo Polonia, con un incremento del 55%, donde las prioridades estratégicas se centran igualmente en ofrecer una mejor experiencia a los clientes y empleados para aumentar los clientes activos en todos los segmentos, avanzar en el proceso de digitalización y simplificación, y crecer de manera rentable.

Objetivos 2023

El consejero delegado del grupo, Héctor Grisi, explicó durante la presentación de resultados cómo el banco camina hacia los objetivos financieros fijados para 2023. Así, los ingresos aumentan un 13%, en línea con la meta de crecer a doble dígito; el ROTE (que mide la rentabilidad sobre los fondos propios) se ha situado en el 14,5% (+0,8 puntos) y se acerca al 15% marcado; la eficiencia mejora hasta el 44,2%, dentro de la horquilla prevista del 44-45%; y la ratio de capital CET1 fully loaded se sitúa en el 12,2%.

En palabras de Ana Botín, presidenta de Banco Santander, “avanzamos a buen ritmo en nuestros objetivos de simplificar el negocio y aprovechar nuestras fortalezas globales. Los resultados de hoy reflejan esa mejora, con nueve millones de nuevos clientes en los últimos doce meses, lo que nos lleva a un crecimiento de doble dígito de los ingresos. La calidad crediticia sigue sólida y continuamos mejorando la rentabilidad, con un retorno sobre el capital tangible del 14,5%, y generamos capital consistentemente y de manera orgánica, cumpliendo con nuestro objetivo de estar por encima del 12%. Gracias a estos buenos resultados, creamos valor para los accionistas, con un aumento interanual del 11% del TNAV más el dividendo en efectivo por acción, y vamos cumpliendo con todos nuestros objetivos para 2023”.

Estrategias de Inversión