Bolsa

En la jornada de este lunes, el IBEX 35 ha llegado a perder los 7.500 puntos. A los frentes ya abiertos, como la inflación disparada y los temores a la recesión, se suma hoy la victoria de la ultraderecha en Italia. Las caídas también se habían impuesto en Europa, pero a primera hora de la tarde intentan darse la vuelta y algunas plazas del Viejo Continente cotizan ya en positivo.

Desde IG, los expertos barajan dos escenarios para la sesión de hoy: 

– Escenario 1: un cierre de vela en 30 minutos por debajo de 7480,5 incrementaría las probabilidades de una caída con objetivo 7359,8 puntos.

– Escenario 2: un cierre de vela en 30 minutos por encima de 7649,2 ampliaría las probabilidades de una subida con objetivo 7705,5 puntos.

En escala semanal, para tener perspectiva de lo que está pasando recientemente en el IBEX 35, vemos que la pasada semana (del 19 al 23 de septiembre, a nivel técnico, «fue un mazazo bastante contundente para los toros, para las compras», explica José Antonio González, analista técnico. 

La vela semanal perdió más de un 5% semanal hasta los 7.583 puntos y perforando niveles clave de soporte, como los mínimos de julio, en los 7.764 puntos. También ha roto una directriz creciente que partía de los mínimos de marzo de 2020, como vemos en el gráfico: 

Ibex 35Ibex 35

Unos mínimos que el IBEX 35 sitúo al declararse el estado de alarma en nuestro país en los 6.107,20 puntos, a cierre de 16 de marzo de 2020. Apenas unos días antes, el 6 de marzo, el Ibex 35 estaba todavía por encima de los 8.000 puntos. En concreto, en los 8.375,60, por lo que perdió más de 2.000 enteros en seis sesiones, atenazado por la pandemia. 

En el momento actual, la perforación de estos soportes que acaba de perder la semana pasada el Ibex 35 nos obliga a actualizar objetivos y el siguiente lo tiene en los 7.287 puntos. 

¿Podría volver a los mínimos de 2020?

Desde el punto de vista técnico, el IBEX 35 sigue perdiendo soportes y ya no tiene ningún freno por delante hasta los mínimos anuales, según el análisis técnico de su gráfico. Esos mínimos anuales se sitúan en los 7.287 puntos. Desde ahí, si sigue bajando, solo tiene un freno más antes de volver a los mínimos del Covid, y está en los 6.329 puntos. 

Esos 7.287 puntos son un nivel clave, porque son los mínimos de este año, registrados en marzo, tras la invasión rusa de Ucrania. Desde entonces, los peores temores se siguen cumpliendo, ya que el conflicto se alarga, provocando una crisis energética a nivel europeo que está lanzando los precios de la energía y, con ello, la inflación. 

Mientras las regiones separatistas del este de Ucrania votan hoy sobre su posible anexión a Rusia, tras las amenazas nucleares de Moscú, la renta variable mundial continúa su caída libre tras las últimas fuertes subidas de tipos de interés de varios países, que aumentan el temor a una recesión mundial.

«Bajo el contexto actual, nuestra visión de mercado continúa siendo prudente en un entorno de elevada incertidumbre y un entorno macroeconómico cada vez más débil», señalan los analistas de Renta 4. «Continuamos en un escenario de inflación elevada sin que se vea el pico en los próximos meses, especialmente en Europa, donde los riesgos adicionales derivados de la crisis del gas hacen complicado encontrar un techo». Si hoy cierra en rojo, el IBEX 35 encadenará cinco sesiones consecutivas de caídas. 

Desde el punto de vista macroeconómico, los últimos datos que llegan de Europa tampoco invitan al optimismo. En Alemania, el índice de clima empresarial Ifo ha caído hasta 84,3 en septiembre, su nivel más bajo desde mayo de 2020. Las expectativas de precios aumentaron y las expectativas comerciales minoristas alcanzaron un mínimo histórico. La economía alemana se enfrenta a la recesión y casi todos los sectores están en números rojos, según declaró el lunes a Reuters el jefe de encuestas del Ifo, Klaus Wohlrabe.

El pasado viernes se conocían los datos de PMIs en Europa, que resultaron más débiles de lo esperado. “Estos indicadores confirman que la actividad privada en todos estos países ha continuado desacelerándose en septiembre”, señalan en Link Securities.

La inflación, problema sin resolver

Los precios disparados, con un IPC del 9,1% en agosto para la zona euro, siguen amenazando al mercado. La inflación de la zona del euro es cada vez más amplia, mientras que el crecimiento se debilita, en un momento en que el bloque se está encontrando con dificultades ante las consecuencias de la guerra de Rusia en Ucrania, ha alertado este lunes el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.

«Estamos viendo que en el tercer y cuarto trimestre está habiendo una desaceleración importante y nos podemos encontrar con crecimientos próximos a cero», dijo de Guindos en una conferencia. Se espera que la inflación se haya acelerado hasta el 9,6% este mes, un récord para el bloque monetario de 19 países, mientras que se espera que el crecimiento de la inflación subyacente, que elimina los precios volátiles de los alimentos y los combustibles, también se haya acelerado.

Estrategias de Inversión