En su reunión de marzo, el BCE ha mantenido sin cambios sus tipos de interés oficiales y orientaciones, en línea con las expectativas. La rebaja de las previsiones de crecimiento e inflación para 2024-25 se interpretó como una señal pesimista y, en su conferencia de prensa, Lagarde advirtió de que los riesgos para el crecimiento siguen siendo a la baja.

Al mismo tiempo, Lagarde subrayó que, si bien se han realizado progresos en materia de inflación, se necesitan más para que el Consejo de Gobierno confíe suficientemente en que la inflación está volviendo al objetivo.

Desde principios de 2024 se observan algunos indicios tímidos de brotes verdes en la actividad de la zona euro, como atestiguan las modestas mejoras de los índices PMI, especialmente en los servicios en general. Últimamente, los consumidores se muestran más optimistas por la menor inflación y el mayor crecimiento de la renta real disponible. Aunque esta mejora es alentadora, estamos de acuerdo con los comentarios de Lagarde de que los riesgos para el crecimiento se encuentran sesgados a la baja, ya que la política restrictiva sigue transmitiéndose a la economía real y las fuentes externas de crecimiento, incluida la economía china, siguen siendo débiles.

Al mismo tiempo, el proceso de desinflación se encuentra muy avanzado y el crecimiento de los salarios en el primer trimestre de 2024 es la pieza que le queda al BCE en el rompecabezas de la inflación. Ya están apareciendo signos de moderación, como también ha señalado Lagarde en la rueda de prensa. Una vez que la mayoría de los datos estén disponibles a finales de abril, y en el escenario probable de que apunten a una moderación de las presiones salariales, el BCE debería estar preparado para iniciar el ciclo de recorte de tipos, que esperamos que se produzca en la reunión de junio.

Sin embargo, el camino a seguir a partir de ahí dependerá en parte de la Fed, que creemos que podría tener que retrasar el inicio de su propio ciclo de recortes a finales de año, dada la continua resistencia de la economía estadounidense y las pruebas de persistencia de la inflación. Así pues, si bien el BCE puede ser el primer gran banco central que empiece a bajar los tipos, es posible que no pueda hacer mucho más hasta que la Reserva Federal se una a él.

Nuevo canal de WhatsApp para profesionales de la inversión.

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp Asset Managers, dirigido a profesionales de la inversión, banqueros privados, selectores y distribuidores de fondos, y profesionales del sector financiero.

Siguenos fácilmente desde tu móvil en nuestro nuevo canal de comunicación Apuntate Aquí.   

Estrategias de Inversión