El XX Congreso del Partido, de gran importancia política, puede revelar una nueva estrategia, pero un rápido alejamiento de la política actual parece cada vez más improbable.

Las estimaciones de la eficacia de la vacuna sugieren que tres dosis confieren una mejora sustancial de la eficacia contra la hospitalización y la muerte, lo que sitúa a las vacunas chinas cerca de las vacunas occidentales de ARNm. Por lo tanto, parece que tres dosis son una condición necesaria para que se produzca una mejora.

Dada la reciente ralentización de la implantación de los refuerzos para mayores de 60 años, las autoridades no se sentirán cómodas cambiando de rumbo hasta que este proceso haya concluido. Al ritmo actual, esto implica que la reducción no se producirá hasta el cuarto trimestre de 2023. Esto también daría tiempo para aumentar la capacidad médica, incluyendo tanto el aumento de las instalaciones de la UCI como el almacenamiento de medicamentos, como la «píldora Covid» de Paxlovid.   

Como resultado, ahora esperamos que las restricciones persistan de media en un elevado grado, fluctuando más o menos con la escala de los brotes periódicamente. Dada la alta transmisibilidad de Omicron, una relajación parcial – en la que algunas regiones pasen a ser endémicas antes que otras – parece inverosímil.  

Por supuesto, todavía es posible un cambio más rápido; el presidente Xi podría anunciar un giro rápido después de consolidar su tercer mandato si se considera que los costes económicos de mantener el enfoque actual son demasiado altos. Pero las decisiones políticas poco agradables, las duras comunicaciones y una población de edad avanzada aparentemente indecisa en cuanto a las vacunas sugieren que los riesgos se inclinan hacia un cambio tardío y una perturbación económica continua.

De hecho, la aparición de la recesión en los mercados desarrollados en el segundo trimestre de 2023 puede reducir la voluntad de las autoridades de arriesgarse a una relajación más temprana, ya que trata de ponerse a salvo de la tormenta.  

¿Cómo se verá a nivel internacional que Xi Jinping sea reelegido?

Las principales características de los sistemas económico, político y normativo que han diferenciado a la China posterior a Mao de Occidente se han mantenido en gran medida intactas durante los dos primeros mandatos de Xi Jinping, a saber: el papel desmesurado de los organismos gubernamentales y las empresas estatales en la asignación de capital; la priorización de la estabilidad social y política sobre los derechos individuales y el libre mercado; y la opacidad y la escasa rendición de cuentas de la propia toma de decisiones del gobierno. Pero, en general, el Estado se ha reafirmado, y cada uno de sus componentes se ha vuelto más, y no menos, pronunciado con respecto a Occidente. En consecuencia, el modelo de gobernanza de China ha divergido, en lugar de converger, con el de las democracias occidentales bajo el liderazgo de Xi, y es probable que esta tendencia continúe.  

Las prioridades internacionales del presidente Xi han añadido tensiones a las relaciones internacionales, ampliando las causadas por el vertiginoso ritmo de integración de China en la economía mundial y el modelo de gobernanza alternativo. China se ha mostrado más asertiva en la escena internacional: dispuesta a impulsar sus intereses políticos y económicos en el Mar de China Meridional y en otros lugares; adoptando una postura diplomática más asertiva, personificada en la «diplomacia del guerrero lobo», y en la forma en que incorporó a Hong Kong a su redil político. La asociación «sin límites» de China con Rusia probablemente añadirá más tensiones a las ya deterioradas relaciones entre China y Occidente.

¿Prevén cambios importantes en las políticas de Xi Jinping?

Aunque habrá que esperar al XX Congreso del Partido para evaluar los rasgos de la futura política, parece probable que continúe la dirección política de «prosperidad común» iniciada en el primer mandato de Xi.

A corto plazo, la decisión de las autoridades de impulsar la reforma regulatoria y la reducción de riesgos será puesta a prueba por la recesión mundial. Mientras que a medio plazo, el bucle de retroalimentación de la mayor atención de China a la defensa y la seguridad -que probablemente pesará sobre la eficiencia económica- probablemente pondrá a prueba el actual modelo de crecimiento de China.

La opacidad del sistema hace que la predicción de políticas específicas, o incluso de la evolución de la política general, sea más compleja que en los mercados desarrollados. Las nuevas políticas suelen ser repentinas e imprevisibles, lo que contribuye a los periodos de volatilidad del mercado.

Alex Smith, Equity Investment Specialist, abrdn:

Visión sobre los mercados chinos (shanghai y Hong Kong)

La reactivación de los mercados de renta variable chinos onshore y offshore en mayo y junio de este año volvió a debilitarse debido a los repuntes de Covid-19, los boicots al pago de las hipotecas y el aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China. Los mercados se vieron aún más afectados por la aversión al riesgo en septiembre, a raíz de las previsiones de tipos de interés de la Reserva Federal de EE.UU. y el deterioro de las perspectivas de crecimiento mundial.

De cara al futuro, las incertidumbres rodean la continuidad de la política china de Covid Cero y las tensiones en su sector inmobiliario.

Pero esperamos que mejore el sentimiento inversor y el rendimiento de los mercados onshore y offshore. Aunque las condiciones pueden seguir siendo difíciles durante un tiempo, las autoridades están suavizando las restricciones del Covid gradualmente y vemos que los efectos de los confinamientos en el crecimiento se están disipando.

Además, y con la ayuda de la baja inflación, el banco central de China no se ha sumado a la tendencia de subir bruscamente los tipos de interés, lo que deja más margen a los responsables políticos para apoyar el crecimiento y presenta una verdadera oportunidad anticíclica. En cuanto al sector inmobiliario, damos crédito a las autoridades por persistir en el desapalancamiento.

Creemos que disponen de las palancas necesarias para evitar un aterrizaje brusco provocado por la pérdida de confianza de los compradores de viviendas. Los pagos de hipotecas boicoteados sólo representan un pequeño porcentaje de los préstamos en el sistema bancario y creemos que el riesgo de contagio es limitado. Asimismo, observamos que las valoraciones de la renta variable china son atractivas, ya que el índice MSCI China A Onshore cotiza con un descuento significativo respecto a muchos de los principales mercados mundiales.

En general, seguimos siendo constructivos con respecto a las perspectivas de los mercados chinos debido a las perspectivas de relajación de los vientos en contra, las políticas acomodaticias y las valoraciones poco exigentes.

Estrategias de Inversión