Los bonos corporativos con grado de inversión ofrecieron resultados positivos a los inversores durante 2023, aunque el 85% del repunte se produjo en los dos últimos meses del año. Esto coincidió con un cambio en la narrativa del mercado, sobre todo en EE.UU., ya que las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) bajara los tipos en 2024 impulsaron el mayor repunte de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años desde la crisis financiera mundial de 2008. La mayor parte del ajuste de los diferenciales para los bonos con grado de inversión en 2023 se produjo durante este periodo.

Como resultado del repunte, los diferenciales de crédito mundiales están ahora ligeramente por debajo de sus medias históricas. Sin embargo, existe cierta variación regional, ya que los títulos de Europa y Asia pueden ofrecer valoraciones más atractivas, por lo que es crucial adoptar un enfoque global para encontrar oportunidades.

A comienzos de 2024, el crédito con grado de inversión sigue siendo atractivo, y los rendimientos acaban de volver a los niveles de principios del año pasado. Los fundamentales siguen mostrando una buena salud de las empresas con grado de inversión, con una cobertura de intereses aún elevada y un bajo riesgo de refinanciación. A pesar del fuerte repunte del cuarto trimestre de 2023, los rendimientos siguen siendo elevados en comparación con los niveles de gran parte de la década pasada, y aunque los diferenciales son más estrechos, la dispersión tanto a nivel regional como sectorial y de emisor sigue ofreciendo oportunidades idiosincrásicas a los inversores activos. Sin embargo, la ventana de oportunidades puede ser limitada, ya que los niveles de renta disponibles están a punto de caer a medida que las expectativas del mercado en torno a una relajación de la política cobran impulso.

Es probable que la reducción de los ingresos se experimente más rápidamente en el efectivo y en los instrumentos similares al efectivo.

El análisis de anteriores ciclos de tipos muestra que los rendimientos de estos instrumentos tienden a decaer muy rápidamente tras la última subida de los tipos de interés. Esto es así porque los bancos centrales suelen intervenir con bajadas de tipos para amortiguar cualquier desaceleración de la economía que pueda resultar del endurecimiento de las políticas. En consecuencia, los inversores en instrumentos similares al efectivo han visto disminuir rápidamente los rendimientos en esta fase del ciclo.

Por otra parte, para los inversores en renta fija, las características inherentes del activo -en particular, los bonos con un cupón a tipo fijo con un plazo de vencimiento más largo- implican que el actual nivel relativamente alto de ingresos puede mantenerse durante más tiempo. Además, a medida que caen los rendimientos, los bonos también pueden beneficiarse de ganancias de precio debido a su sensibilidad a las variaciones de los tipos de interés. Ambos factores podrían ayudar a compensar la volatilidad de los precios. Al ofrecer una combinación de duración e ingresos de alta calidad, los bonos corporativos con grado de inversión están en una buena posición para aprovechar esta oportunidad.

Nuevo canal de WhatsApp para profesionales de la inversión.

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp Asset Managers, dirigido a profesionales de la inversión, banqueros privados, selectores y distribuidores de fondos, y profesionales del sector financiero.

Siguenos fácilmente desde tu móvil en nuestro nuevo canal de comunicación Apuntate Aquí.   

Estrategias de Inversión