El Dax empieza con muy buen pie el mes de noviembre en busca del rally de Navidad

Pues poco ha cambiado desde la semana que viene en cuanto al contexto, más allá de que el índice está ahora mucho más cerca de dichos máximos del rango que se sitúan en los 16.010 puntos.

Ahora lo siguiente que nos quedaría sería ver si es capaz definitivamente de romper al alza, de ser así, se podría activar un objetivo por ruptura de rango hasta los 17.200, este parece que puede ser el escenario más probable, pero antes es importante ver cierres diarios por encima de los 16.010 que nos dé dicha confirmación.

A nivel sectorial dentro del mercado alemán, los más fuertes por orden son: tecnología, ‘utilities’, químicos, farmacéutico y cuidados de salud, industriales, seguros y media.

En cuanto a la fortaleza de las acciones dentro del DAX, ahora destaca: Merck, Infineon Technologies, Linde, Daimler, Siemens Healthineers, Symrise, SAP, Brenntag y Siemens AG.

¿Qué nos dice el posicionamiento de los clientes de IG?

Los datos de los traders minoristas muestran que el 30,90% de los operadores son netos largos, con una proporción de comerciantes cortos frente a largos de 2,24 a 1. 

El número de comerciantes netos largos es un 19,12% más bajo que ayer y un 18,81% más bajo que la semana pasada, mientras que el número de operadores en corto neto es un 8,85% más alto que ayer y un 13,08% más alto que la semana pasada.

Por lo general, adoptamos una visión contraria al sentimiento de la multitud, y el hecho de que los operadores estén en corto neto sugiere que los precios del DAX pueden seguir subiendo.

Los operadores están más cortos en términos netos que ayer y la semana pasada, y la combinación del sentimiento actual y los cambios recientes nos da un sesgo comercial contrario alcista del DAX más fuerte.

¿Cómo operar en el DAX?

Con los Turbo24 podemos adaptar el apalancamiento de nuestra operativa y estar cubiertos ante huecos de mercado. Además, los Turbo24 no tienen comisiones y se trata de un producto cotizado en un mercado 24 horas, teniendo la ventaja de que, si hay aumentos de volatilidad cuando el mercado está cerrado que activen nuestro knockout, la operación no se cierra. Esto implica que, si al abrir el mercado de contado este lo hace en favor de nuestra dirección seguiremos estando dentro y podríamos seguir obteniendo beneficios. Si, por el contrario, cuando abre el mercado lo hace a un precio igual o superior a nuestro precio de knockout, la pérdida máxima la tenemos garantizada a esa cantidad inicialmente depositada, por lo que estaríamos cubiertos ante huecos de mercado.