A pesar de los numerosos catalizadores negativos para el mercado como la inflación, la recesión, las ganancias corporativas y la flexibilización de la Reserva Federal y cosas similares, el S&P 500 acumula cinco meses de subidas. Lo que ha impulsado su valor un 25%. Esto ha llamado la atención de los inversores quienes se preguntan si se ha movido demasiado rápido. Pero la historia avala esta tendencia de la bolsa americana, según Jared Blikre en Yahoo Finance: La fuerza engendra fuerza.

Desde 1950, hubo 30 rachas de cinco meses en el S&P 500, incluida la más reciente, junto con otra racha que terminó en julio pasado. En todos menos dos de los 28 casos anteriores, el S&P 500 subió 12 meses después, con una ganancia promedio del 12.5% y una tasa de ganancia del 93%. Esto se compara con un rendimiento promedio de un año del 9.0% con una tasa de ganancia del 74%.

La ventaja alcista disminuye en períodos de tiempo más cortos, pero lo más importante es que no desaparece.

Mirando un mes después de una racha de cinco meses, el rendimiento histórico promedio es del 1.0% con una tasa de ganancia del 76%, frente a una ganancia promedio del 0.7% y una tasa de ganancia del 61% en todos los períodos de un mes en los últimos 74 años.

Y, como hemos estado escribiendo, las ganancias son cada vez más amplias y el repunte se extiende más allá de cualquier cosa tangencialmente relacionada con la inteligencia artificial.

Los inversores podrían sorprenderse al saber que en los últimos cinco meses, el sector financiero es el sector de gran capitalización con mejor desempeño, con un aumento del 28%.

La tecnología le sigue de cerca con un retorno del 27%, seguida de cerca por la industria industrial, con un aumento del 26%. A pesar del aluvión de titulares sobre IA, las empresas industriales de gran capitalización han alcanzado 27 máximos históricos de cierre en los últimos cinco meses, frente a los 25 récords históricos de la tecnología.

Si a esto le sumamos los sectores de materiales, comunicaciones y consumo discrecional, seis de los 11 sectores del S&P 500 han subido un 20% o más en cinco meses.

Nuestro debate sobre la gran capitalización ni siquiera toca la inclinación hacia el riesgo que se siente en otras partes de los mercados, desde las criptomonedas hasta las acciones disruptivas y las IPO.

Estrategias de Inversión