La conclusión que saca José Luis Cava de lo que dijo Powell tras la reunión del FOMC es que va a mantener los tipos en los niveles actuales también durante las próximas reuniones, algo que, según el experto, puede ser buena noticia, porque significa que consideran que la economía de Estados Unidos está fuerte, y a su vez no va a endurecer la política monetaria.  También tiene algo malo, señala, y es que ven que no hay progresos en el campo de la inflación y, por lo tanto, seguiremos teniendo una inflación relativamente alta. 

¿Podrían subir aún más los tipos? Para el analista, la probabilidad de que el sistema de la Reserva Federal suba los tipos de interés es muy baja, inferior al 20%, “porque Powell sabe perfectamente que si sube los tipos de interés va a provocar que se dispare la factura de interés de la deuda pública norteamericana, y puede propagar las grietas que ya están apareciendo en algún sector de la economía de Estados Unidos”. 

¿Pero es necesaria, como dice Larry Summers, una recesión para frenar la inflación? “Yo sinceramente creo que no van a conseguir que la inflación caiga al 2% si no hay al menos una mínima recesión, al menos que se incremente el nivel de paro”. 

Ya en el Bitcoin, Cava apunta que su comportamiento “está siendo decepcionante”. Perforó el soporte de la zona 60.000 y no es capaz de superar ninguna de las resistencias que está dejando durante el proceso de caída. Por lo tanto, el escenario más probable para el analista es que su tendencia a corto plazo continúe bajista. 

“Mientras se mantenga por debajo de 60.000, podría dirigirse más abajo”. El experto ve un soporte importante en la zona de 52.000. Para que se produjera un rebote de alivio, Bitcoin tendría que superar la zona de los 60.000. 

En cuanto al S&P 500, el economista explica que ayer fue un día típico de reunión del FOMC, con una gran volatilidad, de tal manera que fue de la zona de soporte del 5.000 a la zona de resistencia del 5.100. “Movimiento lateral dentro de un movimiento lateral”.

Estrategias de Inversión