El S&P 500 apunta a una jornada en rojo, arrastrado por los valores ligados a la IA

Los futuros del S&P 500 retroceden un 0,18% hasta los 4.410 puntos, mientras que los ligados al DOW JONES logran subir un 0,02%, en 34.191 puntos. Los futuros del NASDAQ 100 ceden un 0,45% hasta marcar 15.043 puntos.

Los grandes índices neoyorquinos vienen de una sesión positiva ayer. El Dow registró el martes su primera sesión positiva en siete, con un cierre al alza del 0,63%. Por su parte, el S&P 500 y el Nasdaq Composite subieron más de un 1% cada uno, impulsados por el resurgimiento de los valores tecnológicos tras la caída de la semana pasada.

Los inversores se preparan para cerrar el mejor primer semestre de las últimas cuatro décadas para el Nasdaq, subidos a una ola de optimismo en torno a la inteligencia artificial que ha impulsado significativamente a un puñado de valores tecnológicos de gran capitalización. El S&P 500 y el Nasdaq Composite han subido este año un 14% y un 29%, respectivamente.

“Estamos encadenando una serie de máximos y mínimos más altos. Yo no lo llamaría un mercado de momentum, tal vez estamos empezando a cambiar a eso un poco, pero sin duda es un mercado de tendencia”, asegura Jeff deGraaf, presidente de Renaissance Macro Research, en declaraciones a la CNBC. Destaca el liderazgo de sectores cíclicos como el tecnológico y el industrial, afirmando que son indicadores positivos. “Esas son indicaciones bastante buenas y a prueba de balas de que estás en un mercado alcista”, añade.

No obstante, hoy son precisamente los valores relacionados con la inteligencia artificial los que lastran al mercado, después de que The Wall Street Journal haya asegurado que EEUU está estudiando nuevas restricciones a las exportaciones de chips de inteligencia artificial a China.

El diario, que cita a personas familiarizadas con el asunto, informa de que el Departamento de Comercio de EEUU podría detener los envíos de chips fabricados por Nvidia  y otras empresas a clientes chinos a partir de julio. NVIDIA, que obtiene una quinta parte de sus ingresos precisamente en el gigante asiático, registra caídas que rozan el 4% antes del toque de campana.

En el sector farmacéutico, los inversores tendrán que estar atentos hoy a la cotización de Eli Lilly & Co. La compañía ha recibido un pequeño varapalo después de que Reino Unido no haya recomendado su fármaco anti-obesidad para incluirlo en los medicamentos financiados por la seguridad social. Además, pide más información para su aprobación. El comité asesor del NHS (el equivalente a la seguridad social británica) solicita a la compañía más datos que demuestren que Mounjaro es superior a otros fármacos antes de recomendar su inclusión en la lista de medicamente financiados por el NHS y, solicita que su coste sea inferior. Este comité sí recomendó recientemente al NHS aprobar el Wegoby de Novo Nordisk para tratar a pacientes obesos.

Illumina sigue bajo presión después de haber bajado ya ayer un 4,4%. La compañía ha anunciado que plantea despidos y el cierre de sus instalaciones en San Diego, con el objetivo de reducir sus gastos anuales en 100 millones de dólares. Los despidos deberán afectar cerca de 10% del departamento de I&D y afectarán personal en sus instalaciones en California, Wisconsin, Singapur y Reino Unido. Mientras, la compañía cerrará sus instalaciones en San Diego y evalúa la posibilidad de hacerlo también en su campus de Foster City, California.

La agenda macroeconómica de este miércoles viene bastante ligera, por lo que todos los ojos volverán a estar hoy puestos en Jerome Powell. El presidente de la Reserva Federal hablará prácticamente en el mismo momento de la apertura en un panel del Foro de Sintra (Portugal) organizado por el Banco Central Europeo (BCE). 

Powell estará acompañado por el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, y el gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda. Los mercados buscarán más pistas de Powell sobre el futuro de la política monetaria estadounidense, aunque no se espera que cambie mucho el discurso después de que en sus últimas intervenciones insistiese en que espera nuevas subidas de los tipos de interés para luchar contra la inflación, aunque pueden hacerse a “un ritmo más moderado”.

En la renta fija, siempre muy sensible a las noticias sobre política monetaria, de momento las rentabilidades de los bonos aguardan a Powell con pocos movimientos. La rentabilidad del bono a diez años baja apenas un punto básico, hasta el 3,7601%, mientras que en el papel a dos años el rendimiento baja dos puntos y se sitúa en el 4,7451%.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo vuelven a la baja a pesar de la reducción mayor de lo esperado de los inventarios en EEUU, que se ve compensada por los temores sobre los bancos centrales. Los futuros del petróleo estadounidense ceden un 0,16% hasta los 68,06 dólares el barril, mientras que el Brent de referencia en Europa cede un 0,25%, en 72,85 dólares.

El euro baja un 0,05% frente al dólar hasta establecer un tipo de cambio de 1,0956 dólares por cada moneda comunitaria.

Estrategias de Inversión