El Ibex 35 intenta reconquistar los 9.200 con Inditex y Solaria a los mandos

El IBEX 35 sube un 0,38% en los primeros compases de la negociación hasta los 9.202,70 puntos. Al frente del selectivo madrileño se sitúa Solaria, con una subida del 1,30%, por el 1,25% que se anota e Inditex. En el lado de los descensos, ArcelorMittal cede un 0,93% y Fluidra un 0,90%.

Telefónica ha presentado este jueves antes de la apertura del mercado los resultados correspondientes al primer trimestre de 2023, un período en el que ha obtenido un beneficio de 298 millones de euros, lo que supone un 57,9% menos. El consenso de mercado estaba entre los 300 y los 305 millones de euros.

No obstante, la operadora obtuvo unos ingresos de 10.045 millones de euros, una cifra superior en un 6,7% a la lograda en el mismo periodo del año anterior. El OIBDA se situó en 3.121 millones de euros a cierre de marzo, logrando un nivel estable y constante gracias al crecimiento de los ingresos y al foco en la eficiencia, y todo ello a pesar del entorno inflacionista. 

Telefónica redujo su deuda en un 3,5% frente a marzo de 2022 y tiene cubiertos los vencimientos de los próximos tres años, con más del 80% de la deuda a tipo fijo y una vida media de 13,2 años.

Hoy está previsto que publiquen también sus cuentas trimestrales Ferrovial, MERLIN Properties, Acciona y Melia Hotels, si bien los inversores deberán esperar al cierre de los mercados para conocer estos informes.

Fuera de la temporada de resultados, los inversores tendrán que seguir de cerca la cotización de Inditex. El gigante textil gallego se coloca entre lo más granado del selectivo español con nuevo impulso, mientras los expertos consideran que puede alcanzar nuevas cotas en el mercado, en especial con la vista puesta en sus resultados que conoceremos en menos de un mes. De momento vuelve a colocarse a tiro de piedra de niveles psicológicos de los 100.000 millones de euros en su capitalización bursátil.

Mientras, Grifols comunicó ayer que su consejo de administración ha aprobado un plan de retribución variable a largo plazo basado en ‘stock options’, valorado en 35,84 millones.

En concreto, dicho plan se implantará mediante la concesión de un máximo total de cuatro millones de opciones sobre acciones, que se distribuirán entre la totalidad de los beneficiarios, un total de 220 empleados, con un precio de 8,96 euros por título (el precio de las acciones de Clase A del día que el plan fue aprobado).

En el Mercado Continuo, las miradas se dirigen a Duro Felguera, después de que la compañía haya firmado con la rumana Romgaz la finalización de las obras en la central de ciclo combinado de Iernut (Rumanía) mediante la suscripción de dos acuerdos, entre los que se incluye un contrato por valor de 345 millones de leis (unos 69,8 millones de euros) para dicho proyecto.

Uno de estos acuerdos es el contrato para la ejecución de los trabajos necesarios para la finalización de la central de ciclo combinado que será ejecutado íntegramente por Duro Felguera, con un plazo de ejecución de 16 meses a partir de la fecha de la orden de inicio de las obras. El segundo acuerdo implica la liquidación acordada del contrato original firmado por Romgaz y el consorcio formado por Duro Felguera y la rumana Romelectro, así como la renuncia mutua a cualquier reclamación relativa a dicho contrato.

Mientras, Audax  obtuvo un beneficio neto de 2,4 millones de euros en el primer trimestre del año, cifra un 18% superior a la del mismo periodo de 2022, según ha informado este jueves el grupo energético español.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía alcanzó los 23,1 millones de euros entre enero y marzo, con un crecimiento interanual del 47% que se debe a la mejora de los resultados en los mercados europeos donde opera Audax y a la política de aseguramiento de su margen bruto en Iberia.

En la agenda macroeconómica de hoy, bastante ligera en Europa, destaca la publicación esta tarde en EEUU del índice de precios de la producción (IPP) del mes de abril. En principio se espera que la tasa interanual de crecimiento del IPP se haya vuelto a ralentizar en el mes, hasta situarse en el 2,4%, y que también lo haya hecho la de su subyacente, hasta el 3,3%.

En el resto de plazas bursátiles europeas, el DAX sube un 0,23% en los 15.932,54 puntos, el FTSE 100 de Londres avanza un 0,10% en los 7.748, el CAC 40 repunta un 0,51% hasta los 7.399 y el FTSE MIB de Italia escala un 0,24% en 27.330. Por su parte, el EURO STOXX 50 sube un 0,45% hasta cotizar en 4.325,95 puntos.

Al otro lado del Atlántico, ayer la sesión de Wall Street cerró con signo mixto, con el DOW JONES retrocediendo finalmente un 0,09% a pesar de los datos de inflación mejores de lo esperado. “Vemos complicado que las bolsas europeas y estadounidenses retomen con convicción su tendencia alcista, por muy buenas que sean las noticias en el frente de la inflación, mientras que los políticos estadounidenses no dejen de jugar al ‘juego de la gallina’ con el tema del límite de la deuda”, avisa Juan J. Fdez-Figares, de Link Gestión. 

“Si bien todo el mundo está convencido que, como ha ocurrido antes, ‘la sangre no llegará al río’ y habrá acuerdo para evitar el default de EEUU, las posturas cada vez más radicales e interesadas de muchos políticos de ambos bandos nos hace no estar tan seguros de que finalmente no provocarán lo que sería un ‘desastre’ para la economía estadounidense que, además, tendría importantes repercusiones para el resto de la economía mundial”.

Durante la jornada asiática, el índice Nikkei 225 de Tokio ha logrado cerrar al alza, con una ligera subida del 0,02% hasta los 29.126 puntos.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo se recuperan tras la caída de más de un dólar por barril del día anterior, apoyados por unos datos más sólidos sobre la demanda de combustible en EEUU, el mayor consumidor mundial de petróleo.

Los futuros del petróleo Brent de referencia en Europa suban un 1,12% hasta los 77,03 dólares el barril, mientras que el West Texas se paga a 73,16 dólares, con una subida de un 1,18%.

En la renta fija, la rentabilidad del bono español de deuda a diez años baja hasta el 3,341%, con la prima de riesgo respecto a su homólogo alemán reduciéndose también hasta los 108,25 puntos. Al otro lado del Atlántico, el bono estadounidense de deuda a diez años ofrece un rendimiento en el mercado secundario de un 3,423%.

Estrategias de Inversión