El Ibex 35 se mantiene plano sobre los 9.000 puntos en una sesión bajista en Europa

Las bolsas europeas comienzan la sesión con tímidas caídas. El DAX alemán cae un 0,11% en los 16.012,55, el FTSE 100 de Londres se deja un 0,10% sobre los 7.272,45, el CAC 40 francés pierde un 0,01% en los 6.986,89 y la bolsa italiana retrocede un ligero 0,02% en los 27.517. Mientras la media europea, el Euro Stoxx 50 cotizan plano en los 4.333,95.   El Ibex 35 no es una excepción aunque se mantiene plano sobre los 9.045 puntos. 

Diego Morín, analista de IG reconoce que “tendremos que seguir vigilando los movimientos intradiarios que realicen los operadores en el Ibex 35, por lo que hoy tendremos el foco puesto en los 9105 puntos a nivel de resistencia y en los 9025 puntos como soporte”. 

Unas caídas lideradas por Siemens-Gamesa , que pierde más del 2,4% en la apertura de la sesión, hasta los 18,85 euros. Grifols A pierde más del 1,2% mientras que Naturgy (Gas Natural)  cede un 0,7% en los primeros minutos de negociación. 

En negativo también se negocian algunos de los grandes: Repsol  pierde un 0,43% – hasta los 10,6740 euros- Banco Santander abre en los 3,2235 euros tras dejarse algo más del 0,4%, Inditex pierde un 0,3% mientras que BBVA abre en los 6,0222 euros tras registrar caídas de algo más del 0,3%. Telefónica abre con caídas del 0,3% que llevan a sus acciones a los 3,6515 euros. 

Unas caídas que contrastan con la subida que experimentan las acciones de Endesa , que avanzan un 1,5%  – hasta los 20,08 euros –o las de IAG, que abren en los 2,0020 euros tras registrar subidas de más del 1,7%. Lo hacen tras informar que  perdió 2.622 millones de euros hasta septiembre de este año, reduciendo las pérdidas en más de la mitad desde los 5.576 millones que perdió un año antes. La compañía cerró el período con unos ingresos de 4921 millones. Luis Gallego, Consejero delegado de la aerolínea reconoce que todas las aerolíneas “han mejorado su rendimiento y la pérdida de las operaciones del Grupo se ha reducido en más de la mitad en comparación con los trimestres anteriores. En el tercer trimestre, y, por primera vez desde el inicio de la pandemia, nuestro flujo de caja de las operaciones fue positivo, y nuestra posición de liquidez ha alcanzado los 12.100 millones de euros proforma a finales de octubre, el nivel más alto registrado hasta ahora”. 

A los precios actuales del combustible y tipos de cambio, IAG (Iberia)  estima que su pérdida de las operaciones de 2021 antes de partidas excepcionales se sitúe en aproximadamente 3.000 millones de euros. Se espera que la capacidad del cuarto trimestre, medida en AKOs, sea aproximadamente el 60% de 2019, lo que resultará en una capacidad de 2021 del 37% del nivel de 2019.

Ayer al cierre Melia Hotels publicó sus resultados en los que redujo un 64,6% sus pérdidas hasta el mes de septiembre, que se quedan en 166 millones de euros. Solo en el tercer trimestre, la compañía recortó en un 86,4% las pérdidas, hasta los 111,1 millones. El EBTIDA alcanzó los 64,6 millones hasta septiembre.  Sus acciones suben un 0,56% en la apertura de la sesión.

Amadeus volvió a beneficios en el tercer trimestre. Un período en el que la compañía alcanzó un beneficio ajustado de 23,8 millones de euros, un 92,6% más que en el mismo período de 2019. Una cifra que supone un incremento de 14,5 puntos porcentuales frente a la tasa de crecimiento del segundo trimestre. La compañía cede ligeramente en el Ibex 35. 

En el mercado continuo, Codere sube más del 4,3% – hasta los 0,3570 euros – Coca Cola European Partners sube más del 4,30% – sobre los 48,50 euros – mientras que GAM  o Airtificial se anotan más del 3% en la apertura. 

En terreno negativo cotizan las acciones de Renta Corporación, que se dejan más de un 3,4%, Prosegur o Montebalito, que registran caídas de más de dos puntos porcentuales en la apertura de la sesión. 

El inmobiliario chino vuelve a primera plana

Las bolsas asiáticas, al contrario de lo que hicieron los índices en Wall Street donde el S&P 500 y el Nasdaq cerraron nuevamente en máximos históricos, cerraron con caídas. El Nikkei de Tokio se deja un 0,61% en los 29.611 puntos, mientras que en China el compuesto de Shanghai retrocede un 1% en los 3.491 y el SZSE Component se deja un 0,52%. Por su parte, el Hang Seng de Hong Kong resta un 1,61% en los 24.824 puntos y el Kospi de Seúl cae un 0,47% hasta los 2.969 puntos. 

Esta madrugada, la caída de las acciones y los bonos de los promotores inmobiliarios chinos se ha intensificado con la suspensión de las acciones de Kaisa Group Holdings y de tres de sus filiales, un día después de que Kaisa dijera que una filial había incumplido el pago de un producto de gestión patrimonial. Además, se espera con inquietud el hecho de que Evergrande afronta mañana el vencimiento del plazo para hacer frente a un nuevo pago de cupón y se duda de la capacidad de la compañía para afrontarlo.

Además, tras la decisión del Banco de Inglaterra de mantener sus tipos de interés sin cambios, todo parece indicar que los bancos centrales no tienen intención, al menos de corto plazo, de  comenzar a subir los tipos de interés, principalmente porque temen penalizar las condiciones de financiación de sus respectivas regiones en un momento en que la recuperación económica global se está ralentizando más de lo previsto. 

Este viernes se van a publicar datos de producción industrial en España y también en Alemania, donde además se va a conocer el PMI de la construcción de IHS Markit. A nivel europeo, el dato a seguir serán las ventas minoristas, una referencia que se va a publicar también en Italia. En Estados Unidos la atención se va a centrar en el dato de paro del mes de octubre. 

Los precios del petróleo suben y se recuperan parcialmente después de que los productores de la OPEP+ rechazaran el llamamiento de EEUU para aumentar la oferta y mantuvieran los planes de retorno gradual de la producción interrumpida por la pandemia. A estas horas, el futuro del crudo Brent sube un 0,22%, hasta los 80,75 dólares mientras que el barril de crudo West Texas sube un 0,63%, sobre los 79,31 dólares. 

Hoy pendientes de los bonos después de que ayer, el hecho de que se haya constatado que los bancos centrales están en una postura de esperar y ver cómo se comporta la economía y la inflación, tuvieran un fuerte repunte en sus precios, con la consiguiente caída de sus rendimientos.  A  estas horas, la rentabilidad del bono alemán a 10 años está en el -3,15%, frente al -1,53% del bono español en el mismo período o el +0,27% de la deuda pública estadounidense. 

La prima de riesgo de España se encuentra en los 67,9 puntos básicos.