Los mercados han descontado desde hace días que veremos una desaceleración en la inflación general. El último reporte que tuvimos fue el último en que vimos aceleración de los precios al 3,3% y mantendría una tendencia.  Powell decía en los últimos días que no es necesario que la inflación baje para recortar los tipos de interés y nosotros igualmente pensamos que es importante, más que el dato, tener una tendencia. En los últimos meses estamos viendo una tendencia a la baja en los precios y romper un movimiento de  ese tipo sería lo más grave pues daría señales de estanflación, pues los precios se elevarían de forma consistente. También será importante ver la inflación de servicios, la que más cuesta quitar, y esta no se ha movido mucho. 

En cuanto a la temporada de publicación de resultados de la banca en Wall Street, Pinto reconoce que es importante distinguir entre las grandes, que está en una situación más positiva, los test de estrés han mostrado unos ratios de capital en niveles óptimos y puede seguir creciendo de forma sólida, mientras que las pequeñas siguen ofreciendo más dudas.  “Tenemos que mirar en dos apartados, el real estate comercial, que ha sido punto crítico de la volatilidad el año pasado en compañías como SVB o Silvergate, que tuvieron que ser compradas por entidades más grandes, y la banca regional, que tienen más dependencia de los MBS o los Treasuries”. 

Sobre los activos para tener en cartera, el experto de XTB reconoce que el S&P 500 sigue siendo el core de la estrategia. “Una de las críticas que se le hace es su valoración pero los datos de crecimiento siguen justificado esos datos. De hecho, Nvdia se espera que crezca un 100% más este trimestre, en el tercer trimestre un 200% y el 235% en el último trimestre para, comenzar 2025, con un crecimiento del 200%. La concentración es positiva para el S&P 500”. 

A nivel  sectorial, desde XTB ven potencial en “semiconductores en un momento en que la IA está dando sus primeros pasos; Cuidados de la salud que es el componente más defensivo, inmobiliario europeo que con los recortes de tipos nos parece que tiene valoraciones competitivas y, por último, el oro no sólo por las compras de los Bancos Centrales – que seguirán incrementando su posicionamiento en la materia prima – sino porque hay argumentos macro como la bajada de tipos, caída en los rendimientos de los bonos y el dólar que permiten ser optimistas para el oro”, concluye. 

Estrategias de Inversión