El lastre de la banca deja al Ibex 35 al filo de los 8.000 puntos a la espera del BCE

El IBEX 35, que había arrancado con tímidas subidas intentando consolidar los 8.100 puntos conquistados ayer, se ha ido desinflando a lo largo de la jornada, hasta cerrar finalmente con una caída de un 1,18% que ha dejado al selectivo madrileño en 8.028,90 puntos.

Si ayer los bancos fueron motores de los avances, hoy se han convertido en el principal lastre del índice, con caídas superiores al 2% para Banco Sabadell, Banco Santander o BBVA. Todo a la espera de que mañana se conozcan finalmente las decisiones del Banco Central Europeo (BCE). El mercado ha especulado en los últimos días que la subida de los tipos de interés podría ser más agresiva de lo inicialmente contemplado, de 50 puntos básicos. De ser así, se pondría fin a la era de los tipos negativos en Europa, aunque en todo caso será la primera subida de tipos de la institución en más de una década.

En el lado opuesto a la banca se sitúa Laboratorios Rovi, que pasa de ser ayer el farolillo rojo del Ibex a cerrar hoy con una subida de un 0,52%, en 58,35 euros. También han servido hoy de refugio compañías de materias primas como ArcelorMittal y Acerinox, con alzas superiores al 1%.

Los inversores deben tener en cuenta además que mañana arranca de manera oficiosa la temporada de resultados en el Ibex 35 con las cuentas de Bankinter del segundo trimestre. Ya hay algunas empresas del Mercado Continuo que han desvelado sus cuentas, caso de Vidrala que obtuvo entre enero y junio un beneficio neto de 56,3 millones de euros, un 31 % menos de los 81,6 millones logrados en el mismo periodo de 2021, según ha anunciado hoy.

En el resto de plazas europeas también han dominado los números rojos, aunque más moderados, con el EURO STOXX 50 cayendo un 0,07% hasta los 3.584 puntos. El DAX ha cerrado con un descenso de un 0,21%, mientras que el CAC 40 parisino se ha dejado un 0,27%. Al otro lado del Atlántico, los principales índices de Wall Street se mantienen planos tras las subidas de ayer.

La reunión del BCE será también mirada con lupa por el prometido instrumento anti-fragmentación de la eurozona, del que se espera que funcione evitando que se disparen las primas de riesgo de los países de la periferia. A la espera de conocer el detalle del acuerdo al que lleguen los banqueros centrales, hoy la prima de riesgo española supera los 120 puntos (121,70). En concreto, el bono español de deuda a diez años ofrece una rentabilidad de un 2,47%, por el 1,25% que paga el bund alemán al mismo plazo.

Al otro lado del Atlántico, donde la curva de tipos permanece invertida, el bono de referencia a diez años ofrece un rendimiento del 2,98%.

¿Volverá la normalidad a Nord Stream 1?

El otro gran foco de atención de la jornada es el tira y afloja entre la Unión Europea y Rusia por el gasoducto Nord Stream 1. Rusia ha anunciado que reabrirá el gasoducto en el plazo previsto, este jueves, pero al mismo tiempo Grazprom ha asegurado que no tiene constancia sobre la entrega de Siemens de la turbina necesaria. Según el presidente ruso, Vladimir Putin, la principal ruta de transporte del gas ruso a Europa podría reactivarse solo con el 50% de su capacidad.

Mientras, la Comisión Europea ha presentado un plan para que los países miembro reduzcan un 15% su consumo de gas entre agosto y marzo ante la amenaza de recortes.

El euro retrocede tras tocar máximos de dos semanas

En cuanto a los precios del petróleo, retroceden hoy posiciones, con los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa cayendo un 1,28% hasta los 106,06 dólares por barril. El West Texas estadounidense se paga a 99,22 dólares por barril, un descenso de un 1,46%.

En el mercado de divisas, el euro retrocede este miércoles desde sus máximos de dos semanas frente al dólar, con todas las miradas puestas en la reunión del BCE. La moneda única ha subido más de un 3% en las últimas cuatro sesiones, alcanzando los 1,02730 dólares, su nivel más alto desde principios de junio. Sin embargo, en la jornada de hoy abandona esos niveles y baja un 0,4% a 1,0173 dólares.

La subida del dólar supone asimismo un freno para el precio del oro. El metal al contado baja un 0,2% a 1.708,09 dólares la onza, mientras que los futuros de oro de EEUU caen un 0,3% a 1.706,40 dólares.

Estrategias de Inversión