El Ibex 35 frena su rebote: recogida de ganancias con un ojo puesto en la OPEP+

El IBEX 35 retrocede un 0,61% en la apertura hasta quedarse en 7.648 puntos. Los mayores retrocesos son para IAG (Iberia), que se deja un 1,5% a primera hora de la mañana, por el 1,39% que cede ACS. Entre los valores que escapan del castigo destaca Solaria, que sube un 1,44%.

Los inversores deberán estar atentos hoy a la cotización de Telefonica, después de que Invertia haya publicado que la compañía ha completado la gran reorganización de su negocio en Hispanoamérica con la escisión de su filial argentina. La operadora acaba de culminar la escisión de todo su negocio en Argentina en única compañía independiente, denominada TLH Holdco.

El valor presenta buenos ratios a nivel fundamental con buen posicionamiento en el mercado a largo plazo y barata por múltiplos pero que, por técnico, parece que no ha terminado la corrección

Las miradas se dirigen también a Grifols, uno de los valores más castigados en el año. Según publica hoy El Confidencial, la compañía de hemoderivados ha reactivado la entrada de fondos tras sacrificar el poder familiar.

El gran peso pesado del Ibex 35, Inditex, es también noticia después de que la Audiencia Nacional haya desestimado varios recursos interpuestos por varias de sus marcas (Massimo Dutti, Zara Home, Oysho, Uterqüe y Stradivarius) en relación con el pago de impuestos por las importaciones de Asia a la UE. El gigante textil tiene intención de recurrir al Tribunal Supremo.

En el resto de plazas europeas, también correcciones. El DAX cede un 0,4%, hasta los 12.607,25 puntos, el FTSE -100 cede algo más de medio punto porcentual, hasta los 7.045,13 puntos, el CAC 40 cae hasta los 6.009,11 puntos mientras el EURO STOXX 50 cede un 0,5%, sobre los 3.466,05 puntos. El FTSE MIB cae un 0,59% hasta los 21.567 puntos.

Muchos inversores, concretamente los más cortoplacistas, aprovechan el repunte [de los últimos días] para realizar beneficios y otros, los más prudentes, para reducir su exposición a la renta variable”, explica Juan J. Fdez-Figares, director del Departamento de Análisis de Link Securities, en una nota. “No creemos que éste vaya a ser el rebote definitivo que permita a las bolsas occidentales dejar atrás el actual mercado bajista, ya que el escenario macroeconómico y geopolítico no invita al optimismo”. 

“Seguimos, por ello, insistiendo en esperar a la temporada de publicación de resultados trimestrales, que comenzará en breve, para sacar conclusiones más realistas sobre cómo puede afectar el actual escenario a las expectativas de resultados de las cotizadas, que es lo que verdaderamente al final determina el comportamiento de sus cotizaciones”, destaca el experto.

Las bolsas asiáticas sí subieron durante la madrugada de este miércoles, ya que los inversores mantuvieron la confianza en que las futuras subidas de los tipos de interés a nivel mundial podrían ser menos agresivas, en medio de los primeros indicios de que el endurecimiento de las políticas anteriores estaba funcionando para moderar las presiones sobre los precios en algunas de las principales economías del mundo.

El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico fuera de Japón subió un 2,3%, después de que las acciones estadounidenses terminaran la sesión anterior con ganancias. En Japón, el Nikkei 225 cerró con un alza del 0,48% hasta los 27.120 puntos. El índice Hang Seng de Hong Kong subió un 5,38%, impulsado por un aumento del 7% en los valores tecnológicos. Los mercados de China continental permanecen cerrados por vacaciones.

Este miércoles, Alemania publicará la balanza comercial de agosto, se conocerán datos de PMI de servicios y compuesto de la zona euro, así como de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España, mientras que el BCE celebra una reunión de política no monetaria. En EEUU, se seguirán los datos de hipotecas de la MBA y también cifras de PMI y de inventarios de crudo de la AIE.

Pero, sobre todo, el mercado está pendiente de la reunión de la OPEP+, de la que se espera un recorte de producción. Los precios del petróleo suben este miércoles, ampliando las ganancias del 3% de la sesión anterior, antes de la reunión de los productores de oro negro que se celebrará en Viena.

El crudo Brent sube a 91,91 dólares el barril, mientras que el West Texas estadounidense se paga a 86,57 dólares.  La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, liderados por Rusia, denominados conjuntamente OPEP+, reunidos en Viena este miércoles, discutirán recortes de producción tan grandes como 2 millones de barriles por día (bpd), dijo una fuente de la OPEP a Reuters.

Ese sería el mayor recorte de producción del grupo desde que la demanda fue aplastada por Covid-19 en 2020. “Una reducción de la producción a esta escala tensaría significativamente el mercado”, apuntan los analistas de ANZ Research en una nota.

Uno de los factores que pueden mantener a raya los precios del petróleo es la fortaleza del dólar, que hoy retoma su escalada frente al euro con una subida de un 0,11% hasta establecer el cruce en 0,9976 dólares por cada moneda única.

En los mercados de renta fija, la prima de riesgo española amanece en 115,70 puntos, con el bono español de deuda a diez años ofreciendo una rentabilidad de un 3,04%, por el 1,88% que paga el bund alemán al mismo plazo. Al otro lado del Atlántico, la rentabilidad del bono de referencia estadounidense se sitúa en un 3,63%, lejos del 4% que llegó a pagar la semana pasada.

Estrategias de Inversión