El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido subir en 25 puntos los tres tipos de interés oficiales, según ha anunciado la institución, que ha avisado de que “las perspectivas de inflación “siguen siendo demasiado elevadas durante demasiado tiempo”. En consecuencia, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito aumentarán hasta el 3,75%, el 4,0% y el 3,25%, respectivamente, con efectos a partir del 10 de mayo de 2023.

La institución que preside Christine Lagarde comenzó a subir los tipos de interés en julio de 2022 y, desde entonces, los ha incrementado ya en siete ocasiones consecutivas, pasando del 0% al 3,75% actual.

Sigue en directo el análisis del discurso de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, por parte de Ramón Bermejo.

El Consejo del BCE destaca que en conjunto, “la información disponible respalda, en líneas generales, la valoración de las perspectivas de inflación a medio plazo” que realizó en su reunión anterior.” La inflación general ha descendido en los últimos meses, pero las presiones subyacentes sobre los precios siguen siendo fuertes.” Al mismo tiempo, “las anteriores subidas de tipos se están transmitiendo con fuerza a las condiciones financieras y monetarias de la zona del euro, mientras que los retardos y la intensidad de la transmisión a la economía real siguen siendo inciertos”.

[embedded content]

Las futuras decisiones del BCE garantizarán que los tipos de interés oficiales se sitúen en “niveles suficientemente restrictivos” para lograr un retorno oportuno de la inflación al objetivo a medio plazo del 2% y se mantengan en dichos niveles durante el tiempo que sea necesario. El Consejo de Gobierno seguirá aplicando “un enfoque dependiente de los datos para determinar el nivel y la duración adecuados de la restricción”. En particular, “las decisiones del Consejo de Gobierno relativas a los tipos de interés oficiales seguirán basándose en su valoración de las perspectivas de inflación a la luz de los datos económicos y financieros que se reciban, de la dinámica de la inflación subyacente y de la fortaleza de la transmisión de la política monetaria”.

Reducción del balance

Paralelamente, el BCE seguirá reduciendo la cartera del programa de compras de activos (APP) del Eurosistema a un ritmo moderado y predecible. En consonancia con estos principios, el Consejo de Gobierno tiene previsto interrumpir las reinversiones en el marco del APP a partir de julio del 2023.

En cuanto al PEPP, el programa de emergencia puesto en marcha en la pandemia, el Consejo de Gobierno tiene previsto reinvertir los pagos del principal de los valores que venzan adquiridos en el marco del programa hasta, al menos, finales de 2024. En cualquier caso, la futura renovación de la cartera del PEPP se gestionará de forma que no interfiera en la orientación adecuada de la política monetaria.

La institución promete que seguirá aplicando la flexibilidad en la reinversión de los reembolsos que vayan venciendo en la cartera del PEPP, con el fin de contrarrestar los riesgos para el mecanismo de transmisión de la política monetaria.

Reacción de los mercados

La decisión del BCE apenas ha supuesto un cambio en los mercados. En la Bolsa, el IBEX 35 continúa teñido de rojo, con descensos de más de un 1% hasta situarse por debajo de los 9.000 puntos. El mayor castigo es para Aena, seguido de Unicaja banco. 

En los mercados de materias primas, los futuros del petróleo Brent suben un 0,40% en los 72,62 dólares, mientras que los del West Texas repunta un 0,17% en los 68,72. El euro cotiza frente al dólar con ligeras caídas del 0,10 en los 1,1048 billetes verdes

Estrategias de Inversión