El Tesoro Público ha colocado este martes 1.991,61 millones de euros en letras a tres y nueve meses, en la banda media de sus objetivos, con rentabilidades variadas en las referencias. La demanda conjunta ha superado lo adjudicado, alcanzando peticiones de 4.807,47 millones de euros, demostrando el fuerte interés inversor en los títulos españoles.

En la subasta de letras a tres meses, el Tesoro ha captado 536,27 millones de euros, ofreciendo una rentabilidad marginal del 3,653%, por debajo del nivel anterior del 3,740%.

Mientras, en las letras a nueve meses se adjudicaron 1.455,34 millones de euros a un interés marginal del 3,578%, ligeramente superior al 3,504% anterior.

La emisión de este martes ha sido la primera subasta que se celebra tras la última decisión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en la que se decidió mantener los tipos de interés, de forma que la tasa de referencia para sus operaciones de refinanciación seguirá en el 4,50%, mientras que la tasa de depósito permanecerá en el 4% y la de facilidad de préstamo, en el 4,75%.

Los hogares e inversores particulares aumentan cada vez más su interés en letras del Tesoro, especialmente a corto plazo. Según los últimos datos publicados por el Banco de España y recogidos por Europa Press, los hogares e instituciones no financieras se han convertido por primera vez en 2023 en los mayores tenedores de este tipo de deuda.

Como muestra, la participación de los hogares en la compra de letras ha pasado de 1.826 millones de euros a cierre de 2022 a 24.428 millones en diciembre de 2023. Así, han incrementado notablemente su participación en el último año, pasando de una cuota del 2,4% en diciembre de 2022 a más del 34% en 2023.

Estrategias de Inversión