El Tesoro Público ha concluido las subastas del mes de febrero, alcanzando un total emitido de 40.846 millones de euros, lo que representa el 23,6% de su programa de financiación a medio y largo plazo para 2024. Estas subastas han incluido la emisión de letras a 3 y 9 meses, así como bonos y obligaciones del Estado.

En la última subasta de letras a 3 meses, el Tesoro Público colocó 502,41 millones de euros, ofreciendo una rentabilidad marginal del 3,538%, por debajo del 3,620% de la subasta anterior. En cuanto a la subasta de letras a 9 meses, se colocaron 1.495,35 millones de euros, con un interés marginal del 3,492%, también por debajo del 3,510% anterior.

El martes, 13 de febrero, se llevará a cabo la subasta de letras a 3 y 9 meses. Posteriormente, el jueves 15 de febrero, el Tesoro Público realizará subastas de bonos del Estado a 3 y 5 años, así como obligaciones del Estado con una vida residual de 9 años y 5 meses. Estas subastas se realizarán después de que el Banco Central Europeo decidiera mantener los tipos de interés, lo que ha impactado en las subastas del Tesoro.

La estrategia de financiación del Tesoro para 2024 contempla unas necesidades de financiación nuevas de aproximadamente 55.000 millones de euros, una reducción de 10.000 millones en comparación con 2023. Se espera que la emisión bruta alcance los 257.572 millones de euros, un 2% más que en 2023 debido al incremento de las amortizaciones.

Además, el Tesoro tiene previsto recurrir nuevamente a las sindicaciones para la emisión de ciertos bonos y obligaciones del Estado. También se buscará mantener la diversificación de la base inversora y apostar por la emisión de bonos verdes como parte del programa de financiación.

El Tesoro Público continúa desarrollando su programa de financiación, emitiendo deuda pública a corto y largo plazo para cubrir sus necesidades. Con el cierre de las subastas de febrero, se da paso a nuevas oportunidades de inversión en los bonos y obligaciones del Estado.

Estrategias de Inversión