El Ibex 35 rompe al fin su racha negativa pero se deja un 1,1% en la semana

El IBEX 35 sube un 0,78% al cierre de este viernes, hasta alcanzar los 8.289,2 puntos. Los mayores avances en la sesión han sido para Amadeus, que ha volado un 4,53% en Bolsa apoyado por una mejora de recomendación de Goldman Sachs. También suben Grifols (+2,12%) y Melia Hotels (+1,67%), mientras que en el lado de los retrocesos, IAG (Iberia) cae un 0,61%, recogiendo buena parte de las ganancias de ayer, cuando recibió un espaldarazo por parte de BofA Global Research.

Amadeus ha sido el gran protagonista de la sesión de este viernes después de que los analistas de Goldman Sachs hayan incluido al valor en su lista de ‘comprar con convicción’. El movimiento viene de la mano de una mejora de recomendación desde ‘neutral’ hasta ‘comprar’, con un precio objetivo de 70 euros.

También en lo que respecta a las recomendaciones de los analistas, los expertos de Credit Suisse han ajustado sus valoraciones para la gran banca española, con buenas noticias especialmente para Banco Santander, al que dan un potencial de un 60%. Los expertos del banco suizo también mejoran la valoración de BBVA, mientras que recortan la de Caixabank.

Otro valor protagonista de la sesión ha sido ACS. La compañía, que se cuela ya entre las mejores del Ibex 35 este año, se ha adjudicado un nuevo contrato en EEUU.

En el Mercado Continuo, el gran protagonista de la sesión ha sido eDreams ODIGEO. Sus acciones se han disparado un 9% en la jornada de este viernes después de que Ardian haya notificado su salida de la compañía tras colocar entre inversores institucionales el 15,6% de las acciones que poseía, según ha informado la agencia de viajes ‘online’ a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el resto de plazas europeas, el EURO STOXX 50 ha subido un 0,51%, mientras que el DAX alemán se ha anotado un 0,73%. En París el CAC 40 ha subido un 0,46% y en Londres el FTSE 100 ha cerrado con una ligera subida del 0,07%.

En Wall Street, el intento de ampliar el rebote logrado ayer se ha visto frustrado tras un dato de inflación mayorista por encima de lo esperado que alimenta el pesimismo de cara a la reunión de la Fed de la próxima semana

El IPP para demanda final subió un 0,3% en noviembre, según las cifras publicadas por el Departamento del Trabajo, por encima del 0,2% que había augurado el mercado. Además, el IPP de octubre se revisó al alza, desde un 0,2% a un 0,3%. En tasa interanual la inflación mayorista subió un 7,4%, después de que el dato de octubre se revisara al alza, desde un 8,0% a un 8,1%. 

Estas cifras sirven de anticipo de la cifras del IPC de noviembre que se publicará el próximo martes. Solo un día después, la Reserva Federal finalizará su reunión de política monetaria y anunciará sus decisiones de tipos de interés. Se espera que la Fed anuncie una subida de los tipos de interés de 50 puntos básicos. Aunque se trata de una subida menor que las cuatro anteriores, los inversores están cada vez más preocupados por si el banco central puede evitar una recesión el año que viene en su intento de aplastar la inflación.

No solo la Fed anunciará sus decisiones de política monetaria, sino también el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra, una de las razones que explica la extrema prudencia que ha caracterizado a los mercados occidentales durante toda la semana.

En la jornada asiática, el principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, subió un 1,18% este viernes, después de que un aumento de las inscripciones de desempleo en Estados Unidos creara expectativas de que las alzas de tipos de ese país cesen antes de lo esperado. El Nikkei, que agrupa a los 225 títulos más representativos del mercado, avanzó 326,58 puntos, hasta 27.901,01 enteros.

El Kospi, índice de referencia de la Bolsa de Seúl, ganó hoy viernes un 0,76% gracias a la compra de activos infravalorados. El referencial surcoreano avanzó 17,96 puntos hasta situarse en 2.389,04 enteros, mientras que el índice tecnológico Kosdaq subió 6,97 enteros, o un 0,98%, hasta quedar en 719,49 unidades.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo se mantienen más o menos estables este viernes, si bien tanto el Brent como el WTI se encaminan hacia una pérdida semanal ante la preocupación por las débiles perspectivas económicas en China, Europa y EEUU, que pesan sobre la demanda de crudo.

Los Futuros del petróleo Brent cotizan a 77,17 dólares el barril, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate se paga a 72,69 dólares el barril. Los contratos se encaminan a pérdidas semanales de alrededor del 10% cada uno, sus peores caídas semanales en términos porcentuales desde agosto y abril, respectivamente.

La estructura del mercado para los contratos de Brent ha cambiado a contango, lo que significa que los contratos para entrega a corto plazo son más baratos que para entrega en seis meses, lo que indica que los operadores ven una demanda más débil.

En la renta fija, la prima de riesgo española se situaba este viernes en 101,85 puntos, con el bono español de deuda a diez años ofreciendo una rentabilidad de un 2,92%, por el 1,91% que pagaba el bund alemán al mismo plazo. Al otro lado del Atlántico, la rentabilidad del bono estadounidense de referencia era del 3,53%.

Por último, el euro se gira a la baja en su cruce frente al dólar tras los datos de inflación mayorista en EEUU, con un retroceso de un 0,3% hasta dejar el cruce en 1,053 dólares por cada moneda comunitaria.

Estrategias de Inversión