Los índices de renta variable occidental cerraron la sesión de ayer a la baja, influidos negativamente por la rebaja de la calificación (rating) a largo plazo de EEUU por parte de la agencia Fitch. Las caídas fueron generalizadas en Europa todos los índices y sectores finalizaron la sesión en territorio negativo (DAX: -1,36%; CAC40: -1,26%; FTSE 100: -1,36%; FTSEMib: -1,30%). La mayor caída fue registrada por el índice selectivo IBEX 35 (-1,83%) debido a la fuerte caída experimentada tanto por Telefonica (-7,03%) como por su filial germana Telefónica Dutschland (-17,87%), por la pérdida de un aliado histórico de red móvil como 1&1, que alcanzó un acuerdo de roaming a largo plazo en Alemania con Vodafone.

Hoy el foco de los inversores está puesto en Reino Unido, donde se espera que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés hasta el 5,25%, desde el 5% de junio, su nivel más alto en 15 años, aunque existe el riesgo de que se repita la subida sorpresa de medio punto de junio, ya que la inflación sigue siendo la más alta de las principales economías del mundo.

De momento, las bolsas europeas despiertan en número rojos. El DAX recorta un 0,72% en los 15.904, el IBEX 35 baja un 0,27% hasta los 9.303, el FTSE 100 de Londres resta un 0,71% hasta los 7.508,27 puntos, el CAC 40 desciende un 1,26% hasta los 7.312,84 puntos y el FTSE MIB italiano pierde un 0,60% en los 28.801. Por  su parte, el EURO STOXX 50 cae un 0,62% hasta los 4.309,55 puntos.

Entre los valores que más caen dentro del Euro Stoxx, las empresas alemanas Infineon Technol (-9,32%) y BMW (-2,10%). En el lado contrario, sólo cinco valores cotizan al alza: las mayores subidas son para Anheuser Busch Inbev (3,58%) y Adidas (1,20%).

Las caídas del fabricante alemán de chips Infineon llegan tras presentar unos resultados con unos ingresos en el tercer trimestre de 4.090 millones de euros (4.470 millones de dólares), ligeramente por encima de las expectativas de 4.050 millones de euros según una media de analistas proporcionada por la empresa. «Las tendencias del mercado de semiconductores siguen presentando un panorama dispar con luces y sombras», declaró el consejero delegado Jochen Hanebeck, con una demanda alta en electromovilidad y energías renovables pero baja en productos de consumo como PC y teléfonos móviles. El resultado trimestral ajustado, o «por segmentos», de Infineon descendió un 10% respecto al trimestre anterior, hasta 1.067 millones de euros, mientras que su margen fue ligeramente inferior al esperado, del 26,1%. La empresa confirmó sus previsiones para el ejercicio de unos ingresos de unos 16.200 millones de euros, con inversiones por valor de unos 3.000 millones de euros.

En el apartado empresarial, Lufthansa prevé una elevada demanda en el segundo semestre tras el aumento de los beneficios en el segundo trimestre.

SocGen supera las estimaciones del segundo trimestre gracias al control de costes y a su unidad de arrendamiento de automóviles.

AXA compra a AIG la aseguradora de salud irlandesa Laya por 650 millones de euros. Además,; AXA aumenta un 5% su beneficio recurrente en el primer semestre gracias a su unidad de seguros de daños.

UBS Group despedirá a empleados del banco de inversión Credit Suisse esta semana en Nueva York.

Gamesa negocia la venta a ABB de su filial de generadores, según el diario Cinco Días. Además, se conoce que los problemas con turbinas de Siemens Gamesa costarán menos de 2.000 millones de euros.

Otros mercados

Las bolsas asiáticas bajaban después de que Fitch rebajara la calificación de la deuda soberana estadounidense, lo que provocó una recogida de beneficios. El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico, que no incluye Japón, bajaba un 0,2%, tras una fuerte caída del 2,3% un día antes. Esto contrasta con la subida mensual del 5,4% registrada en julio. El Nikkei japonés caía un 1,3%, con lo que sus pérdidas en lo que va de agosto ascienden al 2,7%, borrando parte de la subida del 7,5% registrada un mes antes. Los valores chinos de primer orden CSI 300 subían un 0,5%, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong avanzaba un 0,2%, después de que una encuesta en el sector privado mostrara que la actividad de los servicios chinos se expandió a un ritmo más rápido en julio, una buena noticia inusual para la vacilante economía que contrasta con el descenso de las encuestas oficiales.

La actividad de los servicios de China se expandió a un ritmo ligeramente más rápido en julio, apoyada por un aumento de los negocios en la temporada de viajes de verano, mostró el jueves una encuesta empresarial del sector privado, compensando en parte el lastre del débil sector manufacturero.

Por otro lado, la rentabilidad de la deuda pública japonesa a 10 años alcanzó el jueves un nuevo máximo de nueve años, antes de retroceder después de que el Banco de Japón interviniera de nuevo para frenar la velocidad de la subida. El banco central ofreció comprar 300.000 millones de yenes (2.090 millones de dólares) de bonos con vencimiento entre 5 y 10 años y 100.000 millones de yenes de papel con vencimiento entre 3 y 5 años a las 0400 GMT, después de que la rentabilidad a 10 años subiera al 0,655% por primera vez desde abril de 2014. El Banco de Japón también había llevado a cabo una compra no programada de 300.000 millones de yenes de bonos con vencimiento a 5-10 años el lunes, cuando el rendimiento subió al 0,605% por primera vez desde junio de 2014. El rendimiento de referencia subía 1 punto básico (pb) al 0,635%

Wall Street cerró a la baja el miércoles, con un descenso del S&P 500 y del Nasdaq por segundo día consecutivo, en una sesión en la que los inversores tomaron beneficios tras cinco meses de ganancias, después de que la agencia de calificación Fitch rebajara la nota crediticia del Gobierno estadounidense. El DOW JONES Ind Average perdió un 0,98%, a 35.282,89 unidades; el índice S&P 500 cayó un 1,38%, a 4.513,45 unidades; y el NASDAQ 100 restó un 2,17%, a 13.973,45 unidades. Este jueves los futuros americanos cotizan con restas de entre el 0,05 y el 0,20%.

Los precios de los Futuros del petróleo registraban pocos cambios tras dos días de descensos, incluida una fuerte caída el miércoles, ya que la rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos pesó sobre la confianza, aunque la preocupación por la escasez de suministro proporcionó cierto apoyo. En concreto, los futuros del crudo Brent cotizaban a 83,08 dólares el barril, con una bajada de un 0,1%, mientras que el crudo West Texas Intermediate estadounidense cotizaba a 79,36 dólares el barril, con una bajada del 0,1%.

En el mercado de divisas, el euro caía un 0,09% hasta 1,0928 dólares, mientras que el índice del dólar estadounidense alcanzaba un máximo de cuatro semanas de 102,82, ampliando la subida del 0,5% de la sesión anterior. (Cotización Euro Dólar)

La agenda de hoy tiene numerosas citas de gran relevancia. En lo que respecta a los bancos centrales, este jueves será el turno de la reunión del Consejo de Gobierno del Banco de Inglaterra (BoE) para adoptar una decisión de política monetaria (a las 13:00h). El mercado ha descontado ya que el BoE elevará sus tipos de interés en 25 puntos básicos, siguiendo la estela de la Fed y del Banco Central Europeo. No obstante, la elevada inflación y un mercado laboral que no termina de mejorar alimentaron los rumores de que la subida de tipos fuera superior. Adicionalmente, los inversores contarán con la publicación de los índices de actividad del sector servicios, los PMI servicios correspondientes al mes de julio en la Eurozona y en sus principales economías, en el Reino Unido y el PMI de servicios y el ISM de servicios del mismo mes por la tarde en EEUU. Adicionalmente habrá otras referencias de calado, como el índice de precios a la producción (IPP) de la Eurozona del mes de junio y se publicará la balanza comercial de junio en Alemania. Por la tarde las peticiones semanales de desempleo, que aportarán una mayor claridad al estado por el que atraviesa el mercado laboral de EEUU.

Estrategias de Inversión