El proceso de capitales de México reubicándose en España no ha hecho más que comenzar

El proceso de capitales de México reubicándose en España no ha hecho más que comenzar

¿Qué es Sámano Abogados? 

Somos un despacho que está por cumplir 25 años en el Foro Jurídico Mexicano. Somos un despacho enfocado a la asesoría de empresas. El 100% de nuestros clientes son empresas medianas y grandes, la mayoría; algunas pequeñas. Tenemos un área de innovación que apoya las Startups, pero, en general, el grueso de nuestros clientes son empresas medianas y grandes. 

Somos un despacho generalista en el sentido de que apoyamos las necesidades legales del día a día de estas empresas en sus aspectos contractuales, societarios o regulatorios. Básicamente, las que necesitan de apoyo legal para operar día a día en México. Tenemos, también, un área de finanzas corporativas y M&A, un área de banca y tecnología, así como un área de manufactura, logística y distribución, muy activa hoy en día por el fenómeno geopolítico del nearshoring. Y también tenemos un área enfocada a la responsabilidad social, lo que es todo el trabajo pro bono, el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil y al emprendedurismo, que es todo el apoyo de los modelos de las Startups. 

¿Qué planes tienen para España? 

Tenemos planes para España, efectivamente. Por mi ascendencia española, los abuelos del lado de mi madre emigraron a México en la década de los 50. Todavía tengo parientes en País Vasco, entonces también es familia. Es algo un poco natural en la familia mirar siempre a España como parte de un proceso de evolución personal también. Lo que hemos visto es que particularmente en años recientes, tres o cuatro años, es que ha habido un movimiento cultural y de capital mucho más enérgico entre México y España. Varias de las familias ricas mexicanas, por razones de seguridad, o por las razones que fueran, han decidido dejar México.

El destino natural por mucho tiempo fueron los Estados Unidos. Se iban a vivir a Estados Unidos: a San Diego, a Houston, San Antonio, un poco menos Miami, Nueva York… Pero lo que hemos visto ahora es que esa preferencia natural por la cercanía de los Estados Unidos, está cambiando y las familias están emigrando a España. Hay un; podríamos llamarle como una nueva emigración, que está encontrando en España un lugar fértil para inversiones, pero también por las empatías culturales para el desarrollo personal y familiar. Y entonces Madrid se está convirtiendo en un hub mexicano, en una ciudad en donde cada vez llegan más familias mexicanas a restablecerse, a invertir y que encuentran otras familias mexicanas que ya han hecho una punta de lanza y entonces es más fácil para ellos, a través de esta red de contactos de los que ya están establecidos, seguir esa pauta en términos de escuelas, negocios, servicios de abogados, financieros, contadores, inclusive asesores personales para escuelas, universidades o oportunidades de empleo. 

Entonces, no es nada más un destino de inversión, es una nueva alternativa de vida para muchas familias mexicanas. 

¿Es un fenómeno de una sola dirección?

Y luego al revés, las empresas españolas, por el fenómeno geopolítico del nearshoring y otras dinámicas mundiales que se están teniendo lugar como consecuencia de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y por la incertidumbre que genera la guerra en Ucrania, están encontrando en México un lugar natural de recepción de inversiones para tener una cercanía con el mercado de consumo más grande que es Estados Unidos.

Entonces, a pesar de los enormes retos que el país vive en términos de principalmente seguridad, inestabilidad política por la polarización que hay entre los que están a favor y en contra del modelo de Gobierno actual; a pesar de esta situación de incertidumbre política, de inseguridad que probablemente es la peor en la historia del México independiente, y algunos otros retos para la empresa que entra a México en términos de accesibilidad de agua, de energía eléctrica, de espacios industriales en parques para el establecimiento de las empresas, conectividad, autopistas, en donde la infraestructura está todavía limitada… a pesar de todos estos factores, hay un dinamismo nunca antes visto en términos de la entrada de capitales productivos para centros de manufactura, distribución, logística y toda la proveeduría alrededor de empresas bandera, como Tesla que anunció una inversión de su siguiente mega planta mundial en el estado de Nuevo León al norte cerca de la ciudad de Monterrey. Es una inversión de 2.000 millones de dólares que probablemente traerá, cuando menos, otro tranto en inversiones de proveeduría satelital para darle servicio a la mega planta; a la giga planta que le llaman. Entonces todos estos factores hacen que también sean muy interesantes para España, que siempre ha sido uno de nuestros socios comerciales más importantes y que tiene ya enormes y fortísimas raíces en México, particularmente en el sector financiero donde los bancos líderes BBVA, Santander, Sabadell, concentran en conjunto probablemente más de la mitad del mercado bajo todas las métricas. En en el sector hospitalidad, los españoles son líderes y en México varias de las cadenas más exitosas son españolas y algunos otros sectores también asociados a bienes raíces, a energía. 

Vemos que esa inversión ha sido exitosísima en México, inclusive la sonada salida entre comillas de Iberdrola de México, pues ha sido el negocio del siglo para ellos, con lo cual probablemente regrese con parte de lo mismo que tuvo de recursos de salida para otras alternativas que se estarán abriendo. 

Gracias a este fenómeno geopolítico, sin haberlo previsto en términos de una política activa para ubicarse en esta situación, sino más por una consecuencia de los movimientos mundiales, tiene ahorita enfrente una enorme oportunidad para captar inversión y generar a partir de esa inversión mayor riqueza. 

¿Cree que la empresa española es consciente de ello?

Los españoles lo han visto y los españoles conocen México. Conocen México desde hace muchísimos años en términos de las dinámicas del mercado, las oportunidades y los ciclos, que siempre habrá ciclos mejores, ciclos peores, gobiernos que favorecerán más ciertas áreas menos otras, pero México está viviendo ahorita un ciclo ascendente para la inversión española. Entonces, esta dinámica dual en donde probablemente a nivel patrimonial, familias de alto poder adquisitivo mexicano están buscando invertir y reubicarse en España, mientras que empresas españolas, medianas y grandes, están yendo a México a invertir por la oportunidad que presenta el México como país, pero también como acceso al mercado americano. 

¿Cómo va a ser su operativa en España?

Estamos buscando activamente establecer alianzas estratégicas con otros despachos que no tienen presencia en México o la tienen indirectamente y están buscando socios comerciales que puedan dar un servicio de la misma calidad, eficiencia y características del que se da en España, pero aprovechando la situación que se está generando de oportunidades de negocio en México. 

El nearhoring es un término bastante desconocido en España. ¿Cómo lo explicaría a un profane en la materia? 

Yo definiría el nearshoring como un evento que se da una vez por generación, en donde las condiciones de negocio y de reacomodo de los factores de producción y consumo en el mundo encuentran un destino temporal que puede convertirse en definitivo para dar acceso a los mercados que están creciendo o que son maduros y que le dan la bienvenida a productos innovadores. Y eso es México hoy en día. una lotería mundial en donde obtuvo el boleto que le da el acceso a generar riqueza para sí mismo y para quien venga a invertir por el acceso a los mercados que tiene y a su creciente mercado en términos de consumo y de inversión.

¿Las empresas españolas que ignoren México estarán perdiendo una gran oportunidad?

La empresa que no contempla México en España seguramente está perdiendo una oportunidad buenísima. Pues las empresas españolas que no tengan a México en su radar pues seguirán siendo empresas de nicho, probablemente seguirán trabajando en las áreas de oportunidad que tienen aquí. Pero el mercado mexicano es un mercado que es dos veces más grande que el mercado español. Y si bien es una aventura, para muchas empresas, el desconocimiento de las dinámicas genera una reacción escéptica o adversa por la incertidumbre del retorno. En la medida que logren obtener información sobre esas oportunidades, controlar ese miedo por información asimétrica que les impide tomar una decisión productive… podrán medir de mejor manera el riesgo para empezar a identificar las áreas de oportunidad que el país ofrece en todas las áreas, servicios, manufactura, productos terminados, commodities. 

México hoy en día se está convirtiendo en un consumidor enorme por toda la inversión que está llegando de todos los productos y servicios que se generan. Entonces, sin duda alguna, es un buen consejo para las empresas españolas, inclusive las empresas pequeñas y, por supuesto, las medianas, el generar información que les permite identificar las áreas de oportunidad que hay en México. 

Y, a la inversa, ¿quedan todavía muchos otros patrimonios mexicanos por venir o el proceso ya está maduro? 

Yo creo que el proceso; este fenómeno de reubicación de destino, de una nueva preferencia de destino para los capitales patrimoniales mexicanos, en donde ya no es necesariamente Estados Unidos, sino lo es España y en particular la ciudad de Madrid, está empezando.

El núcleo de comunicación que tienen estas familias es chiquito. En la medida que empiecen a correr la voz de las virtudes y bondades y méritos de la reubicación patrimonial en España, seguramente este proceso se va a acelerar. Nosotros no vemos que se detenga, al contrario. Y un indicador claro de esto es que varios despachos mexicanos, no nada más de abogados, también de servicios financieros, family offices, están abriendo oficinas en Madrid para asesorar a estos patrimonios mexicanos que se están viniendo a España. Un par de despachos grandes mexicanos han abierto oficinas aquí, igual que oficinas de asesores patrimoniales, para acompañar el aterrizaje de estos capitales en España. Algunos grandes capitales, muchos capitales intermedios.., pero; importante: a través de pools de inversión están creando empresas desarrolladoras de vivienda, mucha inversión en bienes raíces, en el sector hospitalidad, se están uniendo en grupo a otros proyectos locales para fondearlos. Entonces, sin duda alguna, esto es apenas el principio de una oleada que va a ser enorme. 

Estrategias de Inversión