Bolsa

El DAX alemán se deja un 0,41% en los 12.171,18 puntos, también en rojo el CAC 40, que pierde un 0,23% hasta los 5.819,51 puntos, la bolsa italiana cede un 0,34% y la de Londres un 0,10%. El EURO STOXX 50 abre con caídas del 0,25% en las 3.331,85 unidades. 

El Ibex 35 empieza el día con caídas del 0,28% en los 7.335 puntos. Los mayores descensos son para Grifols, del 1,35% en los 8,4660 euros, Inmobiliaria Colonial se deja un 1,17% hasta los 4,72 euros y Acciona Energías Renovables un 0,98% en 38,28 euros. En verde, lidera las alzas Repsol, que sube un 1,03% en los 12,30 euros, Sacyr suma un 0,65% e Indra un 0,52%.

La persistencia del conflicto en Ucrania sigue haciendo mella en el mercado europeo. Las últimas previsiones que ha presentado el FMI muestran un panorama sombrío para el mundo y, en especial, para el Viejo Continente. Alemania e Italia entrarán en recesión el próximo año, convirtiéndose en las primeras economías avanzadas en contraerse tras la invasión rusa de Ucrania, según el pronóstico del FMI. A tener en cuenta que Alemania contribuye con el 3,3 % de la producción económica mundial y representa el 7,2 % de las exportaciones mundiales, según los datos del organismo. 

«Las tres economías más grandes, Estados Unidos, China y la zona del euro, seguirán estancadas«, dijo el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, en un comunicado. «En resumen, lo peor está por venir, y para muchas personas, 2023 se sentirá como una recesión».

El FMI dijo que el crecimiento del PIB global el próximo año se desacelerará al 2,7%, en comparación con un pronóstico de 2,9% en julio, ya que las tasas de interés más altas ralentizan la economía y el sector inmobiliario en Estados Unidos.

Más de 50 países miembros y aliados de la OTAN se reunirán el miércoles en Bruselas para debatir el refuerzo de las defensas aéreas de Ucrania, dos días después de que los misiles rusos llovieran sobre ciudades de todo el país, incluida Kiev.

Los sistemas avanzados de defensa aérea están diseñados para proteger ciudades enteras de los ataques aéreos. Los ataques aéreos rusos del lunes mataron a 19 personas en Ucrania, hirieron a más de 100 y dejaron sin suministro eléctrico a todo el país.

El martes, Ucrania recibió el primero de los cuatro sistemas de defensa aérea IRIS-T SLM que Alemania se comprometió a suministrar, según una fuente del Ministerio de Defensa alemán.

La economía británica se contrajo un 0,3% en agosto con respecto a julio, afectada por la debilidad del sector manufacturero y por los trabajos de mantenimiento que frenaron el sector del petróleo y el gas, mostraron el miércoles datos oficiales. Un sondeo de Reuters entre economistas había apuntado a un crecimiento nulo en agosto.

«La economía se contrajo en agosto, con un retroceso tanto de la producción como de los servicios. Con una pequeña revisión a la baja del crecimiento de julio, la economía se contrajo en el conjunto de los tres últimos meses», dijo el economista jefe de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés), Grant Fitzner.

El Banco de Inglaterra señaló en privado a los bancos que estaba preparado para ampliar su programa de emergencia de compras de bonos más allá del plazo del viernes si las condiciones del mercado lo exigían, según el Financial Times, citando tres fuentes.

El artículo del miércoles llega un día después de que el gobernador del banco central británico, Andrew Bailey, dijera que no tenía intención de prorrogar las compras de bonos más allá de la fecha límite. La libra rebotó un 0,4% a 1,1008 dólares tras la información y subía un 0,28%.

«El riesgo es que la libra revierta rápidamente el movimiento si los responsables del BoE niegan el artículo», dijo Commonwealth Bank of Australia en una nota.

Otro factor de preocupación para el mercado es que las alzas de tipos de los bancos centrales terminen por lastrar a la ya maltrecha economía. Los inversores tienen una cita importante con la inflación estadounidense, ya que esta tarde se dará a conocer en este país la lectura de septiembre del índice de precios de la producción (IPP). El jueves será el turno del IPC de septiembre.

Unas lecturas de ambos datos por encima de lo esperado serán un duro golpe para los inversores y provocarán nuevos descensos en estas bolsas, ya que adelantarán que la Reserva Federal sigue con su tono más “hawkish”. 

Además, y ya con las bolsas europeas cerradas, esta tarde se publicarán en EEUU las actas de la reunión de septiembre del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, el FOMC. “Creemos que las mismas dejarán clara la estrategia que piensa seguir el banco central estadounidense en materia de tipos: situar sus tasas de interés de referencia a niveles restrictivos para la economía, probablemente cercanos al 4,5%, y mantenerlos a ese nivel hasta que la inflación dé síntomas inequívocos de que se está moderando y dirigiendo al objetivo del 2%”, apuntan desde Link Securities. Está por ver el “daño” que en el crecimiento económico estadounidense puede llegar a tener esta política. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo en una entrevista el martes que no creía que hubiera una recesión en el país, pero destacó que en caso de que eso ocurra, sería «muy leve». «No creo que haya una recesión», dijo Biden a la CNN. «Si la hay, será una recesión muy leve. Es decir, será un ligero movimiento a la baja», señaló el mandatario demócrata.

A todo esto, se suma la ralentización de China. El gigante asiático persistirá en sus políticas de COVID-19 para protegerse de las nuevas cepas de coronavirus y de los riesgos que conllevan, advirtió el periódico oficial del Partido Comunista chino en un comentario por tercer día consecutivo, echando por tierra las esperanzas de cualquier relajación a corto plazo

«Cruzarse de brazos no es aconsejable, y ganar (la batalla del COVID) con los brazos cruzados no es posible», escribió el miércoles el Diario del Pueblo.

China ha estado lidiando con un resurgimiento del COVID tras la festividad de la «Semana Dorada» de este mes y la aparición de nuevas subvariantes de ómicron, incluida la altamente transmisible BF.7, días antes de un congreso clave del Partido en el que se espera que el presidente Xi Jinping amplíe su liderazgo.

Algunas grandes ciudades, como Shanghái, han reforzado las medidas preventivas, como exigir a los residentes que se sometan a pruebas de detección del virus con mayor frecuencia.

El petróleo ha caído bruscamente por los temores económicos tras haber subido a principios de 2022, cuando el Brent se acercó a su máximo histórico de 147 dólares, ya que la invasión de Rusia en Ucrania se sumó a las preocupaciones sobre el suministro. 

Aparte de estas preocupaciones, también pesó el temor a un nuevo golpe a la demanda china. El petróleo también se vio presionado por la fortaleza del dólar.

Esta mañana, el crudo se recupera ligeramente: los futuros del Brent suben un 0,58% en los 94,84 dólares y los del West Texas avanzan un 0,34% hasta los 89,64 dólares el barril. 

La prima de riesgo española se sitúa hoy en 114 puntos. La rentabilidad del bono español a 10 años alcanza hoy el 3,48%, frente al 2,33% del Bund alemán y el 3,91% del bono estadounidense.

Estrategias de Inversión