El Ibex 35 intenta sostenerse sobre los 9.000 puntos antes de los resultados empresariales y el BCE

El IBEX 35 cae un 1,09% en la media sesión hasta marcar 8.930 puntos. Al frente de las caídas se sitúa Cellnex, que cae un 3,89%, por el 3,26% de Grifols y el 2,55% de Solaria. Solo cuatro valores cotizan al alza, destacando IAG (Iberia) (0,76%) e Inditex (0,63%).

El selectivo madrileño viene de una semana muy complicada en la que cerró finalmente con un saldo negativo de un -2,20% ante la tensión en Oriente Próximo y la presión de los intereses de la deuda.

En esta semana que arranca hoy, cogerá velocidad la temporada de presentación de resultados del tercer trimestre. A lo largo de los próximos días darán a conocer sus cifras correspondientes a los nueve primeros meses del año tres de los principales bancos del país: Banco Santander, Banco Sabadell y Caixabank, así como compañías de la relevancia de Iberdrola, Repsol, IAG (Iberia) o Mapfre.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, los expertos de Deutsche Bank han recortado el precio objetivo de Cellnex hasta los 37,5 euros, desde los 41 euros anteriores. Supone, no obstante, un potencial alcista de más de un 37% respecto al cierre del pasado viernes.

Los inversores tendrán que estar atentos a la cotización también de Telefónica. El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Comercio, Valdis Dombrovskis, ha indicado que el Ejecutivo comunitario “no está en condiciones de formular observaciones” sobre la entrada de la saudí STC en el accionariado de la compañía española. Según ha subrayado, la “decisión final” al respecto corresponde al Estado donde tiene lugar la inversión, en este caso el Gobierno de España.

Dombrovskis ha señalado que la UE “está abierta a la inversión extranjera directa (IED) y permite a los proveedores de servicios extranjeros establecerse libremente en su mercado de telecomunicaciones”, pero ha puntualizado que “determinadas inversiones pueden constituir un riesgo para la seguridad o el orden público, por lo que la apertura de la UE a la IED debe equilibrarse a través de los instrumentos adecuados”.

Por otro lado, Telefónica salta también a los titulares de prensa después de que el diario Expansión haya publicado que la compañía ultima un plan de bajas para un máximo de 5.000 empleados.

Budimex, filial polaca de Ferrovial, ha firmado un contrato de tres años y medio para la realización de obras integrales de construcción de infraestructuras ferroviarias y viarias en el tramo Tychy-Most Wisla por 909,6 millones de eslotis (200 millones de euros).

El contrato abarca la ejecución de obras de construcción en el ámbito del sistema de vías, la instalación de una nueva red de tracción, vías de acceso y cruces ferroviarios, andenes, construcción de cajas de señales, así como redes de electricidad, gas, agua y alcantarillado, según ha informado la empresa polaca.

Asimismo, en el perímetro se incluye la elaboración de un proyecto ejecutivo y ejecución de obras de construcción para la instalación de dispositivos de control de tráfico, equipos ferroviarios y redes de telecomunicaciones ferroviarias.

La agenda macroeconómica de este lunes se presenta muy ligera, a la espera de que en los próximos días se publiquen cifras como el PMI servicios y manufacturero de las principales economías, el PIB de EEUU o el PCE también de EEUU. No obstante, la principal cita de la semana será la reunión de política monetaria que mantendrá el jueves el Consejo de Gobierno del BCE. 

“El mercado espera, en principio, que el BCE mantenga sin cambios sus principales tasas de interés: la de depósito en el 4,0% y la de refinanciación en el 4,5%”, explica Juan J. Fernández-Figares, de Link Gestión. “Lo más relevante de la reunión será lo que diga el Consejo en su comunicado y, posteriormente en rueda de prensa su presidenta, la francesa Christine Lagarde, sobre posibles nuevas alzas de tipos y sobre cómo ven la evolución de la economía, el mercado laboral y la inflación en la región del euro”.

Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura a la baja en la sesión de este lunes. La semana estará también marcada por los resultados. A lo largo de la semana publicarán sus cifras trimestrales casi una tercera parte de las compañías integrantes del S&P 500, entre ellas algunas de las grandes tecnológicas, tales como Amazon, Microsoft o Meta (Facebook).

Las bolsas asiáticas bajan, mientras el riesgo de un conflicto más amplio en Oriente Próximo empañaba la confianza en una semana cargada de datos sobre el crecimiento y la inflación en EEUU, así como de los resultados de algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo. El índice Nikkei 225 de Tokio ha cerrado con un descenso de un 0,83% hasta marcar 30.999 puntos.

En la renta fija, las rentabilidades de los bonos siguen sin dar tregua a los inversores. La rentabilidad del bono español de deuda a diez años sube hasta marcar un 4,062%, dejando la prima de riesgo respecto a su homólogo alemán en 111 puntos. Al otro lado del Atlántico, el bono estadounidense de referencia ofrece un rendimiento en el mercado secundario que vuelve a superar el 5%, en un 5,021%.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo caen a medida que aumentaron los esfuerzos diplomáticos durante el fin de semana para contener el conflicto entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, en un entorno de preocupación por un enfrentamiento más amplio en la región rica en crudo y de presión sobre la oferta.

El barril de Brent de referencia en Europa baja un 0,26% hasta marcar 91,92 dólares por barril, mientras que los Futuros del petróleo West Texas ceden un 0,44% hasta marcar 87,70 dólares.

El euro se mantiene plano en su cotización frente al dólar, estableciendo el tipo de cambio en 1,0595 dólares por cada moneda comunitaria. (Cotización Euro Dólar)

Estrategias de Inversión