El coste por hora trabajada aumentó un 5,4% en el tercer trimestre

El coste por hora trabajada registró un aumento del 5,4% en el tercer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2022, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta tasa representa una disminución de 1,1 puntos en comparación con el trimestre anterior, cuando se alcanzó el mayor repunte desde el segundo trimestre de 2020 en plena pandemia.

Desglosando los componentes del coste laboral, se observa que el coste salarial experimentó un incremento del 4,6% en el tercer trimestre de 2023 en relación al mismo trimestre del año anterior. Por otro lado, los otros costes registraron un aumento del 7,8%. Al analizar el coste laboral excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, se observa un crecimiento del 5,7% interanual en el tercer trimestre de 2023.

Al eliminar los efectos estacionales y de calendario, el coste laboral por hora trabajada avanzó un 5,7% en el tercer trimestre de 2023 en comparación con el mismo período de 2022. Esta tasa supera en una décima la del trimestre anterior y es la más alta desde el segundo trimestre de 2020 durante la pandemia. Con este repunte, se encadenan nueve trimestres de tasas positivas en la serie corregida.

En cuanto a la tasa trimestral, es decir, la comparación entre el tercer trimestre y el segundo trimestre, el coste laboral por hora trabajada aumentó un 0,9% en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario. Esto representa una disminución de seis décimas en comparación con el trimestre anterior. Se acumulan nueve trimestres consecutivos de alzas trimestrales.

Si no se tiene en cuenta el ajuste estacional y de calendario, se observa un aumento del 3,1% en el coste laboral entre julio y septiembre. Este incremento se debe principalmente al menor número de horas trabajadas durante el periodo vacacional en comparación con el trimestre anterior.

En resumen, el coste por hora trabajada registra un aumento del 5,4% en el tercer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2022. Aunque el crecimiento del coste laboral ha sido constante en los últimos nueve trimestres, se observa una disminución de 1.1 puntos respecto al trimestre anterior. Sin embargo, al eliminar los efectos estacionales y de calendario, la tasa se mantiene en 5.7%, la más alta desde el segundo trimestre de 2020 en plena pandemia.

Estrategias de Inversión