Normalmente el petróleo suele adelantarse un poquito a la evolución de las cotizadas, pero parece que está ocurriendo un poco lo contrario, y en este caso los valores se han adelantado al petróleo. Han ido de la manos pero es verdad que por ejemplo Shell, TotalEnergies, etc. han roto antes sus máximos anuales antes que el propio Mini Crude Oil. Es interesante porque parece que hay una fuerza que está presente, que estaba ya acumulada y que ha roto antes incluso. Y eso es bueno.

En el caso de Repsol, me ha sorprendido porque se había quedado rezagado con respecto a sus homólogos y en estas últimas semanas ha cogido impulso. Para los inversores que estén dentro del valor, la recomendación es mantener. Creo que por ahora todos los vientos soplan a favor, o sea que se puede mantener. El soporte, que antes era resistencia, son los 15,50. La tendencia en Repsol es más alcista y el nivel que no debería perder bajo ningún concepto para que no cambiara el gráfico es 14,40 euros, es decir, en tono a un 11%. 

Para los inversores que estén fuera e interesado en comprar títulos de Repsol, tendrían que esperar un poquito, ya que el riesgo está por encima del 10%, motivo por el cual no entraríamos ahora mismo. El timing también es importante.

Estrategias de Inversión