El probable ganador del freno del dólar es el oro: potencial hasta los 1.800

«Hay una relación inversa entre el dólar y el oro, de hecho en los últimos meses el oro ha caído motivado por el movimiento alcista del dólar. Ahora el dólar se está depreciando por la posible subida de los tipos de interés de manera más moderada y ya se habla en el mercado de que seguramente hayamos visto el techo del dólar en este ciclo y que podría depreciarse aún más pero va a depender de las cifras macroeconómicas y de lo que haga la Reserva Federal de EEUU. El oro, por tanto, tiene soportes gracias a esta subida del dólar y podríamos ver subidas por encima de los 1.800 dólares en el corto y medio plazo«, señala Miguel Ángel Rodríguez, experto de mercados de Capex.com.

La rápida subida de los tipos de interés en Estados Unidos por parte de la Reserva Federal con el objetivo de combatir la inflación ha servido que muchos inversores buscasen refugio en la liquidez a través de dólares. La divisa estadounidense sube en los últimos doce meses un 10,30% y esto ha hecho sucumbir a muchas materias primas, incluido el oro que se mueve por otras lógicas más allá de la oferta y la demanda.

Las subidas de tipos han puesto en cuestión el tradicional estatus del oro como cobertura contra la inflación. El mayor coste del dinero se traduce en un mayor coste de oportunidad para mantener el activo, que no devenga intereses ni paga dividendos.

Sin embargo, la expectativa de subida de tipos está empezando a relajarse como así constataron las últimas actas de la reunión de la Reserva Federal del 1 y 2 de noviembre. El mercado estima que la Fed elevará los tipos hasta la horquilla del 5 al 5,25% desde el rango actual del 3,75%-4% durante los próximos meses. Lo más probable es que acometa un alza del precio del dinero de 0,50% puntos porcentuales en su próxima reunión del 13 y 14 de diciembre y ya en 2023 otros dos aumentos de 0,25 puntos porcentuales. 

Las actas, que se conocieron el pasado miércoles, apuntaron que una «mayoría sustancial» de los gobernadores de la Reserva Federal se mostró a favor en la última reunión de noviembre de ralentizar el ritmo de las alzas de los tipos de interés, cuando crece el debate sobre las repercusiones del rápido endurecimiento de la política monetaria.

«Un ritmo más lento (…) permitiría al Comité (Federal de Mercado Abierto) evaluar mejor el progreso hacia sus objetivos de pleno empleo y estabilidad de precios», señalaron las minutas del banco central estadounidense.

Este horizonte de moderación por parte de la Fed ha hecho que el dólar caiga un 4,26% en el último mes y acumula una caída del 2,5% en los últimos tres meses. Por su parte, el oro repunta un 6,34% en el último mes hasta los 1.752 dólares por onza. El oro toco mínimos de los últimos doce meses el pasado 3 de noviembre al alcanzar los 1.630,9 dólares por onza tras la cita de la Reserva Federal y recupera un 7,5% desde estos mínimos.

«El metal amarillo está cotizando más o menos en medio de lo que podría ser un rango recién establecido entre 1.730 y 1.780 dólares, potencialmente ahora a la espera del próximo catalizador antes de la reunión de la Reserva Federal de diciembre. Con otro informe sobre el empleo y la inflación aún por conocer, muchas cosas podrían cambiar de aquí a la próxima reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés)», apunta el analista de mercados de Oanda, Craig Erlam.

Estrategias de Inversión