Los futuros americanos se encuentran mixtos en estos momentos, con una tendencia inversa a los cierres registrados por los tres principales indicadores de Wall Street en la última sesión. 

De esta forma los futuros del DOW JONES Ind Average, bajan a esta hora un 0,08% hasta los 39.379,7 puntos, los del S&P 500 avanzan un 0,23% hasta los 5.460,6 puntos y los del Nasdaq OMX recuperan un 0,47% y se colocan en los 19.570,3 puntos. 

Y es que la resaca de la última sesión en Wall Street es más que evidente para los inversores, que han visto de nuevo como la gran tecnología, en especial en determinados valores, volvía a marcar recortes significativos. 

Recortes de tal calibre que colocaban al Nasdaq su peor sesión desde el pasado mes de abril, con un gran protagonista. Una NVIDIA que cedía al cierre por encima del 6% y que registraba su mayor recorte desde el pasado 19 de abril en el que el valor perdió un 10%. 

Tampoco es despreciable el hecho de que, en la última semana, lleve acumulado un recorte del 12,95%. De hecho, este último recorte colocó al valor estrella del ejercicio a cuenta de la IA hacia el territorio de corrección, un 16% menos que un récord intradiario establecido la semana pasada.

Otras acciones de semiconductores también estuvieron bajo presión el lunes, con recortes también considerables caso de Super Micro Comp, Qualcommy Broadcom

De hecho, arrastró a la baja al S&P 500, que en ningún caso, incluso con sus mejores niveles intradía, consiguió alcanzar la cota de los 5.500 puntos lograda a lo largo de la sesión aunque no al cierre el pasado viernes. 

El Nasdaq-100 también sufrió su peor día desde abril, ya que los inversores abandonaron los fabricantes de chips. Este cambio entre mercados impulsó al Dow Jones en más de 200 puntos, convirtiéndolo en el único índice de referencia bursátil estadounidense que registró una ganancia en la sesión anterior.

El índice principal Dow Jones, compuesto por las acciones de 30 valores, ganó 0.67% llegando a 39,411.21 puntos, mientras que el S&P 500, de 500 valores, perdió 0.31% en 5,447.87 puntos. El Nasdaq, de alto peso tecnológico, perdió 1.09% a 17,496.82.

Los analistas, en principio no consideran que estas caídas puedan seguir teniendo una continuidad preocupante, aunque destacan que hay que ser cautos en estos momentos del año. 

Jeff deGraaf, de Renaissance Macro Research, señalaba en la CNBC que el verano suele ser un sector de época difícil y señaló que el tercer trimestre suele registrarse como el peor período para la industria.

“La buena noticia es que creo que Nvidia todavía está en una tendencia alcista a largo plazo”, dijo. “Creo que estas correcciones probablemente se puedan comprar. Sólo hay que moderar ese sentimiento”.

En cuanto a valores, en estos momentos previos, destacan los recortes del 13% para SolarEdge Tech que se hundió un 13% después de anunciar planes para una oferta privada de notas convertibles por valor de 300 millones de dólares. 

Mientras que Pool cayó un 11% después de ajustar su orientación a la baja. El distribuidor mayorista de suministros para piscinas dijo que ahora espera que las ganancias por acción oscilen entre 11,04 y 11,44 dólares para todo el año, frente a la previsión anterior de 13,19 a 14,19 dólares. Eso también está por debajo de una estimación de FactSet de 13,05 dólares. Recordemos que es la razón de que el sector en Europa se muestre a la baja, caso en España de Fluidra. 

Ya en la renta fija, vemos como el bono americano a 10 años se mueve con recortes del 0,59% hasta el 4,224% en rentabilidad, mientras que el bono a 2 años, cotiza con un ligero avance en el 4,736%. 

En cuanto al petróleo, los futuros se mueven a la baja, tras la mañana que presentaba apenas recortes nimios, con un barril West Texas que cotiza en los 81,11 dólares y baja un 0,60% frente al Brent europeo que cede un 0,54% y se coloca en los 84,67 dólares. 

El Oro, por su parte, sigue ganando posiciones, avanza frente al dólar un 0,12% hasta los 2.347 dólares. 

Los analistas de Bank of America consideran que el oro podría alcanzar los 3.000 dólares por onza en los próximos 12 a 18 meses si la demanda aumenta entre los grandes inversores institucionales.

“Creemos que el oro puede alcanzar los 3.000 dólares por onza en los próximos 12 a 18 meses, aunque los flujos no justifican ese nivel de precios en este momento”, escribieron los estrategas. “Lograr esto requeriría que la demanda no comercial se recupere desde los niveles actuales, lo que a su vez necesita un recorte de tasas de la Reserva Federal”

Mientras, el índice dólar cotiza ligeramente al alza, gana un 0,05% y se coloca en los 105,52 en la preapertura de Wall Street. 

Análisis para invertir.

Registrate gratuitamente en Estrategias de Inversión y descubre las acciones más alcistas en bolsa en este momento. Precios ajustados , buenos fundamentales y tendencia alcista.

Algunos valores tienen un potencial del 50% en bolsa en estos momentos.