El Ibex 35 amplía las caídas en la última ‘hora bruja’ del año; solo la banca evita el castigo

El IBEX 35, que había amanecido con ligeros descensos, cae ya a media sesión un 1,14% hasta los 8.125 puntos. El selectivo se encamina a una nueva semana con saldo negativo, después de que el castigo de ayer dejase el acumulado de los primeros cuatro días con un retroceso acumulado de un 0,85%.

El mayor castigo en la sesión de este viernes es para Cellnex, que se deja un 4,69% y suma ya tres sesiones consecutivas a la baja. También Melia Hotels e Inmobiliaria Colonial registran caídas superiores al 4%.

En el lado de los avances, vuelve a destacarse la banca mediana ante las expectativas de más subidas de tipos, con Caixabank anotándose una revalorización a media sesión de un 4,66%, por el 3,25% que avanza Banco Sabadell y el 2,65% de Bankinter.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, los expertos de JP Morgan han decidido rebajar la recomendación de Enagas, que pasa de ‘neutral’ a ‘infraponderar’. El movimiento viene de la mano de un recorte en el precio objetivo, de 18,2 a 16 euros, por debajo del cierre de ayer jueves (17,02 euros).

Los inversores deberán estar atentos también a la cotización de ACS, que ayer comunicó al cierre de los mercados que su consejo de administración ha acordado delegar con carácter indistinto en la comisión ejecutiva, en el presidente del consejo de administración y en el consejero secretario de la compañía para proceder a la segunda ejecución del dividendo flexible de 0,45 euros por acción.

La constructora ya aprobó un pago por la misma cantidad en el mismo mes de 2021, a cuenta de los resultados de dicho año, que conllevaba la ejecución de una ampliación de capital liberada y una reducción simultánea en la misma cuantía en que se haya aumentado. Más recientemente, en junio de este año, ACS ha acordado el reparto de un dividendo flexible de 1,48 euros, que se hizo efectivo el 18 de julio.

Entre otros protagonistas de la jornada, Iberdrola salta a los titulares después de que El Economista haya publicado que la compañía pujará por más de 18 GW de eólica marina en el mundo.

Además, El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha condenado a la Generalitat a abonar a Aigües Ter Llobregat (ATLL), filial de Acciona, la cantidad de 304,4 millones de euros en concepto de indemnización por la terminación del contrato de concesión. No obstante, la constructora no recibirá esa cantidad, sino que será el fondo estadounidense Fortress, al que la empresa cedió en 2019 los derechos de cobro derivados de esta reclamación.

En el Mercado Continuo, los inversores deben tener en cuenta que Clinica Baviera reparte dividendo a cuenta de 2022 de 0,50 euros brutos por acción.

La agenda macroeconómica de este viernes está protagonizada por el dato del IPC de noviembre de la eurozona, que se moderó al 10,1% en noviembre, su primera corrección en 17 meses. También se ha conocido el índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) compuesto de S&P Global para la eurozona. Considerado una buena guía de la salud económica del bloque, subió a 48,8 en diciembre. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que la cifra provisional se situara en 48,0 en diciembre. El dato provisional de noviembre había mostrado un nivel de 47,8. Sin embargo, cualquier lectura por debajo de 50 implica una corrección.

Mientras, continúa la resaca por las reuniones de los bancos centrales. Si bien han moderado las subidas de tipos frente a citas anteriores, al mismo tiempo han echado un jarro de agua fría sobre las esperanzas de los mercados de que el final del endurecimiento de la política monetaria esté próximo.

El BCE subió los tipos en 50 puntos básicos y avisó de que tendrán que subir “significativamente” más durante el próximo 2023. De hecho, la propia presienta Christine Lagarde añadió durante su comparecencia ante la prensa de que es “obvio” que deben esperarse nuevas subidas de tipos de 50 puntos básicos durante un tiempo. El máximo responsable de la política monetaria europea también comenzará a reducir su balance a partir de marzo, y ha recortado sus previsiones de crecimiento, pronosticando que la economía del Viejo Continente caerá en recesión. Las previsiones de inflación se elevan para 2023.

“Unos mercados que habían venido comportándose de forma muy complaciente con la evolución de las expectativas de inflación y con la actitud de los bancos centrales para frenarla, se dieron un “baño de realidad” al comprobar que todos los principales bancos centrales occidentales barajan el mismo escenario: inflación alta y duradera, crecimiento económico débil con posible entrada en recesión de algunas economías y tipos de interés al alza, que permanecerán a niveles elevados durante bastante tiempo”, señala Juan J. Fdez-Figares, director del Departamento de Análisis de Link Securities.

“Hoy los inversores afrontan una sesión compleja”, avisa este experto, en la que tendrá lugar el vencimiento trimestral de los contratos de opciones y futuros sobre acciones e índices, lo que se conoce como cuádruple hora bruja. “Normalmente este hito distorsiona el comportamiento de los mercados de contado, elevando la volatilidad en los mismos, lo que hace muy complicado sacar conclusiones sobre su estado real”.

En el resto de plazas europeas, tras el signo mixto de la apertura también se van agriando los ánimos según avanza la sesión. Hoy el FTSE 100 cae un 1,27% y el CAC 40 recorta un 1,29%. Mientras, el DAX alemán cae un 0,81% y el EURO STOXX 50 cotiza a media sesión con una caída del 1,03% hasta los 3.795 puntos.

Las bolsas asiáticas caían por segundo día consecutivo y se encaminaban a su peor semana en dos meses, después de que varios bancos centrales subieran los tipos de interés y advirtieran de que habrá más subidas el año que viene. El Nikkei 225 de Tokio bajó un 1,87% hasta los 27.527 puntos.

En los mercados de renta fija, la prima de riesgo española sigue por encima de los 100 puntos después de que ayer las rentabilidades de los bonos registrasen fuertes subidas ante el mensaje del BCE. El bono español de deuda a diez años ofrece a media sesión de hoy una rentabilidad de un 3,29%, por el 2,18% que paga su homólogo alemán al mismo plazo, dejando el diferencial en 110,90 puntos.

Al otro lado del Atlántico, la rentabilidad del bono de referencia estadounidense se encuentra en el 3,50%.

En las divisas, el euro sube un 0,06% frente al dólar hasta establecer un tipo de cambio de 1,0635 dólares por cada moneda comunitaria, después de que ayer brevemente llegase a escalar hasta los 1,0737 dólares, su nivel más alto desde principios de junio.

El petróleo bajaba este viernes mientras el mercado evaluaba las consecuencias de las subidas de los tipos de interés de los bancos centrales, si bien se dirigía a registrar sus mayores avances semanales en 10 semanas, con la preocupación por la interrupción del suministro y las esperanzas de recuperación de la demanda de China.

Los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa bajan un 2,88% hasta los 79,45 dólares por barril, mientras que el West Texas se paga a 74,50 dólares, con un descenso de un 2,8%.

Estrategias de Inversión