Además, la valoración de los tres bancos rescatados en el pasado reciente ha sido motivo de preocupación para los accionistas y ha generado dudas sobre la estabilidad del sector bancario en su conjunto. Estos eventos pueden contribuir a aumentar la volatilidad del mercado y la incertidumbre en torno a las inversiones bancarias.

A esto se suma la inestabilidad económica que se produce cuando hay problemas con el gasto público y la deuda, lo que puede aumentar la inquietud en los mercados y afectar negativamente el desempeño de los bancos y otras instituciones financieras.

En este contexto, es importante destacar que los depósitos bancarios en EE. UU. también reflejan factores positivos, como el aumento de los tipos de interés y las inversiones en letras del Tesoro, que pueden indicar la confianza en la economía y en la estabilidad financiera del país. En resumen, aunque hay ciertos factores que generan preocupación en el sector bancario, también existen indicadores que apuntan a una economía sólida y estable en EE.UU.

Son 10 bancos más grandes considerados «insolventes» en caso de que todos los depositantes no asegurados retiren sus fondos. La insolvencia se determina si el valor de mercado de los activos del banco, después de pagar a los depositantes no asegurados, no es suficiente para cubrir los depósitos asegurados.

Entre estos bancos, uno tiene activos superiores a $1 billón, tres tienen activos por encima de $200 mil millones pero menos de $1 billón, otros tres tienen activos entre $100 mil millones y $200 mil millones, mientras que los tres restantes tienen activos mayores a $50 mil millones pero menos de $100 mil millones.

El tamaño de cada burbuja en la figura representa el tamaño del activo bancario en el primer trimestre del año 2022.

Estrategias de Inversión