El Ibex 35 arranca octubre con más caídas y pone en riesgo los 7.300 puntos

El IBEX 35 arranca la sesión con un descenso del 0,54% hasta los 7.327 puntos. Las mayores caída a primera hora de la mañana son para ArcelorMittal, con un descenso del 1,65%, por el 1,60% que se deja Melia Hotels. Repsol sube un 1,27% aprovechando el rebote del precio del petróleo.

Los inversores deberán estar atentos este lunes a las cotizaciones de Telefonica y Caixabank. El pasado viernes tras el cierre de los mercados, CaixaBank comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha reducido en un 1%, hasta el 3,495%, su histórica participación en Telefónica al liquidar parcialmente un ‘equity swap’ (una permuta de acciones pactada a un precio determinado entre dos partes).

Así, en el contexto de este ‘equity swap’ existente sobre un 1,952% de su participación de 4,495% en Telefónica, el banco de origen catalán ha decidido liquidar parcialmente dicho derivado financiero mediante la entrega de un 1%, con fecha de liquidación en 4 de octubre 2022. De este modo, la participación de CaixaBank en Telefónica se ve, por tanto, reducida al 3,495%.

ArcelorMittal y los sindicatos UGT, CCOO y USO han acordado la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de diciembre de 2022 que va garantizar el 90% del salario bruto anual.

Este acuerdo, del que ha informado UGT FICA en una nota de prensa, establece que se aplique el ERTE a la plantilla por cada planta en función de la caída de la producción: para Asturias el 25% de aplicación máxima; Sagunto (40%); Etxebarri (20%); Lesaka (60 %), y en Largos (Olaberria- Bergara) un 20%. No se aplicará este expediente en ninguna instalación que tenga las capacidades productivas al 100%, mientras que para el personal de los servicios transversales, la aplicación será como máximo el porcentaje de la planta a la que pertenecen.

En el Mercado Continuo, Duro Felguera anunció el pasado viernes que contabilizó un resultado neto atribuido de 1,37 millones de euros durante el primer semestre del año, en contraste con las pérdidas de 11,13 millones registradas durante el mismo periodo de 2021.

Las ventas netas totales del grupo se impulsaron un 36,9%, hasta los 54,78 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda), superó los 7 millones de euros, frente a los ‘números rojos’ de 13 millones del año anterior.

En el resto de plazas europeas, el DAX se deja un 1,2%, hasta los 11.956,95 puntos, el FTSE -100 pierde un 1,3%, sobre los 6.796,10 puntos, el CAC 40 cae algo más de un punto porcentual, el EURO STOXX 50 cede un 1,2%, sobre los 3.276,05 puntos mientras el FTSE MIB arranca desde los 20.490 puntos tras dejarse un 0,7% en la apertura.

Durante la madrugada en Europa, el sentimiento ha sido bajista en la mayoría de mercados asiáticos, mientras persiste la preocupación por la subida de los tipos de interés y la ralentización del crecimiento económico en todo el mundo. No obstante, los volúmenes de negociación en la región también fueron escasos, ya que los mercados chinos iniciaron una semana de vacaciones, mientras que los mercados surcoreanos también estuvieron cerrados.

Los índices de alto contenido tecnológico siguieron teniendo un rendimiento inferior, con el índice Hang Seng de Hong Kong cayendo un 1,6%, hasta un nuevo mínimo de 11 años, mientras que el índice ponderado de Taiwán perdió un 0,7% y cayó hasta un mínimo de casi dos años. La excepción fue Japón, con el Nikkei subiendo un 1,07% a pesar de que los datos muestran que el sentimiento empresarial empeoró en el país durante el tercer trimestre.

Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura mixta en la jornada de este lunes, después de que el viernes cerrasen con pérdidas del entorno de un punto y medio después de que la referencia favorita de la Fed para medir la inflación mostrase una aceleración de los precios.

En el apartado macroeconómico, este lunes se conocerán datos de PMI en Europa, a nivel de la zona euro y en varias economías, así como en EEUU. Por lo demás, no habrá demasiadas referencias macroeconómicas de relevancia, con los inversores esperando a los próximos días, especialmente al viernes, día en que se publicará el informe de empleo y la tasa de paro de septiembre de EEUU. Los datos de paro de España saldrán a la luz mañana martes.

Al ánimo agrio de los inversores contribuye además la incertidumbre en relación a Credit Suisse. Las acciones del banco suizo se encuentran en mínimos históricos, con los CDS, que miden la posibilidad de un default, disparados a máximos de una década. Ulrich Koerner, CEO del banco, ha admitido que la entidad se encuentra en una situación “crítica”, si bien el banco trata de tranquilizar a clientes, socios e inversores sobre su liquidez y posición de capital.

Las miradas del mercado siguen también puestas en la marcha de la guerra en Ucrania. El Gobierno ucraniano ha reclamado el control total del centro logístico ruso de Limán, su ganancia más significativa en el campo de batalla en semanas, preparando el escenario para nuevos avances destinados a reducir las líneas de suministro de Moscú a sus golpeadas tropas a una sola ruta.

Los precios del petróleo arrancan octubre con subidas de más de un 2% ante las informaciones de que la OPEP+, que se reunirá el día 5, considerará un recorte de la producción de petróleo de más de un millón de barriles por día (bpd). De concretarse, sería el mayor movimiento hasta ahora desde la pandemia del Covid-19 para hacer frente a la debilidad del mercado del petróleo.

Los Futuros del petróleo Brent de referencia suben un 2,01% hasta los 87,28 dólares el barril, mientras que el West Texas estadounidense avanza un 2,28% hasta los 81,56 dólares.

En los mercados de renta fija, la prima de riesgo española amanece en 119,70 puntos, con el bono español de deuda a diez años ofreciendo una rentabilidad de un 3,30%, por el 2,10% que paga el bund alemán. Al otro lado del Atlántico, la rentabilidad del bono estadounidense de referencia es del 3,77%.

El cruce entre el euro y el dólar se sitúa en 0,9796 dólares por cada moneda única. La libra esterlina sube un 0,8% frente al billete verde y se cotiza en torno a los 1.1250 dólares ante las informaciones que apuntan a que el Gobierno británico dará marcha atrás en sus planes de eliminar el tipo máximo del impuesto sobre la renta.

Estrategias de Inversión