El Ibex rebota tras cinco días de caídas y se hace fuerte por encima de los 7.500

El IBEX 35 sube un 0,74% en la apertura hasta alcanzar los 7.564 puntos. El selectivo español acumuló hasta ayer cinco días consecutivos de caídas, en los que el castigo acumulado fue de algo más de un 6%. Las mayores subidas a primera hora son para IAG (Iberia), que sube un 2,13%, e Indra, que se anota un 1,95%. En el lado de los descensos, Laboratorios Rovi baja un 0,39%.

Uno de los valores que tendrán que vigilar de cerca los inversores es Indra. La compañía comunicó anoche que ha cerrado la terna de independientes que propondrá a la junta de accionistas extraordinaria, que se celebrará en primera convocatoria el 28 de octubre, con la propuesta de Bernardo José Villazán, consejero independiente, entre otros, de Grupo Antolín.

El nombre de Villazán se une a la lista formada por Virginia Arce, Olga San Jacinto, Coloma Armero, Axel Arendt y Belén Amatriain, que renovarán el consejo y equipararán el número de consejeros independientes con el de dominicales y ejecutivos.

A este órgano también se unirá Juan Moscoso, nuevo consejero dominical a propuesta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), después de que esta superara el 27% que le da derecho a un tercer representante en el órgano, tal y como consta en la convocatoria remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mientras, Siemens-Gamesa planea solucionar los problemas de su principal modelo de aerogenerador terrestre en los próximos tres meses, según su consejero delegado, que ha advertido de que entre 10 y 15 proyectos deficitarios relacionados con los equipos con problemas seguirán teniendo un impacto negativo hasta 2024.

“Aunque la tendencia de fondo de las bolsas sigue siendo bajista, con los inversores muy preocupados por el devenir de la economía global, no descartamos que los muy elevados niveles de sobreventa que presentan actualmente los principales índices y muchos valores terminen facilitando un repunte de las bolsas que, incluso, podría ser muy vertical, aunque no pensamos que vaya a ser ‘el definitivo’”, señala Juan J. Fdez-Figares, director del Departamento de Análisis de Link Securities.

En el apartado macro la agenda del día es escasa en Europa, donde únicamente se publicará el comportamiento de agregado monetario M3, así como el de los créditos a particulares y a empresas, todos ellos en el mes de agosto. En EEUU sí es más intensa, ya que esta tarde se darán a conocer las cifras preliminares de agosto de los pedidos de bienes duraderos, así como de las ventas de nuevas viviendas del mismo mes y del índice de confianza de los consumidores de septiembre, que elabora la Conference Board.

En la guerra en Ucrania, las fuerzas ucranianas y rusas han protagonizado intensos combates en distintas partes de Ucrania, mientras culminaban los referendos organizados por Rusia en cuatro regiones que Moscú espera anexionar.

En el resto de plazas europeas, el DAX repunta un 1,04% en los 12.355, el FTSE 100 de Londres escala un 0,32% hasta los 7.043,6 puntos y el FTSE MIB de Italia suma un 0,84% en los 21.386. Por su parte, el EURO STOXX 50 avanza un 0,88% hasta los 3.371,85 puntos.

En las bolsas asiáticas no hubo una tendencia clara, si bien el Nikkei japonés se recuperaba desde un mínimo de dos meses, con los valores tecnológicos a la cabeza de las subidas, con la caza de gangas tras las fuertes ventas mundiales después que la Reserva Federal mantuviera su política agresiva. El índice se ha anotado un 0,53% hasta los 26.571 puntos.

El Shanghai Composite de China continental subió un 0,26% y el Shenzhen Component un 0,314%. El Kospi de Corea del Sur tuvo dificultades para orientarse y perdió finalmente un 0,62%. En Hong Kong, el índice Hang Seng perdió un 1,06%.

El Banco Mundial ha recortado su previsión de crecimiento para todo el año 2022 en la región de Asia Oriental y el Pacífico hasta el 3,2%, frente a su previsión de abril del 5%, según su último informe publicado el martes. “La ralentización del crecimiento se debe sobre todo a China”, dijo, añadiendo que la organización también recortó sus previsiones para 2022 para la nación al 2,8% desde el 5%. El Banco Mundial espera que China crezca un 4,5% en 2023.

El informe señala que la inflación general media superará el 5% este año, lo que supone una revisión al alza respecto al 3% previsto anteriormente en abril.

Los futuros de Wall Street apuntan también a una apertura al alza, con los inversores impulsando el rebote después de que ayer el S&P 500 cerrase en nuevos mínimos anuales.

Cierta clama en las divisas y el precio del petróleo

El petróleo se estabiliza en las primeras horas de la mañana, ante los indicios de que la alianza de productores OPEP+ busca evitar un colapso de los precios. Junto con un ligero ablandamiento del dólar estadounidense, se atenúan las fuertes ventas del día anterior. Los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa suben un 0,3% hasta los 84,32 dólares por barril, mientras que el crudo West Texas se paga a 76,90 dólares. Ambas referencias cayeron unos 2 dólares por barril el lunes, en gran medida por la fortaleza del dólar estadounidense.

El ministro de Petróleo de Irak, Ihsan Abdul Jabbar, ha señalado que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, conocida como OPEP+, están vigilando la situación de los precios del petróleo, con el fin de mantener el equilibrio en los mercados. “No queremos un aumento brusco de los precios del petróleo ni un colapso”, ha señalado en una entrevista en la televisión estatal iraquí. 

En el mercado de divisas, ha regresado cierta calma después de que ayer el Banco de Inglaterra avisara de que no dudaría en cambiar los tipos de interés y que está vigilando los mercados “muy de cerca”. La institución se vio obligada a salir al paso con estas declaraciones después de que la libra se desplomara a un mínimo histórico y los precios de los bonos británicos se desplomaran en respuesta a los planes financieros del nuevo Gobierno. La libra alcanza hoy los 1,08 dólares.

El euro rebota un 0,45% frente al dólar hasta establecer el tipo de cambio en 0,9655 dólares por cada moneda comunitaria, todavía sensiblemente por debajo de la paridad con el dólar.

En cuanto a la renta fija, la prima de riesgo de España se sitúa en 119,10 puntos, con el bono español de referencia a diez años ofreciendo una rentabilidad de un 3,32%, por el 2,13% que paga el bund germano al mismo plazo. Al otro lado del Atlántico, el bono de referencia ofrece un 2,86%.

Estrategias de Inversión