Elon Musk se opone al aumento del techo de deuda de EE.UU.

La crisis de deuda en Estados Unidos está cosechando opiniones por todos lados sobre que deberían hacer. El CEO de Tesla, Elon Musk, ha señalado que se opone al aumento del techo de deuda de EE.UU. y apoya a quienes señalan que el techo de la misma no debe aumentarse según Luc Olinga en The Street.

Las negociaciones entre la Casa Blanca y la Cámara liderada por los republicanos sobre el aumento del techo de la deuda se encuentran actualmente en un punto muerto.

¿Están los políticos estadounidenses jugando a la gallina?

Esta es la pregunta que los inversores y los mercados financieros de todo el mundo se han estado haciendo durante varios días.

Muchos economistas ya han advertido que si EE. UU. no logra llegar a un compromiso, un incumplimiento podría tener consecuencias significativas para la economía de EE. UU. y podría desestabilizar al resto del mundo, en un momento en que la inflación continúa limitando el crecimiento.

El presidente demócrata Joe Biden y el presidente de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (R-California) se mantuvieron firmes durante su reunión del 9 de mayo sobre la deuda federal de EE. UU., ya que se avecina un incumplimiento.

Según McCarthy, nada cambió después de un intercambio de una hora con Biden y otros tres legisladores. Pero señaló que los mismos protagonistas se volverían a encontrar el viernes, lo que Biden confirmó.

El presidente de Estados Unidos prometió que haría «todo lo que esté a su alcance para evitar» un incumplimiento por parte de la economía más grande del mundo. El incumplimiento «no es una opción», remarcó.

Biden y el Partido Republicano: ¿Hay acuerdo de techo de deuda o no hay acuerdo?

Si el estancamiento continúa, el presidente incluso consideró posible cancelar un viaje a Japón, Papua Nueva Guinea y Australia en 10 días, que tenía como objetivo fortalecer las alianzas estadounidenses en Asia-Pacífico.

El senador Chuck Schumer (D-Nueva York), por su parte, acusó a McCarthy de retener el techo de la deuda como rehénporque condiciona el voto a favor de un aumento en el techo de la deuda a profundos recortes presupuestarios.

Esta acción legislativa, específica de EE. UU., consiste en aumentar el monto máximo de deuda pública autorizada. Es fundamental evitar que la primera potencia mundial se encuentre, quizás a partir del 1 de junio o en todo caso este verano, sin poder pagar sus facturas.

La Casa Blanca insiste en que elevar el techo de la deuda, durante mucho tiempo una mera formalidad, debe votarse sin condiciones ni negociaciones. Los conservadores piden que el tema de la deuda se vincule a un esfuerzo por recortar el gasto público, que consideran fuera de control.

En el corto plazo Biden ha descartado, por complicaciones legales, una especie de golpe de fuerza, que lo llevaría a invocar la Enmienda 14 de la Constitución estadounidense para seguir emitiendo deuda.

Este callejón sin salida político no es nuevo: republicanos y demócratas se involucraron en una política arriesgada similar durante la presidencia de Barack Obama. Pero ya está causando nerviosismo en los mercados.

Para eliminar la amenaza de incumplimiento, Biden necesita persuadir a algunos de los senadores republicanos, ya que no tiene una mayoría calificada en el Congreso. Sobre todo, necesita encontrar puntos en común con McCarthy.

El presidente demócrata y el líder republicano apuestan fuerte: la credibilidad de EE.UU. como emisor de deuda y también su crédito político.

Biden, de 80 años, busca la reelección y hasta ahora ha estado luchando para aumentar sus bajos índices de popularidad. McCarthy, elegido presidente por una estrecha mayoría tras varias votaciones, debe consolidar su posición.

Elon Musk se opone a elevar el techo de la deuda

El techo de la deuda está fijado actualmente en unos 31 billones de dólares, la suma de toda la deuda soberana del mundo en términos absolutos. Este monto se alcanzó a mediados de enero, pero hasta ahora el gobierno federal ha manejado la situación a través de maniobras contables.

Si el estancamiento continúa, por primera vez los tenedores de bonos del Tesoro de EE. UU., considerados los activos financieros más seguros, podrían no recuperar su inversión.

Mientras que la mayoría de los directores ejecutivos están instando a los republicanos y a la Casa Blanca a encontrar un acuerdo o un compromiso, Elon Musk, el director ejecutivo de Tesla, ha opinado al respecto y ha adoptado una postura firme sobre el tema, apoyando a quienes dicen que no se debe aumentar el techo de la deuda.

Todo comenzó con un hilo de Twitter en el que un usuario tuiteó una encuesta que encontró que el 54% de los estadounidenses se opone a aumentar el techo de deuda del gobierno federal.

«ENCUESTA: 54% DE LOS ESTADOUNIDENSES SE OPONEN A AUMENTAR EL LÍMITE FEDERAL DE LA DEUDA; LA OPOSICIÓN ES MÁS FUERTE ENTRE LOS QUE NO TIENEN UN TÍTULO UNIVERSITARIO», publicó la cuenta el 10 de mayo en mayúsculas.

Musk inmediatamente llamó la atención sobre esta encuesta. «Tienen razón».

Su postura ha llevado a varios usuarios a señalarle que si no se eleva el techo de la deuda, las consecuencias negativas serían sustanciales para, entre otros, la NASA, una agencia federal y un actor importante en la industria aeroespacial.

La NASA es un gran cliente de SpaceX, la compañía de cohetes y satélites del multimillonario, que prometió conquistar Marte con uno de los cohetes más grandes y poderosos jamás fabricados. Si la NASA ve reducido su presupuesto, esto podría perjudicar gravemente a sus proveedores de servicios y proveedores, incluido SpaceX.

«Sin embargo, ¿qué le haría a la NASA no elevar el techo de la deuda?»  un usuario tuiteó al rey del tecno, como se conoce a Musk en Tesla.

Musk, para aquellos que se opusieron a elevar el techo de la deuda, puede parecer de línea dura, pero su posición no sorprende. El caprichoso empresario lleva varios meses haciendo sonar la alarma sobre el nivel de la deuda pública. Ha instado a los demócratas a reducir el gasto.

«No será más fácil pagar la deuda»

«No será más fácil pagar la deuda», advirtió Musk el 9 de mayo. «A medida que aumenta la deuda de los países, los intereses consumen una parte mayor del presupuesto, hasta que queda poco espacio para cualquier otra cosa. TANSTAAFL”

TANSTAAFL significa «no existe tal cosa como un almuerzo gratis».

Es decir, subir el techo de la deuda significaría impuestos más altos para todos porque, según Musk, sería la única palanca que el gobierno podría usar para pagar la deuda.

«Incluso si grava a todos los multimillonarios en Estados Unidos al 100%, apenas hace mella en la deuda nacional. Al final, el gobierno se verá obligado a gravar a todos para pagar la deuda», añadió el multimillonario en enero.

Musk agregó que los datos reales de la deuda de 31 billones de dólares no incluyen «pasivos no financiados, que son *mucho* más altos».

Tesla cerraba el jueves en los 173.24 dólares en verde, cubriendo un poco más de la mitad del gap bajista,  y la media móvil de 70 periodos se mantiene por encima de las últimas velas. Mientras, los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Estrategias de Inversión