La esperanza de que, a la vista de datos macroeconómicos algo más débiles de lo esperado, la Reserva Federal relaje el ritmo en las alzas de tipos, ha impulsado esta semana al mercado. Pero son varios los miembros del banco central estadounidense los que han alejado esa posibilidad. 

El banco central de Estados Unidos intervendría si los mercados dejaran de funcionar correctamente, dijo la presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, quien añadió que la situación actual no justifica esa medida y que la Fed mantiene su plan de frenar la inflación con más subidas de los tasas.

«Definitivamente no subimos las tasas hasta que algo se rompe; en realidad estamos mirando hacia el futuro», dijo Daly el miércoles a Bloomberg TV en una entrevista, añadiendo que los responsables de las políticas no se basan sólo en modelos, sino que recogen información de los líderes empresariales y comunitarios para dar forma a sus políticas.

«Están calibrando constantemente a través de esta dependencia de los datos los riesgos» de no hacer lo suficiente para frenar la economía, o de hacer demasiado.

Según explica Araceli de Frutos, de Araceli de Frutos EAFI, el escenario no ha cambiado y «continuamos en el inicio de un mercado bajista». 

Además, el foco de atención está puesto también en los resultados empresariales. La experta señala que habrá que seguirlos de cerca, para comprobar cómo están encajando las empresas los mayores costes y, sobre todo, ver qué perspectivas y previsiones manejan para los próximos trimestres.

Estrategias de Inversión