¿Por qué es tan importante la sostenibilidad en el mundo empresarial?
Porque afecta a todo ámbito del eficiencia de los costes, competitividad corporativa, posicionamiento, capitalizar nuevas tendencias….Un ejemplo, si pensamos que en el 2018 el Departamento de Energía de EEUU hizo un análisis de cuánta energía se desaprovechaba en el proceso productivo y no sólo por el transporte, se encontró con que la industria americana desaprovechaba cerca del 69% de la energía producida. Imaginar lo interesante que sería para el mundo empresarial que esas compañías supieran o tuvieran la tecnología suficiente para capitalizar, ser más eficientes y ahorrar costes, tendrían un incentivo muy importante de posicionarse mejor que la competencia. Al mismo tiempo, no sólo ahorrando recursos sino que capitalizaría una tendencia de mercado que los consumidores finales cada vez demandan más y al mismo tiempo estaría viendo una alineación con las regulaciones que surgen en todos los países europeos. 

A modo de resumen, unos datos: sostenibilidad en el sector energético vemos cómo la capacidad de las renovables crecen más de un 50% en los últimos 5 años, más del 85% cree el consumo de comida orgánica solo en Reino Unido, los métodos de transporte alternativo, como el coche eléctrico, han crecido más de un 900% en cinco años, las inversiones sostenibles han crecido más de un 1000%. El mundo evoluciona, es una nueva revolución que mejora la eficiencia y competitividad de las empresas pero sobre todo lo está demandando la sociedad y las empresas que se queden atrás, perderán oportunidades muy importantes. 

En este entorno, ¿cómo está posicionado Nordea?
Nordea tiene una robusta posición sostenible pero esto no viene de ahora. En 1988 lanzamos los primeros fondos con criterios de exclusión pero esto no respondía a capitalizar una tendencia de mercado en aquella época sino que nuestra fuerza de trabajo como entidad líder de los países nórdicos está basada en la filosofía y mentalidad de una sociedad en la que el 60% de los coches vendidos en Noruega es eléctrico, el 99% de la gente de Suecia recicla, el 90% de la botellas danesas se reutilizan o el 38% de la energía en Finlandia es puramente renovable. Con esta sociedad detrás que está impulsando estas temáticas, es normal que estemos siempre a la vanguardia, anticipándonos a las tendencias del mercado en sostenibilidad y siempre tratando de mejorar  y desarrollar todos estos efectos. Por eso tenemos uno de los equipos de inversión responsable más grande del mundo, fuimos pioneros en 2007 al vincular la estrategia responsable de Nordea con el consejo de Administración y por eso vinculamos en 2008 la estrategia, cuando nadie estaba pensando en ese tema. Fuimos de los primeros signatarios de los PRI, de los primeros en obtener sellos ESG para distintos fondos…etc. Por eso Nordea no intenta capitalizar una tendencia sino que la esta creando con una sociedad que demanda precipitación, sobre todo. 
 

¿Cómo descubrir el próximo «Mirlo Blanco» en bolsa?

Se trata de buscar un mix de estrategia y táctica para invertir en bolsa. Da igual que haya sectores hundidos por la economía, siempre hay otros que se van a beneficiar de los mismos. ¿Cómo descubrimos el próximo «Mirlo» en bolsa?

Dentro de esta gama, ¿qué busca aportar Nordea 1- Global Stars Equity Fund?
Creemos que la sostenibilidad dentro de los fondos listados se tiene que basar en tres pilares: el primero es que toda inversión ESG o sostenible tiene que batir al índice de referencia; en fondos listados no hablamos de filantropía por eso somos fieles defensores de crear fondos o estrategias ESG que tengan que batir a los índices tradicionales. Porque los índices ESG crean ciertas listas de exclusión o se modifican de una forma que distorsiona la pura inversión del gestor que hay detrás. Por lo tanto hay que batir a los índices tradicionales y con este fondo lo hemos conseguido con casi un 5% de exceso de rentabilidad frente al índice desde su lanzamiento.

El segundo objetivo es invertir en estas compañías que cumplen con los estándares tan robustos de ESG, que nosotros entendemos que son los importantes. Estos estándares son una buena forma de incluir en los modelos de valoración una información extra que permite analizar de una forma objetiva cuáles son los riesgos y las oportunidades que tienes en dicha inversión. 

Y el tercer objetivo es crear un impacto duradero. Este fondo por cada millón de dólares que tiene de patrimonio, significa un 66% menos de consumo de CO2, lo que equivaldría a sacar de la carretera 3,5 coches. Por lo tanto, el impacto que vemos es directo, muy medible y creemos que es algo fundamental en el fondo. 

¿Cuáles son entonces las principales características en su gestión?
Las características de su gestión, en primer lugar, es tratar de tener una rentabilidad o track record positivo. En esa línea tenemos un histórico de rentabilidades muy atractivas que realmente  baten al MSCI World. Al mismo tiempo hay que tener compromiso de integrar ESG dentro del modelo de valoración que te haga decidir con la mayor información posible cuáles son las empresas ganadoras, cuáles no tendrán problemas, cuáles tendrán mejores flujos de caja….También el reconocimiento ESG. Nosotros tenemos distintos sellos internacionales como el Luxemburgués, Austriaco-Alemán, el del ministerio de finanzas francés, el belga…que son entidades independientes que certifican que este fondo pasa los más exhaustivos criterios ESG que se pueden aplicar a día de hoy internacionalmente. Y por último, todo esto va de la mano de ayudar a tener un mundo mejor. 

Finalmente y, un punto clave, ¿qué resultados está obteniendo?
 
Los resultados son muy positivos. Si miramos la rentabilidad en lo que va de 2020, el índice de referencia internacional , el MSCI World, está en negativo cerca de -1,10% mientras el fondo lleva un +3,10% en la clase de banca privada. Esto muestra que se puede dar una rentabilidad positiva o que el ESG es un elemento fundamental para dar retorno positivo, pero adicionalmente, si miramos los retornos por años naturales en 2009 batimos al MSCI World por cerca de un 5%, en 2018 lo batimos por cerca de un +4% y en 2017 lo batimos por un +7%. La rentabilidad entendida desde el punto ESG hace que tengas retornos muy atractivos y es lo que nosotros queremos: invertir en fondos de la gama STARS que significa excelencia en tema ESG teniendo acceso a la renta variable global, en una cartera de alta convicción con una excelente rentabilidad histórica y probada año tras año, creando un impacto medible… Con lo que todas las características están alineadas para capitalizar esta tendencia de la que nosotros hemos sido pioneros.