La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha informado que la tasa de desempleo de los países miembros se mantuvo en noviembre en el 4,8%, continuando así por noveno mes consecutivo en su nivel más bajo desde que se comenzó a registrar en 2001. Esta cifra representa más del doble de la tasa de desempleo en España, el país con la tasa más alta entre los miembros de la OCDE, con un 11,9%.

En el penúltimo mes del año, la tasa de paro se mantuvo sin cambios en 20 países de la OCDE, disminuyó en siete y aumentó en seis. Desde julio de 2022, la tasa de desempleo se ha mantenido por debajo del 5%. Según los datos de la OCDE, el número de desempleados entre los países miembros aumentó en noviembre, alcanzando un total de 33,397 millones de personas desempleadas, lo cual representa un incremento de 40.000 parados con respecto al mes anterior.

Entre los países de la OCDE, España se sitúa como el país con la tasa de desempleo más alta, con un 11,9%. Le siguen Colombia con un 10,3% y Grecia con un 9,4%. Por otro lado, los niveles más bajos de desempleo se registran en República Checa con un 2,4%, Japón con un 2,5%, y Corea del Sur, Polonia, México e Israel, todos ellos con una tasa de paro del 2,8%.

En cuanto a la tasa de paro entre los jóvenes menores de 25 años, se redujo una décima en noviembre, situándose en el 10,8%. En este sentido, España lidera las tasas de desempleo juvenil con un 27,9%, seguida de Grecia con un 27,3% y Portugal con un 23,5%. Por el contrario, las tasas más bajas de desempleo juvenil se observan en Japón con un 4,3%, Israel con un 5,3% y Alemania con un 5,6%.

En resumen, la OCDE reporta una tasa de desempleo históricamente baja en noviembre, mientras que España mantiene la mayor tasa de paro entre los países miembros. El informe completo expone los detalles de los datos de desempleo y las diferencias entre las tasas más altas y más bajas en la OCDE.

Estrategias de Inversión