Tras una muy negativa semana pasada para las bolsas europeas, que ha llevado a la mayoría de sus índices a marcar nuevos mínimos anuales, los inversores afrontan una complicada nueva semana en la que la agenda macroeconómica presenta citas muy relevantes. Este lunes, el mercado despierta con tono mixto.

El IBEX 35 cae en 0,65% en los 7.530, el DAX alemán se deja un 0,54% en los 12.218,19, el CAC 40 resta un 0,23% en los 5.770,39 y el Euro Stoxx 50 pierde un 0,09% en los 3.345,65. Italia y Reino Unido despiertan con tono positivo: el FTSE 100 sube un 0,20% en los 7.032,35 puntos y  la bolsa italiana avanza un 0,13% hasta los 21.094.

Los inversores, que hasta hace unos meses descontaban un escenario pasajero de estanflación -bajo crecimiento económico e inflación- han empezado a darse cuenta que, «lo más probable, es que las constantes subidas de tipos por parte de las principales autoridades monetarias mundiales provoquen la entrada en recesión de muchas de las principales economías desarrolladas. La gran cuestión en estos momentos es poder determinar cómo de profunda será la misma y cómo afectará a los resultados de las compañías cotizadas. En este sentido, señalar que el sentir generalizado es que todavía las expectativas de resultados que manejan analistas e, incluso, muchas compañías cotizadas, son demasiado optimistas dado el rápido deterioro del entorno macro, por lo que deberán ser revisadas a la baja. Es por ello que consideramos como fundamental para el devenir de las bolsas de aquí a fin de año la temporada de publicación de resultados trimestrales que comenzará en Wall Street y en las principales plazas europeas en unas semanas, temporada en la que las compañías deberán dar a conocer sus nuevas expectativas y en la que los analistas actualizarán sus estimaciones, sus valoraciones y, en muchos casos también, sus recomendaciones, hecho éste que permitirá a los inversores determinar qué compañías y de qué sectores son las que se encuentran mejor posicionadas para afrontar el nuevo escenario económico al que deberán enfrentarse las empresas», señalan desde Link Securties.

En materia política, los mercados afrontan también este lunes con dudas tras los resultados de la elecciones de Italia ayer domingo, donde el triunfo se lo ha llevado Giorgia Meloni, pudiendo formar Gobierno con mayoría absoluta con la Liga y Forza Italia, dirigidos por Matteo Salvini y Silvio Berlusconi. De esta manera, los partidos de derechas tendrán ahora el reto de enfrentarse a los graves problemas que tiene la economía italiana. La decisión de los italianos deja el spread de los bonos de Italia en los 237 puntos básicos (pb) con respecto al Bund, siendo la barrera peligrosa los 250 pb, lo que añadiría mayores dolores de cabeza para el BCE. El rendimiento del bono italiano a 10 años cotiza en el 4,48%.

El Brent empieza la semana por debajo de los 85 dólares

Los precios del petróleo caían en medio de la subida del dólar estadounidense y el temor a que las fuertes subidas de los tipos de interés en todo el mundo desencadenen una recesión y afecten a la demanda de combustible. En estos momentos, los futuros del Brent cotizan con caídas del 1,80% en los 83,50 dólares el barril, mientras que los del West Texas recortan un 1,85% en los 77,28 dólares.

La libra esterlina se desplomaba hasta un mínimo histórico, lo que provocó la especulación de una respuesta de emergencia por parte del Banco de Inglaterra, a medida que se evaporaba la confianza en el plan del Reino Unido para solventar sus problemas, y los inversores asustados se volcaron en los dólares estadounidenses.

Nueva jornada de descensos para el euro en los mercados. Hoy el euro cae un 0,41% en los 0,965 billetes verdes, tras una semana pasada en la que la divisa vivió una tempestad provocada por los vientos de recesión y la búsqueda de refugio de los inversores en el dólar. Las caídas de este lunes llegan también azotadas por las elecciones en Italia. La líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia (FdI, por sus siglas en italiano), Giorgia Meloni, lidera un bloque de partidos de derechas que podría tener ciertas fricciones con Bruselas, lo que genera más incertidumbre sobre el devenir del euro, que acumula una caída superior al 17% en el último año.

Wall Street cerró la semana con fuertes caídas. El DOW JONES Ind Average terminó con una caída del 1,62% en los 29.590,41 puntos, el S&P 500 cedió un 1,72% hasta los 3.693,23 y el NASDAQ 100 retrocedió un 1,66% hasta las 11.311,24 unidades. A esta hora, los futuros ceden un 0,57% para el Dow Jones y en torno a un 0,7% para el S&P 500 y el Nasdaq 100.

Tono mixto en Asia: el sentimiento negativo continúa pesando en los mercados. El Nikkie pierde un abultado 2,65%, el Kospi de Seúl cae un 2,99%, el compuesto de Shanghai un 0,96% y el Hang Seng se deja un 0,79%. En positivo, el SZSE Component, que sube un 0,38%. Está previsto que el comité de política monetaria del Banco de la Reserva de la India se reúna a finales de esta semana, y se espera que China publique datos sobre la actividad de las fábricas al final de la semana.

El Bitcoin cotiza con caídas del 1,5% en los 18.754 dólares.

Agenda del día

La semana comienza con la publicación del PIB del tercer trimestre de Alemania, donde también se conocerá el índice Ifo de confianza empresarial, la situación actual y las expectativas empresariales. En España, se va a publicar la confianza del consumidor. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, comparece en el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

En EEUU, se conocerá la actividad nacional de la Fed de Chicago, junto con el índice de negocios Mfg de la Fed de Dallas.

Estrategias de Inversión