Los mercados de renta variable siguen avanzando, a pesar del temor a una inflación elevada. ¿Qué hacemos ahora como inversores? ¿Es momento de recoger beneficios o seguimos en el mercado y mantenemos la inversión?

Todo depende de los tipos de interés, porque hoy tienes tasas de interés muy bajas, lo que supone tasas de interés reales negativas debido a la inflación. Y en tales condiciones es mejor poseer acciones que bonos, porque si inviertes en bonos de largo plazo, bonos del gobierno, con un rendimiento del cero por ciento o muy poco rendimiento, sabes que dentro de diez años obtendrás tu capital con un ligero interés, pero habrías perdido poder adquisitivo. Mientras que si invirtieras en acciones, todos los años obtienes un rendimiento, un rendimiento de dividendos, pero además las empresas crecerán y a largo plazo podrían superar la inflación a través de las ventas, lo que supone que, a largo plazo, en diez años, si has invertido en buenas empresas tendrás más oportunidades de haber preservado o aumentado tu poder adquisitivo.

Dentro de la renta variable, apuestan por las acciones europeas de pequeña y mediana capitalización. ¿Por qué? ¿Qué oportunidades de inversión ofrece este segmento en estos momentos?

El universo de mediana y pequeña capitalización dentro de Europa está compuesto por miles de empresas y en ese núcleo de empresas hay cientos de muy buenas compañías, compañías que están creciendo, que crean valor a largo plazo y con reseñables y diferentes modelos de negocio, mucho más diversificados que los que encontramos en el universo de gran capitalización, donde hay grandes empresas farmacéuticas, petroleras, etc., negocios antiguos la mayoría de ellos, mientras que en el universo de mediana y pequeña capitalización tienes una amplia diversidad de buenos negocios, nuevos negocios. Y, nuevamente, si sabes elegir entre todas estas oportunidades de inversión, las buenas que están a buen precio, crearías más valor para los accionistas que invirtiendo en el universo de gran capitalización.

Con este enfoque, gestiona el ODDO BHF Avenir Europe. ¿Cuál es la exposición por compañías? ¿Dónde ven valor?

Se invierte en toda Europa, todas las empresas tienen su sede en Europa, pero esas empresas tienen un negocio global y realizan más del 50% de las ventas fuera de Europa, Europa incluido el Reino Unido y sus países. Y esas empresas tienen una ventaja competitiva, tienen un alcance global, y predominantemente pertenecen a unos cuantos sectores, como por ejemplo el cuidado de la salud, y el cuidado de la salud tiene nuevamente una amplia variedad de modelos de negocios. Mientras en el universo de gran capitalización tienes solamente grandes compañías farmacéuticas, en este universo de mediana y pequeña capitalización hay empresas farmacéuticas, empresas de tecnología médica, empresas de servicios, etc.

Actualmente estamos invertidos, por ejemplo, en ICON, que es una organización de investigación que realiza ensayos clínicos para las empresas farmacéuticas o de biotecnología, incluyendo a médicos, pacientes, para realizar ensayos clínicos y poder obtener la aprobación de nuevos medicamentos lo más rápido posible.

También invertimos en Getinge, una empresa sueca que proporciona equipos para los hospitales, por ejemplo, equipos de ventilación artificial o equipos cardiopulmonares, salas quirúrgicas, mesas quirúrgicas y todo lo que se usa con ello para los hospitales, y nuevamente lo hacemos a través de negocios globales y en las mejores empresas de su categoría, con posición de liderazgo en el mercado y que tienen creación de valor a largo plazo.

Dentro del área de tecnología estamos invertidos, por ejemplo, en STMicroelectronics, que proporciona componentes para iPhone, para equipos industriales o para electrodomésticos de consumo, y equipos de gran valor que son críticos para cada uno de esos productos.

En el sector industrial, por ejemplo, estamos invertidos en Michelin, que proporciona la mejor clase de neumáticos. Los neumáticos podrían considerarse un negocio de «commodities». Los productos más sofisticados en el mercado podrían ser productos de Michelin para por ejemplo la industria aeronáutica, para productos agrícolas o para los vehículos eléctricos de hoy; en este sentido, los neumáticos de Michelin son claves para estos coches porque son los más sofisticados y proporcionan seguridad pero también durabilidad, ya que los vehículos eléctricos ejercen una fuerte presión en los neumáticos.

La inversión sostenible importa cada vez más en los criterios de selección de los clientes. ¿Cuál es su enfoque al respecto?

ESG es un asunto ético y cada uno de nosotros tiene una visión diferente sobre este tema. Cada institución tiene un punto de vista sobre esta ética, sobre la política de ESG. En ODDO hemos defendido una política común para todos nuestros fondos. A todos nos gustaría vivir en un mundo perfecto, pero lamentablemente no se puede lograr uno perfecto inmediatamente. Por tanto, tenemos un punto de vista de mejora en cada tema crítico como pueden ser la producción de energía, ser más sociales, etc.; en todos esos temas críticos tenemos una estrategia de mejora evitando soluciones sin valor. Además, focalizarnos en la perfección en seguida es idealista, no es realista, por lo que preferimos adoptar una estrategia de mejora que vaya paso a paso mirando hacia un mundo mejor para todos.

¿Qué grandes tendencias ve en los mercados de cara al próximo año?

2022 marcará un cambio en la política de los bancos centrales, lo que significará el comienzo del tapering por parte de la Fed en U.S, pero también en Europa y sus áreas, y esto será crítico porque durante los últimos años los mercados financieros se han visto impulsados por ese enorme aumento de liquidez proporcionada por los bancos centrales. Entonces, cambiar de dirección producirá algunas turbulencias y esto será crítico para los mercados financieros en 2022. Y luego otro punto a tener en cuenta viene porque en 2021 todas las empresas han podido con los aumentos de costes, ya sean de material, de logística, etc., y han podido con estos incrementos porque faltaban productos, lo que significa que todas las empresas han podido vender todo lo que estaban produciendo e incluso más, y en tales condiciones puedes superar el aumento de precios. En 2022, los mercados estarían más equilibrados y la capacidad de preservar los márgenes será fundamental y no todas las empresas podrán preservar los márgenes que han registrado en 2021.