Euro dólar: la moneda única vive su mejor momento en ocho meses

EUR/USD sigue dando alegrías a la divisa común europea, a cuenta también, en mayor medida, de la debilidad que sigue mostrando el dólar por obra y gracia de la Reserva Federal de Estados Unidos y por la creencia de los inversores de que la Fed no va a elevar los tipos de interés al otro lado del Atlántico más allá del 5% estimado. Y es que consideran que los datos acompañan para que esto se produzca, en especial los de inflación.

Desde Oanda, su analista señor Edward Moya destaca que la parece que podríamos tener una subida de tipos en febrero en EEUU y luego, posiblemente un recorte de tipos a finales de año y creo que eso allana el camino para que mucha gente apueste contra el dólar”. Y es que los futuros de los fondos federales indican que los inversores creen que, en la reunión de febrero, la Reserva Federal americana podría incluso recortar la subida de los tipos hasta los 25 puntos básicos, ante los nuevos datos.

Un horizonte del que se está beneficiando el euro, que lleva una gran progresión trimestral que roza ya el doble dígito, con la vuelta a niveles de hace nueve meses, máximos por encima de las 1,08 unidades, en una progresión que incluso podría elevarse más, hasta las 1,1033 unidades, como indica ya algún experto, en una mejora que podría producirse en las próximas semanas.

De momento, el euro comienza bien el ejercicio con avances del 1,24% semanales, del 2,31% mensuales y a doble dígito, del 10,2% en el trimestre. En lo que va de año el euro le gana al dólar en el forex un 1,54%. Eso supone niveles máximos desde abril pasado y un avance acumulado del 14% desde los mínimos establecidos el 26 de septiembre en las 0,9543 unidades.

Evolución de la relación entre el euro y el dólar en el último añoEvolución de la relación entre el euro y el dólar en el último año

Desde ING destacan que a pesar del descenso inicial en el año del EURUSD, ha vuelto sobre los máximos de nueve meses descartando una perspectiva más sombría para la eurozona, en medio de la caída de los precios del gas, con una mejora que podría extenderse a futuro. Y es que recordemos que incluso la pesimista Goldman Sachs sobre Europa ha revertido sus pronósticos indicando incluso que ya no espera recesión que hace apenas unos meses descontaba para los países de la moneda única.

Sin embargo, no solo de datos y declaraciones se alimenta el euro. También muestra una fuerte resistencia técnica, primero en los 1,0842 dólares, que sobrepasó ayer, pero que no llegó a consolidar, y después en los 1,0945. Niveles con los que también tendrá que enfrentarse a corto plazo.

En cuanto a las previsiones en la evolución de la relación entre el euro y el dólar destacamos las de Barclays para este 2023. Desde la entidad británica elevan sus estimaciones para la moneda única frente al billete verde en función de varios factores. Entre ellos destacan la caída de los precios de la gasolina, la reapertura de la economía China que traerá mayor dinamismo y actividad global y también el ciclo de ajuste que puede experimentar en el presente ejercicio la Reserva Federal frente a los tipos de interés.

A pesar de su mejor visión sobre el euro en su cambio con el dólar, Barclays establece que existen riesgos importantes en el ambiente, como la idea de que los precios del gas vuelvan a subir, frente a las fuertes caídas que están experimentando y que, a la postre, puedan poner en peligro la confianza de las expectativas de recuperación de la eurozona.

Por eso, en sus estimaciones prima la cautela. Su pronóstico para el final del primer trimestre del año alcanza las 1,04 unidades, lo que llevará consigo una caída del euro ya que consideran que se encontrará con baches a corto plazo. En especial, si no se cumplen las expectativas de relajación en las subidas de tipos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos. 

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión