El Dow y el S&P 500 intentan recuperar el pulso tras su peor mes desde marzo de 2020

Los futuros del DOW JONES Ind Average suben un 0,35% hasta los 28.902 puntos, mientras que los del S&P 500 se anotan un 0,14%, en 3.605 puntos. Los futuros del NASDAQ 100 bajan un 0,28% hasta 11.005 puntos.

El viernes culminó un mes y un trimestre negativos para todos los índices neoyorquinos, con el Dow cayendo 500,10 puntos, o un 1,71%, para cerrar por debajo de los 29.000 por primera vez desde noviembre de 2020.

En el trimestre, el Dow cayó un 6,66% para anotar una racha de tres trimestres de pérdidas por primera vez desde el tercer trimestre de 2015. El S&P y el Nasdaq Composite cayeron un 5,28% y un 4,11%, respectivamente, para terminar su tercer trimestre negativo consecutivo por primera vez desde 2009.

El Dow cedió un 8,8% en septiembre, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq Composite perdieron un 9,3% y un 10,5%, respectivamente. En el caso del Dow Jones y el S&P 500, no se registraba un mes tan negativo desde marzo de 2020, con el inicio de la pandemia de Covid-19.

Y de cara al cuarto trimestre, la elevada inflación y la intención de la Reserva Federal de frenar la subida de los precios sin tener en cuenta lo que significa para la economía probablemente seguirán pesando en los mercados, avisa Keith Lerner de Truist. Sin embargo, las condiciones de sobreventa también hacen que el mercado sea vulnerable a un fuerte rebote a corto plazo tras las buenas noticias, apunta este experto. “Creo que podríamos estar preparados para algún tipo de indulto, pero la tendencia subyacente en este momento sigue siendo una tendencia a la baja y las aguas se agitan para continuar”, según Lerner.

“La Reserva Federal está intentando activamente endurecer las condiciones financieras y la debilidad de los mercados de valores es una forma de conseguirlo”, abunda Colin Asher, economista senior de Mizuho Bank. “Dado que la inflación es tan alta, los bancos centrales serán cautelosos a la hora de declarar la victoria todavía”.

En el plano macroeconómico, este lunes se publicarán los datos del PMI de Markit y del ISM manufacturero, así como el gasto en construcción. No obstante, la gran referencia de la semana no llegará hasta el viernes, día en el que se publicarán las cifras de empleo y la tasa de paro de septiembre.

En cuanto a los protagonistas del mercado, las acciones de Nike apuntan a otra jornada bajista después de que el pasado viernes se desplomaran un 12,8%. El gigante de las zapatillas de deporte había avisado de que su inventario era excesivo, un 44% más en su último trimestre. Como resultado, ofrecerá más descuentos para eliminar el exceso de mercancía. Otros minoristas también se vieron arrastrados a la baja, con Lululemon Athletica y Under Armour perdiendo casi un 6% y casi un 5% respectivamente.

Tampoco Carnival Cruise parece levantar cabeza tras desplomarse un 23,3% después de que la empresa previera pérdidas para el cuarto trimestre, afirmando que los altos precios del combustible y la inflación retrasarán su retorno a la rentabilidad.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, los expertos de Goldman Sachs han mejorado el consejo de las acciones de Wells Fargo, citando una historia de crecimiento de los beneficios infravalorada.

Los precios del petróleo arrancan octubre con un fuerte rebote ante las expectativas de que la OPEP+ recorte la producción en su reunión de esta semana (5 octubre). Los analistas de ANZ ven una “posibilidad significativa de un recorte” de hasta 1 millón de barriles diarios, según señalan en una nota. Es probable que esa medida se tome “para contrarrestar la excesiva tendencia bajista del mercado”. ANZ añade que cualquier recorte de la producción por debajo de 500.000 barriles diarios, sin embargo, sería “ignorado por el mercado”.

El barril de West Texas sube un 3,89% hasta los 82,84 dólares, mientras que los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa se anotan un 3,56% hasta los 88,61 dólares.

En los mercados de renta fija, la rentabilidad del bono estadounidense de deuda a diez años baja este lunes dos puntos básicos hasta situarse en el 3,778%, mientras que el bono a dos años paga un 4,192%, también un retroceso de dos puntos.

En las divisas, el dólar sube frente al euro hasta un cruce de 0,9782 dólares por cada moneda única, mientras que la libra recupera posiciones frente al billete verde tras haber dado el Gobierno británico marcha atrás a su intención de bajar impuestos a las rentas más altas.

Estrategias de Inversión