El Ibex 35 se da la vuelta y pone en riesgo los 8.100 tras las cifras de inflación de EEUU

El IBEX 35, que subía a media sesión un 0,25% hasta situarse por encima de los 8.200 puntos, se da la vuelta, con una caída de un 1,03% hasta los 8.108,70 puntos. Las mayores caídas son para Banco Sabadell (-3,14%) y Caixabank (-2,78%), mientras que en el lado de los avances destaca Solaria con una revalorización de un 5,04%.

En lo que se refiere a las recomendaciones de los analistas, los expertos de RBC han elevado el precio objetivo de las acciones de Banco Santander hasta los 3,20 euros, desde los 3 que le daban anteriormente. Esta cifra prevista por los expertos de RBC supone un potencial del 22,6%.

En el sector de la energía, los inversores deberán estar atentos a la cotización de Repsol. Ayer tarde se conoció que las empresas de combustibles fósiles podrían tener que compartir sus beneficios excesivos para ayudar a los hogares e industrias europeas a hacer frente a las facturas de energía al rojo vivo, según un proyecto de plan de la Unión Europea presentado el lunes.

El borrador de la propuesta de la Comisión Europea, que según lo esperado se dará a conocer esta semana, prevé que los 27 países de la UE introduzcan una «contribución de solidaridad» para la industria de los combustibles fósiles.  Las empresas tendrían que hacer una contribución financiera basada en los excedentes de beneficios imponibles obtenidos en el ejercicio fiscal de 2022, según el borrador, que aún podría cambiar y deberá ser aprobado por los Gobiernos de la UE.

Los inversores deben estar atentos asimismo a la cotización de IAG (Iberia) en esta jornada. El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, ha concedido una entrevista al diario Expansión en la que asegura que la aerolínea española “logrará en 2 años el beneficio pre-Covid”.

También es protagonista, Siemens-Gamesa, que suministrará aerogeneradores en un parque eólico marino en EEUU con una capacidad total de 924 MW.

En el Mercado Continuo, DIA habría contratado a Arcano para vender sus 1.000 tiendas de perfumerías Clarel, según una información adelantada por el diario El Confidencial.

La jornada de este martes viene marcada en el apartado macroeconómico por la publicación de las cifras de inflación en varios países. A primera hora de la mañana se ha conocido que l IPC armonizado de Alemania subió un 8,8% en términos interanuales en la lectura final de agosto, según dijo la Oficina Federal de Estadísticas el martes. En términos intermensuales, subió un 0,4%, idéntica variación a la experimentada en el dato provisional.

En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado justo en el momento de la apertura que el IPC se situó en agosto en el 10,5%, una moderación de tres décimas respecto a julio que no obstante muestra el mayor encarecimiento de los alimentos en casi 30 años. Y a media tarde se ha conocido el dato de EEUU, mucho peor de lo esperado. La inflación aumentó más de lo previsto en agosto, incluso cuando los precios de la gasolina ayudaron a dar un pequeño respiro a los consumidores, según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales. El IPC aumentó un 0,1% en el mes y un 8,3% en el último año. Excluyendo los volátiles costes de los alimentos y la energía, el IPC subyacente subió un 0,6% respecto a julio y un 6,3% respecto al mismo mes de 2021.

Los economistas esperaban que la inflación general cayera un 0,1% en tasa mensual y que la subyacente aumentara un 0,3%, según las estimaciones de Dow Jones. Las estimaciones interanuales respectivas eran del 8% y del 6%.

El dato de inflación de EEUU es especialmente relevante teniendo en cuenta que será el último informe que se publique antes de la reunión de la Reserva Federal de los días 20 y 21 de septiembre. De acuerdo con una encuesta realizada por Reuters entre economistas, la Reserva Federal aplicará una nueva subida de los tipos de interés de 75 puntos básicos la semana que viene y probablemente mantendrá estable su tipo de interés oficial durante un período prolongado una vez que llegue a su punto máximo.

En lo que se refiere a la guerra en Ucrania, el presidente ucraniano pidió a Occidente que acelere el suministro de sistemas de armamento mientras las tropas ucranianas avanzan para consolidar el control sobre una amplia franja del territorio nororiental arrebatado a Rusia.

En el resto de plazas europeas, el DAX baja un 0,73% sobre los 13.300 puntos, el FTSE -100 cae un 0,67% hasta los 7.420 puntos, el CAC 40 retrocede un 0,69% mientras que el EURO STOXX 50 marca 3612 puntos, con una caída de un 0,88%.

En Wall Street, los futuros apuntan a una apertura marcadamente a la baja después de que ayer los principales indicadores neoyorquinos se anotasen la cuarta sesión consecutiva al alza.

Las bolsas asiáticas subieron en la madrugada del martes, con los operadores de Corea volviendo de sus vacaciones con ganas de subirse al carro del rebote mundial, mientras que otros mercados se mantuvieron sin cambios a la espera de los datos de inflación de EEUU. En Japón, el Nikkei 225 de Tokio cerró con una subida de un 0,25% hasta alcanzar los 28.614 puntos.

En los mercados de renta fija, la prima de riesgo española se relaja hasta los 114,60 puntos, con el bono español de deuda a diez años ofreciendo una rentabilidad de un 2,80%, por el 1,65% que paga el bud germano al mismo plazo. El Tesoro Público español ha colocado hoy 1.938 millones en letras a tres y nueve meses, disparando el interés ofrecido al nivel más alto desde 2013.

Al otro lado del Atlántico, la rentabilidad del bono estadounidense de deuda a diez años es del 3,33%.

Mientras, el euro frena en seco su rebote frente al dólar, con una caída de un 0,74% hasta situar el cruce en 1,0035 dólares por cada moneda comunitaria.

Los precios del petróleo bajan ligeramente en una sesión que se presume que será volátil, ya que la preocupación de los inversores por una menor demanda en China, el mayor importador de crudo del mundo, y las nuevas subidas de los tipos de interés en EEUU y Europa se ven compensadas la inquietud por la escasez de suministros de combustible de cara al invierno.

Los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa bajan un 0,69% hasta los 93,23 dólares el barril, mientras que el West Texas estadounidense cae un 0,75% hasta los 87,05 dólares.

Si quiere conocer el mejor análisis de los mercados, acceda al contenido premium de Estrategias de Inversión.

Estrategias de Inversión