¿Qué aporta la gestión alternativa en este contexto de mercado? ¿Creen que es importante siempre contar con fondos descorrelacionados en cualquier entorno?

Por gestión alternativa entendemos aquellas estrategias que intentan obtener una rentabilidad positiva en cualquier entorno de mercado. Se trata de estrategias mucho más flexibles, no siguen un índice de referencia al uso, como ocurre en la gestión tradicional, pueden tomar posiciones largas y cortas y, además, suelen utilizar derivados. 
Estas estrategias son buenas en este entorno de mercado y cualquier otro porque nos aportan una diversificación en las carteras y también una descorrelación, además de reducir la volatilidad y de minimizar caídas. Normalmente esto es lo que se busca con este tipo de gestión. Uno de los principales objetivos es la descorrelación. Dentro de la gestión alternativa existen muchas estrategias y hay que tener en cuenta, según en qué entorno de mercado, que unas funcionan mejor que otras, aunque siempre busquemos esa rentabilidad en entornos alcistas y bajistas. 
Desde Cadriam, queremos presentar uno de nuestros fondos de gestión alternativa: Candriam Index Arbitrage. Es un fondo enmarcado en la categoría evento driven, es decir, estrategia basada en eventos que ocurren en mercado y que, además, es neutral a mercado. Busca esa descorrelación de la que hablamos. Es un fondo que lleva gestionándose más de 17 años y se ha convertido en nuestro buque insignia. 

El fondo Candriam Index Arbitrage une la inversión en deuda a corto plazo con estrategias de arbitraje de índices de países desarrollados. ¿Por qué creen que es interesante esta unión?

Estamos hablando de un fondo con un perfil rentabilidad-riesgo bajo, muy conservador. Esto se debe gracias a la combinación de las dos partes dentro de la cartera. Por un lado, la parte monetaria ocupa aproximadamente entre un 70 y 75 % de la cartera y se invierte en instrumentos de mercado monetario de muy bajo riesgo, como los repos o el papel comercial con un vencimiento menor a tres meses. Siempre buscamos que el rating mínimo de los bancos con los que lo hacemos tenga una calificación por parte del Standard & Poor’s de al menos A1. Esto dota al vehículo de estabilidad y liquidez para aquellos momentos de subidas o bajadas de patrimonios muy fuertes dentro del fondo, para que siempre podamos contar con ese colchón.
La segunda parte de la cartera se dedica única y exclusivamente a la estrategia y ocupa entre un 20 y un 25 %. La estrategia se encarga de buscar la rentabilidad mientras que la parte monetaria hace de colchón. Esta estrategia es el arbitraje de índices y lo que hace es intentar posicionarnos y aprovechar las ineficiencias que se producen cuando hay entradas o salidas en los índices de renta variable a nivel global. Creemos que esta combinación es perfecta para dotar al fondo de ese perfil de bajo riesgo que queremos conseguir.

Para aquellos inversores que no sepan que son las estrategias market neutral de arbitraje de índices, ¿podría comentar brevemente cómo genera valor este tipo de operativa?

Análisis en profundidad de las principales del Ibex

Análisis en profundidad las principales empresas de la bolsa Española. Comenzamos con Siemens-Gamesa, Inditex, Santander, BBVA, Repsol, Sabadell y Telefónica. Cada semana incorporaremos nuevas empresas ¡No te lo pierdas!

Una estrategia market neutral busca obtener una descorrelación frente a los mercados de una manera más amplificada que en la gestión alternativa. Estar neutral a mercado significa que no estamos tomando exposición al mismo. Las apuestas que se hacen en el fondo siempre están cubiertas, el fondo siempre se va a mover en una exposición entre menos 1 y 1, es prácticamente nula, con lo cual conseguimos esa descorrelación tan importante. 

Lo que hace el equipo de gestión del fondo de Candriam Index Arbitrage es analizar las entradas y salidas que es producen en los índices de renta variable global de países desarrollados para obtener una primera parte donde se analizan los flujos que van a mover el precio de la acción a través de los volúmenes que se mueven en gestión pasiva. Una vez identificadas las acciones en las que se quiere tomar posición, se cubren con una acción similar, una cesta de acciones o un índice de referencia para conseguir esa neutralidad a mercado de la que hablamos. Esta estrategia consigue que el fondo, durante su histórico de más de 15 años, haya conseguido obtener siempre esa descorrelación tanto en los mercados de renta variable como de renta fija. 

Comentaba que la gestión alternativa también necesita que se den ciertas condiciones para que cada una de las estrategias funcione. ¿Podría decirnos qué necesita el fondo Candriam Index Arbitrage para generar rentabilidad?

La materia prima que necesita este fondo para poder funcionar son dos factores muy importantes. La primera es que existan rebalanceos en los índices a nivel global. Afortunadamente, esto ocurre de manera periódica ya que cada índice de referencia tiene una cierta periodicidad en la que los comités técnicos asesores deciden qué acciones van a entrar y salir. En el IBEX 35, por ejemplo, se da una vez al año, los MSCI se rebalancean de manera trimestral. Esto nos da aproximadamente 500 rebalanceos a lo largo del año en los que podemos tomar posiciones. También existen rebalanceos esporádicos; esto ocurre cuando hay algún evento corporativo en el mercado que hace que se tengan que producir de manera repentina los cambios en los índices.
El segundo factor es la gestión pasiva. Es sumamente importante para esta estrategia porque en la primera parte del análisis que realizamos vamos a ver cuál es el volumen de gestión pasiva que hay detrás de cada uno de estos índices. La gestión pasiva lo que pretende es replicar un índice de referencia por lo que, en el momento en el que se anuncia que va a ver cambios en los índices de referencia, tanto los ETFs como los fondos de gestión pasivas van a tomar posiciones y vender aquellas acciones que salgan y van a comprar aquellas que entren. Ese volumen de gestión pasiva, si es suficientemente grande, va a provocar una ineficiencia en el mercado, haciendo que esa acción, que entra o sale, suba o baje su precio en mayor o menor medida en función de esos flujos que conlleva la gestión pasiva y no tanto por los fundamentales de la compañía. Estos dos factores, sumados a los rebalanceos y al aumento de la importancia de la gestión pasiva en el mercado, son claves para que este fondo pueda funcionar. 

El fondo tiene un perfil muy conservador, ¿cuál es el horizonte temporal del fondo, el público objetivo al que se dirige y el objetivo de rentabilidad?

El fondo tiene un perfil rentabilidad riesgo bajo y muy conservador. Esto hace que el público objetivo de este fondo sea muy diverso; encajaría perfectamente en las carteras de profesionales y clientes institucionales y en las de retail. El objetivo del fondo es batir a Eonia en un horizonte temporal de tres años, con una volatilidad por debajo del 5 % según el folleto. Si miramos datos del fondo, desde que se lanzó en el 2003, comprobamos que ha ido batiendo consistentemente a Eonia, aproximadamente en 100 puntos básicos y con una volatilidad por debajo del 1,5 desde su lanzamiento. Estas características hacen que sea un fondo apto para todo tipo de públicos. Los motivos principales, además de la baja volatilidad, es que aporta una descorrelación gracias a esa estrategia market neutral. Este fondo, desde su lanzamiento en el año 2003, el 88 % de los meses ha tenido rentabilidades positivas. A día de hoy, el fondo, con datos a cierre de septiembre, lleva una rentabilidad en el año de un 2,30 y una volatilidad desde lanzamiento de 1,35. Esto da una muestra de que realmente es un fondo que cumple con la descorrelación.