La cumbre energética que UE celebra este viernes parece que no tiene visos de intimidar, por el momento, a los grandes inversores. De hecho, ayer por la tarde dos grandes fondos internacionales reforzaban su posición en dos empresas del Ibex 35 ligadas a la energía.

Por un lado, BlackRock ha aumentado su presencia en el capital de Enagas hasta el 5,1%, su nivel máximo desde que entró en su accionariado hace cinco años, y Norges Bank ha hecho lo mismo en Repsol hasta el 3,3%, en plena crisis energética y en un momento en el que la multienergética ha vendido al fondo EIG el 25% de su negocio petrolero.

BlackRock, con un 5,1% en Enagás

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la participación de BlackRock en Enagás ha pasado del 3,4% al actual 5,1%, en el primer cambio notificado por la gestora de fondos de inversión desde octubre de 2017.

BlackRock ha incrementado tanto los derechos de voto que mantenía de forma indirecta como los instrumentos financieros. Los primeros han pasado de 7,6 millones de títulos a 11 millones y los segundos de apenas 430.000 títulos a los más de 2,3 millones que tiene ahora en préstamos de acciones y CFD.

Precisamente, BlackRock aparece en la lista de fondos que tienen una posición bajista sobre Enagás superior al 0,5%. En concreto, en la última actualización del pasado mes de mayo, la gestora tenía una posición en corto abierta por el 0,97% del capital.

Con este nuevo cambio, BlackRock ha pasado a ser el accionista con mayor participación en la compañía, por encima de Amancio Ortega, que tiene un 5%, y del holding público SEPI, también con otro 5%. Bank Of America (3,6%), Mubadala (3,1%) y State Street (3%) son el resto de accionistas significativos de Enagás.

Norges Bank, con 3,3% en Repsol

Por su parte, la actualización de Norges Bank en Repsol ha supuesto incrementar su participación del 2,8% anterior al 3,3% actual, si bien se trata de un movimiento habitual por parte del fondo de inversión noruego, que baja o sube habitualmente su participación en la petrolera. De hecho, el pasado mes de julio tenía el 3,3% y, desde entonces, ha notificado hasta 8 veces distintos cambios a la baja y al alza.

Norges aparece actualmente en la segunda posición en la lista de accionistas más relevantes de Repsol, solo por detrás de BlackRock, que tiene el 5,5%, y por delante de Amundi, que controla el 3,2% del total.

Repsol ha vendido al fondo estadounidense EIG el 25% de su negocio de upstream por 4.850 mllones, lo que permitirá a la empresa presidida por Antonio Brufau elevar el dividendo y crecer en energías renovables.

Estrategias de Inversión