El Ibex 35 titubea en la apertura de una jornada semifestiva por el Día de la Hispanidad

El selectivo español se mantiene plano alejándose del nivel de los 7.000 puntos con los que conseguiría cierta neutralidad, dicen expertos del mercado. El selectivo cotiza en línea con el resto de plazas europeas. El DAX sube un 0,2%, hasta los 13.084 puntos; el FT-100 se deja dos décimas, hasta los 6.003 puntos, el CAC-40 abre plano sobre los 4.950 puntos con un FTSE MIB que avanza ligeramente sobre los 19.600 enteros. 

Entre los valores que destacan en la apertura está IAG  , que ha subido más del 2% en los primeros minutos de negociación. Lo hace tras anunciar que Sean Doyle, actual presidente y consejero delegado de Aer Lingus pasará a ocupar los mismos cargos en British Airways, sustituyendo a Alex Cruz.  Según un comunicado difundido a través del supervisor bursátil español, Cruz dejará su cargo de consejero delegado y permanecerá como presidente no ejecutivo, mientras que Doyle ha sido nombrado ya CEO de BA y asumirá el cargo de presidente tras la transición.

Telefonica acompaña en el podio de las subidas al anotarse más del 1,4%, hasta los 3,2340 euros. Indra e Iberdrola se cuelan en los primeros puestos con subidas de más de medio punto porcentual. Por cierto, que HSBC ha mejorado hasta comprar su recomendación sobre la eléctrica desde la anterior estimación de mantener. 

En negativo, Repsol lidera las caídas con más del 0,9% de penalización, que le lleva a los 6,25 euros. Y a pocos pasos, la banca. Santander se deja un 0,4%, BBVA  pierde el mismo porcentaje, hasta los 2,3790 euros, y Sabadell cede un 0,13%. Caixabank pierde tres décimas mientras que Bankia resiste con subidas de más de dos décimas, hasta los 1,1870 euros. 

En el mercado continuo siguen las subidas de Service Point   Se anota más del 12% y cotiza en los 0,7680 euros. Duro Felguera, con subidas de más del 5% y Tubacex , que se anota un 3%, cierran el podio de las subidas. 

En terreno negativo, AmRest  lidera las caídas con una penalización superior al 9% mientras que Codere se deja más del 3% en los primeros minutos de negociación. 

Optimismo en torno a un «acercamiento» de posturas anunciado por Trump

El optimismo en relación al paquete de estímulo estadounidense elevó la confianza de los mercados durante la semana pasada, con el FTSE -100 alcanzando máximos de tres semanas y el DAX en su nivel más alto en dos semanas. Poco después del cierre europeo, Trump tuiteó que las negociaciones del paquete de ayuda para el coronavirus está progresando y esto actuó como impulso a los índices estadounidenses, que cerraron las sesión en sus niveles más altos desde comienzos de septiembre. Los futuros estadounidenses cotizan a estas horas con subidas: los futuros del Dow Jones suben un 0,14%, hasta los 28.558 puntos, los futuros del S&P 500 cotizan en los 3.482 puntos con un Nasdaq que sube un 0,4% y se instala en los 11.779 puntos. 

La actualización de Trump, aunque llamó la atención de los inversores, no tenía mucha sustancia detrás. Mitch McConell, líder del Senado dijo que era poco probable llegar a un acuerdo antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Todo ello aderezado por el incremento, por parte de los republicanos, de su paquete de estímulos hasta los 1,8 billones de dólares (desde los 1,6 billones previos). Los demócratas están presionando por un paquete de 2,2 millones de dólares por lo que todavía hay un gran abismo entre lo que quieren ambas partes.  Sin embargo, el hecho de que los republicanos ampliaran su oferta al menos es un paso en la dirección correcta. Todo ello a pesar de que la demócrata Nancy Pelosi dijo que las negociaciones estaban en “punto muerto”.

Nuevos boletines de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión lanza un nuevo boletín global de mercado, para los inversores que quieren conocer Indices mundiales, valores de EEUU, divisas y Materias Primas. Elije los boletines que te interesa recibir . Apertura y Cierre bolsa Española, Boletín Global de mercados, Análisis técnico para registrados, Formación o Boletín Premium. ¡Elije los que realmente te interesan!

Esta semana sin embargo, los inversores tendrán algo más en lo que focalizar su interés ya que esta semana se inicia en Wall Street la temporada de resultados trimestrales. “En principio se espera cierta mejoría con relación al 2T2020, en el que el beneficio neto de las compañías integradas en el S&P 500 bajó algo más del 31% en tasa interanual. Así, actualmente el consenso de analistas espera un descenso de esta variable en el trimestre y en términos interanuales cercana al 22% y un descenso de las ventas de aproximadamente el 3%. No obstante, y a pesar de que las estimaciones de resultados siguen contemplando un fuerte retroceso de los resultados empresariales en el trimestre -el sector de la energía es el más penalizado en este sentido-, lo más relevante es que el consenso lleva varios meses revisando al alza sus expectativas -en julio esperaba que la caída del beneficio neto en el 3T2020 de las empresas del S&P 500 fuera a ser del 27%-. Para empezar y como es habitual, serán los grandes bancos estadounidenses los que inicien la temporada de presentación de resultados”, dicen los expertos de Link Securities. 

Las plazas  asiáticas han registrado fuertes subidas al cierre mientras que el mercado japonés está algo más tibio. El Banco Central de China ha hecho que se va más barato vender yuanes en corto, por lo que ha caído más, lo que ha sido interpretado por los inversores como que el regulador está contento con que la divisa baje. 

En cuanto al Brexit, las conversaciones comerciales entre Reino Unido y la UE estarán en el centro de atención esta semana ya que la fecha autoimpuesta por Boris Johnson del  15 de octubre está en la mente de los inversores. El primer ministro de Reino Unido declaró hace unas semanas que si no se ha establecido un acuerdo comercial antes de esa fecha, el equipo negociador británico abandonaría las conversaciones. Por su parte, la UE ha dado finales de octubre como fecha límite. Ambas partes han reconocido que persisten las diferencias.  

El presidente francés, Emmanuel Macron, y otros dirigentes de la UE insistirán en la aplicación de normas estrictas en lo relacionado a la aplicación de cualquier acuerdo comercial con Reino Unido, advirtiendo que el intento del primer ministro Boris Johnson de anular partes del tratado del Brexit ha demostrado que no se puede confiar en la palabra de Londres, según informó el Financial Times. Todo después de que Reino Unido publicara una lectura de PIB en agosto que sólo creció un 2,1% (-6,6% desde julio), lo que despertó las preocupaciones sobre la salud de la economía británica. 

En España, el Gobierno español en Consejo de Ministros decretó de manera extraordinaria el estado de alarma en Madrid después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tumbara el jueves las medidas impuestas por el ministro de Sanidad en la Comunidad. Según Scope Ratings,  «El estado de alarma anunciado para la Comunidad de Madrid pone en relieve que España es probablemente el país de la zona euro más afectado por la crisis del Covid-19. Scope Rating tiene en cuenta este importante riesgo en la calificación crediticia del país (A-/Negativo) que refleja nuestra opinión de que i) incluso bajo una trayectoria económica y fiscal relativamente favorable a partir de 2021, es probable que la economía española tarde muchos años en revertir el deterioro fiscal causado por la crisis del Covid-19, y ii) el potencial de crecimiento de España puede verse afectado negativamente por esta crisis, exacerbando las vulnerabilidades estructurales preexistentes del mercado laboral. Concretamente, esperamos una profunda recesión en 2020 (de alrededor de -12%), un aumento significativo de la tasa de deuda pública hasta alrededor del 120% del PIB y, teniendo en cuenta el uso generalizado de contratos temporales y el hecho de que alrededor del 40% de los empleados trabajen en sectores significativamente afectados por la crisis (incluido el turismo y el ocio), también un fuerte aumento de la tasa de desempleo hasta alcanzar una media de alrededor del 17% este año”.

Luis Francisco Ruiz, Director de análisis de Estrategias de inversión reconoce que la realidad «de la economía española es que tenemos la confianza de los consumidores en mínimos de una década, las encuestas empresariales también han vuelto a mínimos y esto lo que puede activar son dinámicas perniciosas, lo que es una situación peligrosa para economía y precios». Cuando el inversor ve esta situación en la economía y además está sujeto a incertidumbre reacciona quedándose paralizado y esto se traduce en una menor actividad en los mercados, menos volumen de contratación y más volatilidad.   Esto le hace ver que en la renta variable española «el rebote puede flojear y llevarnos a la zona de mínimos o soportes claves (…), es complicado encontrar catalizadores para que España sea capaz de forma autónoma de salir de la situación actual. Más que riesgos vemos que el peor de los escenarios se está plasmando en los precios».  (Ver más…)

La actitud de riesgo de los inversores, sin embargo, ha ejercicio presión sobre el dólar. En los últimos meses, la divisa estadounidenses se ha movido por los movimientos negativos en las acciones, ya que se ha convertido en un destino de los flujos que buscaban refugio. El viernes, el Index dólar cayó a su nivel más bajo en dos semanas. El euro corrige ligeramente frente al dólar en la apertura, hasta las 1.1815 unidades, con una libra que sube hasta los 1,3052 dólares por cada dólar. 

El oro, favorecido por la debilidad del dólar, cotiza en los 1.936 dólares. Davvid Madden, analista de CMC Markets reconoce que, “aunque sufrió un retroceso en agosto y septiembre, es probable que la tendencia alcista continúe si se mantiene por encima de los 1.900 dólares”. 

Las preocupaciones por el suministro afectaron al mercado energético. Durante la semana, las noticias sobre un huracán que se dirigía al Golfo de México dominaron los titulares. Los trabajadores petroleros estaban en huelga en Noruega (que se suspendió a finales de la semana), y eso también fue un factor en el movimiento positivo del petróleo. El barril de crudo Brent cede más de un 1%, hasta los 42,44 dólares con el West Texas cayendo en la misma proporción en la apertura, hasta los 40,19 dólares.