Ante la cercanía del juicio entre Elon Musk y Twitter, este ha citado a los bancos que asesoraron a la red social para el acuerdo de venta por 44 mil millones de dólares, Goldman Sachs Gr y Morgan Stanley. El mismo busca conocer más detalles sobre cómo asesoraron a la red social de 280 caracteres, según Joshua Franklin y Sujeet Indap en Financial Times.

Es la última maniobra legal en el litigio entre Musk y Twitter, que está tratando de obligarlo a completar el trato luego de que afirmara que la compañía había incumplido su acuerdo de fusión.

Ambas partes han lanzado una amplia red legal para obtener información antes de su juicio acelerado que comenzará en octubre en Delaware.

En las últimas citaciones, Musk busca cualquier documento y comunicación intercambiada entre Twitter y los bancos. Él busca información sobre el análisis de los bancos del desempeño financiero de Twitter, conversaciones con la empresa sobre la fusión y cualquier análisis sobre su valoración.

Musk busca deponer a los representantes de JPMorgan y Goldman el 25 y 26 de agosto.

En los últimos días, Twitter envió citaciones a los bancos de Wall Street que le prestaron 13.000 millones de dólares a Musk para ayudar a financiar el acuerdo, sus coinversionistas y otros socios del multimillonario.

La compañía ha entregado solicitudes de información a aquellos en la órbita de Musk, incluidos los del multimillonario administrador de fondos de cobertura Ken Griffin, quien cree que puede tener información sobre cómo Musk armó el trato y sus acciones después de acordar la transacción en abril.

Musk también citó a Allen & Co, que asesoró a la plataforma de redes sociales junto con Goldman y JPMorgan.

JPMorgan y Goldman se negaron a comentar, mientras que Allen & Co no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Goldman podría ganar 80 millones de dólares por asesorar a Twitter sobre el acuerdo, pero solo 15 millones de dólares si la transacción no se cierra. JPMorgan podría ganar 53 millones de dólares, pero se embolsará solo 5 millones de dólares si Musk se va.

Los bancos no se nombran como demandados en la demanda de Twitter para obligar a Musk a cerrar la transacción. Pero las citaciones aumentan el riesgo de que se transmitan en público mensajes vergonzosos, como sucedió el año pasado en una disputa legal en torno a la adquisición fallida de Cigna por parte de la aseguradora de salud Anthem.

Cuando se acordó la compra de Twitter de Musk en abril, Wall Street lo aplaudió como uno de los acuerdos del año. Sin embargo, la disputa legal, así como las preocupaciones sobre posibles pérdidas en el financiamiento de deuda de 13 mil millones de dólares para los bancos, ha agriado cada vez más el sentimiento en torno a la transacción.

En respuesta a la demanda de Twitter que busca obligarlo a seguir adelante con la adquisición de 54.20 dólares por acción,Musk contrademandó a la compañía de redes sociales. El multimillonario ha argumentado que Twitter violó el acuerdo de fusión al no compartir suficiente información sobre cuentas falsas.

La adquisición prolongada ha dejado a Twitter luchando con las salidas de personal, la caída de la moral y la reducción del gasto de los anunciantes.

Twitter cerraba la sesión del miércoles en los 40.99 dólares y las medias móviles de 70 y 200 periodos se encuentran rodeando a las últimas tres velas. Mientras, los indicadores de Ei se muestran en su mayoría alcistas.

Estrategias de Inversión