Si hablamos de genios y empresarios, uno de los nombres que se vienen a la cabeza es Steve Jobs. El fundador de Apple dejó un gran legado y un dispositivo único que sigue siendo el favorito de millones a pesar de la enorme competencia en el sector. Pero además de diseñar el iPhone y resto de dispositivos, también tuvo una regla para llevar a su firma en 1997 de lo más bajo a lo más alto llamado la regla del  30%.

Tras su salida de Apple en 1985, Jobs volvía como CEO en 1997 y la empresa atravesaba un mal momento y compañías tecnológicas como Microsoft le iban ganando terreno.

Ahí es donde nació la regla del 30% que utilizó para hacer resurgir a Apple y llevarlo a lo más alto.  

Los altos cargos de la compañía planeaban reducir los costos operativos a 500 millones de dólares al año.

Ante este escenario, Jobs analizó la oferta con la que contaba la empresa en aquel momento y descubrió que solo el 30% de los dispositivos alcanzaban el nivel de calidad y exigencia que demandaba la marca, mientras que el otro 70% se trataba de elementos que no eran realmente necesarios o que no cumplían con los estándares que requerían. Así que decidió eliminar por completo aquello que consideró que no servía y centrar todos sus esfuerzos en ese porcentaje que sí les daría ganancias.

Esto conllevó el despido del 31% de los trabajadores, que constó de 4.100 personas.

Salir de donde no debes estar

“Son negocios en los que, realmente, no necesitábamos estar”, apuntó Jobs en una entrevista en octubre de 1997, en diálogo con CNBC. “Examinamos la futura hoja de ruta y lo que encontramos fue que el 30% de los productos eran increíblemente buenos, mientras que alrededor del 70% no eran tan buenos o eran cosas que no requeríamos hacer”.

“Hemos reducido mucho esa contraparte, para poder concentrar, aún más, la misma cantidad de recursos originales en lo que quedaba y agregar algunas cosas nuevas. Así, los recursos que estamos invirtiendo son iguales o mayores que los que hemos invertido, pero están en menos cosas”, añadió Jobs.

Jobs evaluó la estrategia como “muy positiva”, al alegar que los recursos serían destinados a mejores resultados. “De esta manera, garantizaremos que cada dispositivo lanzado cumpla con los más exigentes estándares de calidad y de excelencia”, aseveró Jobs.

Así es como hoy en día Apple es una de las Big Tech mejor valoradas y un negocio millonario a pesar de los problemas que puedan surgir en el camino.

¿Qué dicen los analistas?

Según Tipranks, Apple cuenta con la revisión de 26 analistas divididas en 16 compras, 9 mantener y 1 venta. El precio objetivo promedio es de 204.86 dólares con un pronóstico alto de 250 dólares y un pronóstico bajo de 158 dólares. El precio objetivo promedio representa un cambio del 17,93% con respecto al cierre del lunes.

Erik Woodring, analista de Morgan Stanley, recomienda comprar con un precio objetivo en los 220 dólares.

Ananda Baruah, analista de Loop Capital Markets, recomienda mantener con un precio objetivo en los 185 dólares.

Apple cerraba el lunes al alza en los 173.65 dólares. Las medias móviles de 70 y 200 periodos se mantienen por debajo del precio, RSI al alza en los 40 puntos y las líneas del MACD abajo del nivel de cero.

La resistencia a mediano plazo se encuentra en los 197.67 dólares. Mientras, los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Estrategias de Inversión