Los precios del petróleo recuperan algo de terreno hoy jueves tras caer a mínimos de seis meses ayer, pero los inversores siguen preocupados por la atonía de la demanda y la ralentización económica en Estados Unidos y China.

Este jueves los Futuros del petróleo Brent suben un 0,44% hasta los 74,63, mientras que los del West Texas suman un 0,35% en los 69,62 dólares el barril.

«Los mercados del petróleo pueden haber estado sobrevendidos», lo que podría significar que la recuperación es un «rebote a corto plazo», dijo en una nota Tina Teng, analista de mercados de CMC Markets.

En la sesión de ayer, el mercado se asustó por los datos que mostraban que la producción estadounidense se mantiene cerca de máximos históricos a pesar de que los inventarios cayeron, dijeron analistas de ANZ en una nota. Los analistas de ANZ señalaron que parte de la tendencia bajista también se debió al aumento de los inventarios de combustible.

Las existencias de gasolina USOILG=ECI aumentaron en 5,4 millones de barriles en la semana hasta los 223,6 millones de barriles, según informó la EIA el miércoles, superando con creces las expectativas de una acumulación de 1 millón de barriles.

Por primera vez en un año, la estructura del mercado de contratos Brent pasó a cotizar en contango, con contratos para entrega a corto plazo más baratos que seis meses más tarde LCOc1-LCOc7. Los contratos del WTI también han pasado a cotizar en contango a más de seis meses vista. Un mercado que vuelve a entrar en contango sugiere que hay menos preocupación por la situación actual de la oferta y anima a los operadores a almacenar barriles.

Los precios del petróleo han caído alrededor de un 10% desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, denominados conjuntamente OPEP+, anunciaron un recorte voluntario combinado de la producción de 2,2 millones de barriles diarios. «Los mercados del petróleo parecen dejar completamente de lado las maniobras de los cárteles de productores encaminadas a mantener elevados los precios del crudo», dijo Priyanka Sachdeva, analista de Phillip Nova, en una nota. «La señal de relajación de la inflación (también) está alimentando los temores de una desaceleración económica mundial y, a su vez, mermando la demanda de combustible a nivel global», dijo Sachdeva.

Según un sondeo de Reuters, la producción de petróleo de la OPEP se redujo en noviembre, en la primera caída mensual desde julio, como consecuencia de los menores envíos de Nigeria e Irak, así como de los recortes en curso para sostener el mercado por parte de Arabia Saudita y otros miembros de la OPEP+.

Mientras tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, y el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, se reunieron para discutir una mayor cooperación en materia de precios del petróleo el miércoles como miembros de la OPEP +, lo que puede reforzar la confianza del mercado en el impacto de los recortes de producción. Kuwait y Argelia también reafirmaron su compromiso con los recortes voluntarios. Rusia se ha comprometido a revelar más datos sobre el volumen de sus refinerías y exportaciones de combustible después de que la OPEP+ pidiera a Moscú más transparencia sobre los envíos clasificados de combustible desde los numerosos puntos de exportación de todo el país, según dijeron a Reuters fuentes de la OPEP+ y de empresas de seguimiento de buques.

La preocupación por la economía china también frenó la subida del precio del petróleo. Los datos de las aduanas chinas mostraron que las importaciones de crudo en noviembre cayeron un 9% respecto al año anterior, ya que los altos niveles de inventarios, los débiles indicadores económicos y la ralentización de los pedidos de las refinerías independientes debilitaron la demanda.

Estrategias de Inversión