Ethereum: rebote efímero, papel de las ballenas y el regalo de Binance

Ethereum vuelve por donde solía, tras el cierre de un semestre para olvidar y de un comienzo de esta segunda parte del año por debajo de los 1.100 dólares en los últimos días. Ayer mismo se mostraba con un claro y contundente rebote, que luego se apagaba con un contexto de fondo, no solo para la criptomoneda sino para el resto, que sigue siendo claramente negativo.

Entre las noticias más importantes que también están animando a Ethereum y que podrían tener continuidad se encuentran sus tarifas, que se han convertido en históricamente bajas y que podrían sumar usuarios y entradas en la moneda a futuro. De momento lo que sabemos es que durante el fin de semana las tarifas de transacción de Ethereum han tocado un mínimo que no se registraba desde diciembre de 2020.

Como todos saben, la tarifa de gas o de red es una cantidad de Ethereum que se requiere para impulsar una transacción en la red blockchain. Y es un punto significativo porque tanto sus desarrolladores como todos aquellos que forman parte del mundo DeFi, de las finanzas descentralizadas pueden acceder a ello con un precio mucho más asequible.

Hablamos de niveles de 1,57 dólares o de 0,0015 ETH mientras que ahora, aunque han subido se mantienen en 1,872 dólares, como podemos comprobar en el gráfico

Etherum evolución de las tarifas Etherum evolución de las tarifas

Nada que ver con las aportadas en mayo con 196,63 dólares ni la media que se manejó hasta esa fecha desde enero de 2021, que fue de 40 dólares. Pero el rebote de Ethereum vivido ayer parece que se debe a los movimientos de compra en oportunidad, cuando la criptomoneda se vuelve más atractiva, con precios por debajo de los 1.000 dólares, con la consabida barrera psicológica.

Aquí entran en juego las ballenas que han estado, aquellas que mantienen un saldo de entre 100 y 100.000 Ethereum que han elevado su presencia, por ejemplo, en la plataforma líder de contratos inteligentes conforme bajaba su precio, como afirma Santiment, una firma de análisis.

De momento nadie aventura cómo pueden transcurrir la segunda parte del año para las criptomonedas tras las caídas del primer semestre del año. En especial con un contexto económico de más subidas de tipos a la espera de cómo evolucione la inflación y su efecto en las economías.

Nomura indica que las principales economías mundiales pueden entrar en recesión durante los próximos 12 meses por esa razón: costes más elevados y políticas gubernamentales más estrictas. Hablamos de la eurozona, el Reino Unido, Japón, Corea del Sur, Australia y Canadá según la firma japonesa, lo que sumiría en más caídas a Ethereum, en un ambiente de aversión al riesgo más profundo que el presente.

En su gráfica de cotización vemos como Ethereum baja un 2,5% en la semana, con caídas profundas, del 35,8% en el último mes y que alcanzan el 68,2% en el semestre. En lo que va de año Ethereum recorta un 69% y el descenso interanual, se modera hasta el 48,4% para la criptomoneda.

Ethereum cotización anual del activo Ethereum cotización anual del activo

Pero todo lo que rodea a la moneda sigue despertando interés, incluso económico. Lo hemos visto de la mano de la venta del dominio 000.eth de ENS, Ethereum Name Service, un nombre de dominio nativo de la segunda criptodivisa del mercado por el que se han pagado 300 ETH, unos 315.000 dólares el pasado 3 de julio.

Se trata todo el sistema de un protocolo que se encarga de vincular códigos generados por máquinas, con nombres sencillos de entender, compatible con Web3, la que ahora quiere superar Jack Dorsey, y asegurados a través de contratos inteligentes.

Y la última de Binance pasa por una nueva estrategia comercial, tras los problemas surgidos con su “corralito” para ganar adeptos. Hablamos del anuncio de regalo de un Ether entre aquellos que hayan completado la verificación de su identidad dentro de la plataforma. Todo ello antes del próximo 15 de julio.

Aprende a invertir en Criptomonedas con el curso que realiza Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión