José Luis Cava se pregunta si el S&P 500, tras la fuerte caída experimentada en el mes de abril, está dibujando un techo para que a continuación experimente un retroceso. El experto argumenta que la liquidez está incrementando, y con lo cual será “muy difícil” que el índice forme un techo y a continuación caiga. “Lo más probable es que se mueva de forma lateral alcista”. 

También  observa que la M2 está creciendo, “porque el Estado está gastando. Por lo tanto, creciendo la M2 se hace también muy improbable que las bolsas caigan”. También tiene en cuenta que las líneas de avance-descenso, tanto del NYSE, que tiene una base muy amplia, como del S&P 500, están creciendo y están marcando máximos históricos, algo que, según sus palabras, también hace improbable un retroceso de la bolsa.

Algo que destaca también Cava es que estamos en año electoral. “Biden tiene mucho miedo a perder las elecciones, porque existe un gran descontento en Estados Unidos por los niveles de inflación. Por lo tanto, va a hacer todo lo posible para intentar ir a las elecciones de noviembre en las mejores condiciones”, por ello gastará y presionará a Powell para que rebaje los tipos de interés, comenta el analista. 

Por otro lado, si está creciendo la M2, ¿puede dispararse la inflación? “Las expectativas inflacionistas están ancladas en el 2,34%. Por lo tanto, yo soy de la opinión de que la inflación se mantenga, no que suba con fuerza o que caiga ligeramente”.

¿Qué podemos esperar para el S&P 500? Según el experto, después de las fuertes subidas que hemos visto durante esta semana, lo más probable es que se pare, y mientras se mantenga por encima de 5.150, la predisposición será alcista. 

Estrategias de Inversión